Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 LUNES 14 11 2005 ABC Economía Cada piso gestionado por la Sociedad Pública del Alquiler puede costarle al Estado 10.000 euros La agencia recibirá una aportación de 20,26 millones de euros y ha captado sólo 2.000 viviendas b La Sociedad alquiló dos casas en sus primeros 20 días operativos, un ritmo con el que necesitaría 55 años para sacar al mercado su actual cartera de viviendas M. LARRAÑAGA MADRID. El principal objetivo de la Sociedad Pública del Alquiler (SPA) dependiente del Ministerio de la Vivienda, es fomentar la puesta en el mercado de viviendas en régimen de alquiler, en la creencia de que aumentar el porcentaje de pisos en este régimen servirá de freno a los precios en el sector inmobiliario y hará más atractiva esta fórmula frente a la compra. Para ello, ha captado unas 2.000 viviendas para intermediar en el mercado, de las que 266 han sido aportadas por la Seguridad Social y garantiza a los propietarios el cobro de sus mensualidades desde el momento en el que las casas pasan a ser gestionadas por la SPA. Eso supone que en estos momentos estaría ya pagando a casi 2.000 propietarios. Sus números en el inicio de la actividad no han sido todo lo buenos que se esperaba: en los primeros veinte días de actividad ha firmado tan sólo dos contratos de alquiler con particulares, un ritmo tan raquítico que necesitaría 55 años para colocar las 2.000 viviendas que asegura tener en cartera. En el sector, sin embargo, se dice que todo esto es debido a que la agencia acaba de comenzar a rodar. A esta falta de rodaje serían achacables cuestiones como las quejas de potenciales inquilinos, que se apuntaron en las listas de la agencia pública en los primeros días de funcionamiento y aún no han sido entrevistados por la SPA, lo que indica que para dinamizar el mercado lo primero que tendrá que abordar la Sociedad es una agilización de su propia actuación. Algunos de estos potenciales inquilinos han manifestado a ABC que el principal reclamo para apuntarse en la agencia pública es la promesa de precios asequibles, una de las piedras angulares de la política de la SPA. La agencia pública asegura que sus precios son un 18 %i nferiores a los del mercado, un innegable atractivo para el inquilino, al que deben sumarse las garantías de reparación de desperfectos. Para los propietarios, a los que se deduce en todo caso una parte de la renta pagada por el inquilino, la garantía de cobro y de devolución de sus viviendas en perfecto estado son los principales alicientes. Pero el problema es el coste que estas actuaciones van a suponer para el Erario Público. De momento, la SPA va a ser dotada con 20,26 millo- Trujillo afirma que no quiere competir con la iniciativa privada, sino cambiar la percepción social del alquiler JAIME GARCÍA Organigrama de la Sociedad Pública del Alquiler Consejo de Administración Presidente Director de Relaciones Institucionales Comunicación Director general Dirección de Administración y Gestión Departamento de Negocio Comercial Dirección de operaciones Administración y Asuntos Generales nes de euros para su funcionamiento. Las primeras aportaciones se han realizado ya, y en los próximos ejercicios se completará. Durante los dos primeros ejercicios se prevén unas pérdidas de 11,8 millones (5 este año y 6,8 en 2006) De estos números resulta que, sin tener en cuenta las pérdidas operativas, colocar las 2.000 casas de la SPA tendrá un coste total de 10.130 euros por casa, aunque esta cantidad puede variar en función del cumplimiento o no de una Comercial Finanzas serie de variables. La primera es cómo se contabilizarán las pérdidas previstas. Si esas pérdidas dan origen a nuevas partidas presupuestarias más allá de las cantidades previstas, la cantidad total aportada por el Estado se dispararía hasta los 32,46 millones de euros, cifra de la que resultaría que colocar las 2.000 viviendas tendría un coste de 16.230 euros por cada casa. De igual forma, si la SPA captara más viviendas se reduciría el coste de intermediación por cada vivienda, aunque en el sector tampoco se tiene mucha esperanza en que el número de viviendas vaya a crecer exponencialmente, dado que el grueso de los alquileres se realiza entre particulares, quedando para los intermediadores profesionales poco hueco en el mercado. La SPA ha invertido unos 88.000 euros en publicidad para darse a conocer entre intermediarios, propietarios e inquilinos, y su balance son 2.000 viviendas. De hecho, la propia ministra, María Antonia Trujillo, ha manifestado en numerosas ocasiones que la SPA no nace con la intención de acaparar un gran número de viviendas y competir directamente con la iniciativa privada en la actividad del alquiler, sino con la idea de ser un agente del mercado que contribuya a cambiar la percepción social del alquiler y a que más propietarios se decidan a alquilar sus casas. Fuentes del sector subrayan que el coste de intermediación de la SPA será mucho más abultado que el de la iniciativa privada y apuntan hacia la estructura de costes como uno de sus factores. Así, el organigrama de la SPA cuenta con un presidente, un director general, una dirección de administración y otra de operaciones, mientras que para la actividad comercial y de captación ha recurrido a agentes externos, a los que pagará 85 euros por vivienda visitada, al margen de que pase o no a formar parte de la bolsa de vi- Infografía ABC