Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 MARTES 15 11 2005 ABC Internacional Chirac admite que Francia vive una crisis de identidad y prorroga el toque de queda El presidente ofrece a los jóvenes de los barrios marginales un servicio civil voluntario remunerado b El jefe del Estado cree que los disturbios son la consecuencia del paro masivo las discriminaciones la plaga de incultura y la falta de atención de las familias JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Diez años y seis meses después de asumir la Presidencia de la República, Jacques Chirac justificó anoche la prórroga del toque de queda durante un trimestre que se anuncia interminable. En toda Francia, y convertido oficialmente en estado de urgencia está concebido para atajar definitivamente la profunda crisis de identidad nacional revelada por dos semanas de incendios y disturbios que, según el jefe del Estado, son consecuencia del paro masivo las discriminaciones la plaga de incultura y la falta de atención de las familias Lívido, con unas gafas de montura negra que hacían más dura su expresión, dirigiéndose a la nación en un tono solemne, pero inquieto, Chirac hizo un balance patético de la crisis, anunciando que recibirá próximamente a la patronal, a los sindicatos y a los dirigentes de las empresas de comunicación para invitarlos a que reflejen la diversidad actual de otro modo Los padres de familia fueron requeridos para retener a sus hijos más díscolos, si no quieren que el Estado los reprima a ellos. El presidente Chirac, durante el mensaje radiotelevisado que dirigió ayer a la nación, tras dieciocho noches de disturbios dos por sus servicios a la sociedad con el equivalente al salario mínimo (ronda los 1.100 euros) o con una ayuda del orden de los 500 euros al mes Más empleados del Estado. Apenas apagados los incendios, si es que realmente se apagan, como espera Interior, numerosos conflictos sociales ya tradicionales afloran de nuevo. En Marsella, los transportes públicos están en huelga desde hace más de un mes. Los sindicatos convocan nuevas manifestaciones. Los ferroviarios han llamado a una jornada de lucha nacional para el próximo día 21. Hace días, estaban en huelga los vendedores de billetes. Los ferroviarios denuncian un proyecto de desmantelamiento del sector público La crisis larvada de la red nacional de ferrocarriles sólo es un síntoma, entre otros, de la crisis generalizada del Estado empresario Los sindicatos del Ministerio de Finanzas han convocado protestas y pa- REUTERS Preludio del fin de los disturbios Cuando el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, cree que el descenso de los incendios y la destrucción nocturna pudiera preludiar el fin policial de la crisis, el jefe del Estado justificó la prórroga del toque de queda- -caso único, el de una gran potencia industrial tomando medidas de excepción para zanjar una ola de protestas- -en nombre del malestar profundo de la sociedad para mantener el orden de manera enérgica haciendo un diagnóstico social, cultural y político dramático, como si el asunto no fuese con él, presidente de la República desde 1995. La justicia y la Policía actuarán sin debilidad, con firmeza para restaurar el orden. A partir de ahí, el presidente anunció nuevos planes -muy semejantes a los utilizados desde hace treinta años- 8.600 millones de euros en subvenciones para el desarrollo de los suburbios. Y nuevas iniciativas de carácter más simbólico que práctico, como la creación de un servicio civil voluntario en el que podrán alistarse de aquí a 2007 unos 50.000 jóvenes de barrios marginales, que serán remunera- ros para el día 29. Quieren mayores salarios y se ponen en huelga para proteger el servicio público, amenazado Se trata de una huelga de carácter corporativo, más gremial que política. Al mismo tiempo, todos los sindicatos nacionales están unidos en la defensa del sector público, hostigado por velados proyectos de liberalización Amenaza que forma parte de los fantasmas de todas las centrales sindicales, que han convocado una gran manifes- En libertad un policía encarcelado por golpear a un detenido ABC PARÍS. El Tribunal de Apelación de París ordenó ayer la puesta en libertad de un policía encarcelado la semana pasada, como sospechoso de haber golpeado junto con otros agentes a un joven detenido durante los disturbios en un barrio periférico de París. Los sindicatos de policías habían denunciado el encarcelamiento de su colega y pedido a la Justicia que se tuviera en cuenta el contexto. El joven golpeado, de 19 años y con antecedentes, fue arrestado de nuevo el sábado pasado, como sospechoso de haber apedreado a varios bomberos. El pasado día 10, el Ministerio de Interior anunció la suspensión de servicio y la apertura de un procedimiento disciplinario a ocho policías por violencias ilegales contra el joven, y puso el asunto en manos de la Justicia. Cinco de los agentes fueron procesados, inclui- dos los dos supuestos autores de los golpes, y la justicia dictó la detención preventiva del agente que queda ahora en libertad, pero bajo control judicial. El incidente de los golpes al detenido había sido filmado por la cadena de televisión France 2, que difundió las imágenes la semana pasada.