Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 Economía LUNES 14 11 2005 ABC JUAN VELARDE FUERTES SOBRE LA FINANCIACIÓN DE LA ENSEÑANZA omo consecuencia de tres hechos, la cuestión de la enseñanza en España, desde un punto de vista financiero, ha pasado a estar en el primer plano de la actualidad. En primer lugar, como consecuencia de los debates que han surgido en torno al anteproyecto de otra Ley Orgánica de la Enseñanza (LOE) Además, existe preocupación como consecuencia de las alarmantes noticias- -por ejemplo, recordemos el Informe PISA, de la OCDE- -que nos advierten del bajo nivel de eficiencia que posee el sistema educativo español. El tercero de estos motivos ha sido un dato económico concreto: el formidable y creciente déficit español en la balanza por cuenta corriente, que en los doce meses que concluían en junio ofrece el mayor, después del estadounidense, en el grupo de las quince naciones industriales más potentes del mundo. Además, con lo que se prevé para este año 2005, según el grupo de importantes analistas financieros que asesoran a The Economist según el ejemplar correspondiente al 22 de octubre de 2005, alcanzará este año el porcentaje del 6,1 del PIB, inmediatamente detrás del 6,5 de los Estados Unidos. Naturalmente esto se debe a un muy serio problema de competitividad que, a su vez, no se debe a los costes laborales. Según Iw Arguments n 9 de 2005, que difunde Documentación del Instituto de Estudios Económicos el 16 de septiembre de 2005, de la UE, los costes laborales españoles por hora trabajada en 2004 están por detrás de la C El motivo de nuestra baja competitividad reside en nuestros bajos niveles científicos y tecnológicos que, a su vez, dependen de los niveles educativos que van recibiendo las diversas generaciones de españoles rica Europa central y nórdica, y sólo por encima de los de Grecia, Portugal y los recién llegados de la Europa central y oriental. El motivo de nuestra baja competitividad, más que en esto, reside en nuestros bajos niveles científicos y tecnológicos, que a su vez dependen de los niveles educativos que van recibiendo las diversas generaciones de españoles. Si la LOE que intenta el Gobierno que se apruebe no responde adecuadamente a las citadas demandas colectivas sin olvidar la necesidad de mejorar y, nuestra balanza por cuenta corriente, una seria crisis estructural habrá aparecido en España. Es lógico, en principio, que cunda la alarma, porque todos los estudios previos indican que las enseñanzas privadas y concertadas, proporcionan un nivel educativo más alto que las públicas. Y he aquí que la LOE, al menos en la redacción actual de su anteproyecto, parece marchar en contra de la enseñanza concertada. Según un estudio que se acaba de divulgar en la reciente publicación elaborada por el grupo de trabajo denominado FORO- Calidad y Libertad de la Enseñanza, titulado Libertad y Financiación de la Enseñanza: Condiciones y exigencias. En defensa de un sistema educativo de calidad de suprimirse la enseñanza concertada, -o, hay que decir mejor, de abandonarse, por crearse unas condiciones ruinosas para quienes se dedican a la enseñanza al margen del Estado- el sector público debería hacer un esfuerzo adicional de 1.675,87 euros por alumno lo que supone unos 3.000 millones de euros, si tenemos en cuenta que en el curso 2002- 2003 los centros privados concertados escolarizaron 1.741.697 alumnos, el 25,5 del total de éstos en la enseñanza general no universitaria. Toda esta carga sobre el gasto público, sin incluir el... que supondrían las instalaciones necesarias para suplir los 3.049 centros de Educación Primaria y los 2.793 centros de Educación Secundaria Obligatoria, que en la actualidad se sostienen en régimen de concierto Gracias al documento Las cifras de la Educación en España. Curso 2001- 2003 del Ministerio de Educación, corroboradas por otras fuentes oficiales, es posible que quede más clara la discriminación ante la enseñanza concertada. El gasto público supone, de acuerdo con esos datos oficiales, 20.400 millones de euros. De ahí se deduce que el gasto por alumno en las enseñanzas no universitarias fue de unos 3.500 euros en la enseñanza pública y de unos 1.800 euros en la privada concertada. Todo se agrava con el que hay que atreverse a calificar de disparatado, de antisocial y de atacante de la libertad privada, artículo 112 del anteproyecto de la LOE. En su redacción existe base para interpretar que se podrá prohibir que los centro concertados perciban donaciones de las personas con familiares alumnos del centro, o de las Asociaciones de Padres, lo que constituye un atentado contra las libertades individuales, con la consecuencia de que si los conciertos son cicateros, como lo son, y los centros concertados entran en dificultades financieras- -que tal como están las cosas, ocurrirá en muchísimos- -se opta por dejarlos desaparecer. Pero, ¿nuestra Hacienda, está dispuesta a echarse encima esta carga adicional? Quédese aparte la cuestión básica de que eso atenta a la libertad de los padres para escoger el centro. Parece llegada la hora de imponer dosis crecientes de sensatez en esta capítulo. Por cierto, ¿a qué se debe el olvido del derecho de los padres a no escolarizar a sus hijos, o sea, la legitimidad de tener la enseñanza en casa, ese régimen de la homeschooling que fue capaz de crear nada menos que a una Irène Juliot- Curie, que conseguiría un Premio Nobel en 1935. Tal régimen hoy tiene una importancia creciente en los Estados Unidos. Como muy bien dice Teófilo González Vila en su espléndido artículo Libertad de enseñanza y financiación en Educadores enero- junio 2005, nota 6, la distinción entre educación obligatoria y escolarización obligatoria, aunque es de suyo bastante clara, queda totalmente difuminada, cuando no borrada, en nuestras leyes educativas, incluida la LOCE Esta cuestión la había ya planteado Teófilo González Vila en su artículo Educación obligatoria, escolarización voluntaria en Escuela Española 22 marzo 2001. La lectura del anteproyecto de la LOE, no sólo por lo dicho, sino por otras muchas cosas, mueve a recordar aquel párrafo de la estupenda obra de Chesterton, El regreso de Don Quijote Pequeña- -dijo Muriel con gran calma- ¿aún no te has percatado de que eso que dices es una tontería? China Netcom tendrá un consejero en Telefónica Internacional China Netcom tendrá un representante en el consejo de administración de TISA, filial internacional del grupo Telefónica. Así lo anunció ayer César Alierta, presidente de la multinacional española, en el transcurso de la visita que el presidente chino, Hu Jintao, realizó al Centro Nacional de Supervisión Operativa de Telefónica, en la que estuvo acompañado por el ministro de Industria, José Montilla, entre otras personalidades. En su discurso ante el presidente chino, quien llegó ayer a nuestro país en visita oficial, Alierta destacó la importancia de las relaciones entre España y China y se refirió también al intercambio con empresas chinas de telecomunicaciones, como el que ha llevado a Telefónica a entrar en el capital de China Netcom. En la imagen, Hu Jintao firma en el libro de honor de Telefónica, flanqueado por Montilla y Alierta. POOL