Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional MARTES 15 11 2005 ABC LA LEY MÁS TRAMPOSA P robablemente, la mayor distancia entre la letra y el espíritu de una ley y su cumplimiento es la que existe entre la ley de financiación de los partidos políticos y la realidad de esa financiación. Con el agravante de que ha sido elaborada por los propios partidos para controlarse a ellos mismos. Las estrictas limitaciones de cantidad y forma impuestas a todo tipo de donaciones por la ley de 1987 resultan ridículas cuando se leen a la luz de los 6 millones y medio de euros regalados por la Caixa al PSC en forma de perdón de deudas. Y todos sabemos que ni esos son los únicos euros donados por las entidades financieras ni el PSC un beneficiario EDURNE aislado. URIARTE Y no creo que la causa sea la amoralidad generalizada de los políticos. Ni siquiera el cinismo de aprobar una ley a sabiendas de que va a ser incumplida constantemente. El problema es que los políticos, aún conscientes de la imposibilidad de mantener los partidos con financiación pública y cuotas de afiliados, persisten en el ideal del limpio dinero estatal. En lo formal, al menos. Y restringen de tal forma la financiación privada que el contraste entre el ideal y las necesidades económicas reales no puede llevar más que a condonaciones escandalosas de deuda como la del PSC. Pero ni éstas ni otras evidencias van a provocar cambios sustanciales por el momento. Porque la reforma de la ley cuya tramitación inició el Congreso en septiembre incluso puede empeorar la existente. La ley de 1987 prohíbe las aportaciones de más de 60.000 euros al año de una misma persona física o jurídica, una cantidad irrisoria si tenemos en cuenta simplemente los gastos de un partido de ámbito regional como el PSC. Pero los partidos insisten en el absurdo porque la reforma planea reducir aún más las cantidades donadas por los particulares. Probablemente, prohibirá también las donaciones anónimas lo que será la única novedad razonable si tenemos en cuenta que el Tribunal de Cuentas no es capaz de controlarlas, precisamente por la opacidad de los donantes. Pero el resultado esencial es que todo volverá a remitirse a la ficción de la financiación pública y la de los afiliados. Es decir, o bien los partidos piensan seguir sobreviviendo a base de milagrosos regalos de banqueros generosos o bien pretenden recurrir a otros métodos nada confesables que ya han hecho tristemente famosos a algunos en el pasado. Porque no creo que vayan a tener la intención de reducir drásticamente sus gastos. Y lo que es difícil de entender es que persistan en la hipocresía sobre la financiación privada, en condenarla por sospechosa mientras la usan secreta e irregularmente. Sólo esa hipocresía explica que no sean capaces de apostar por una solución ética y políticamente aceptable que es la eliminación de los límites de las aportaciones privadas con la condición de su absoluta transparencia. El resultado será bastante menos inquietante que la historia de la Caixa y el PSC. Rajoy pide reprobar a Montilla por sus tratos con La Caixa y la opa a Endesa El presidente del PP reclama la destitución del ministro de Industria oposición se queja de no haber recibido más que desprecios del presidente del Gobierno, que sólo se acuerda de él cuando necesita sus votos CRISTINA DE LA HOZ MADRID. El ministro de Industria, José Montilla, está en el punto de mira de los populares hasta el extremo de que plantearán una moción en el Congreso para que el Parlamento le repruebe, iniciativa que carece, sin embargo, de efectos formales puesto que el nombramiento o la destitución de ministros corresponde en exclusiva al presidente del Gobierno. El origen de esta andanada contra quien también es el primer secretario del PSC y miembro destacado de la dirección socialista responde al papel que, como ministro, está jugando en el caso de la opa de Gas Natural sobre Endesa o los ataques a medios de comunicación como la Cope La revelación de que La Caixa (socia principal de Gas Natural) condonó al PSC parte de una deuda de doce millones de euros, encendió todas las luces de alarma en la sede popular si se tiene en cuenta que Montilla aparece como uno de los principales valedores de la opa contra Endesa y es el regulador del sector energético español según se ocupó de destacar ayer el líder del PP, Mariano Rajoy, que calificó de sorprendente el comportamiento del titular de Industria. b El jefe de la Zapatero saluda a Montilla en presencia de Moratinos Amenazas En cuanto responsable también de las telecomunicaciones y del espacio radioeléctrico, Rajoy- -que trató este asunto en maitines -recordó que Montilla ha amenazado a aquellas personas cuyas opiniones no coinciden con las suyas en referencia las alusiones críticas del ministro contra la Cope. Todo ello exige por higiene a juicio de los populares, que Zapatero obligue a dimitir o cese inmediatamente a su titular de Industria, que también ha tenido un papel destacado en el proceso de elaboración del Estatuto de Cataluña. Es precisamente en la crisis interna socialista donde los populares ubican las revelaciones respecto a los créditos de La Caixa. En todo caso, no es previsible que Zapatero prescinda de Montilla al que ayer recibió sonriente en un acto con el presidente de la República China, Hu Jintao. Interrogado por otro lado Rajoy sobre distintos sondeos de intención de voto que llegan a situar a su partido por encima de los socialistas, comentó muy gráficamente que estoy muy escaldado y prefirió fijarse en una tendencia a la baja de los socialistas motivada por el hecho de que la gente empieza a darse cuenta de que el Gobierno es una máquina de generar problemas y, además, es imposible llegar a acuerdos con los socialistas. Rajoy se quejó de que sólo ha reci- CHEMA BARROSO bido desprecios por parte de Zapatero y que sólo se acuerdan de él cuando está en proyecto una ley que requiere sus votos, informa Ep. Cuando no es necesario eso, es mejor acudir a IU o ERC, de los que todo el mundo sabe que tienen un diario muy adecuado para el mundo en que vivimos ironizó. El PSC acusa al PP de ocultar intereses inconfesables en Endesa Á. M. BARCELONA. Los socialistas catalanes salieron ayer en defensa del primer secretario del PSC y ministro de Industria, José Montilla, tras el anuncio del líder del PP, Mariano Rajoy, de presentar una moción de reprobación contra el ministro. El portavoz del PSC, Mi- quel Iceta, acusó al PP de tener oscuros, secretos e inconfesables intereses en Endesa porque tras su oposición a la OPA se esconde el interés de que la eléctrica no cambie de administradores para impedir que salgan a la luz determinadas vinculaciones entre dirigen- tes populares y responsables de la compañía. Montilla, según dijo Iceta, está siendo blanco de las críticas del PP por el papel del ministro en la OPA de Gas Natural, cuyo principal accionista es La Caixa entidad que ha condonado una parte de la deuda histórica del PSC.