Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional LUNES 14 11 2005 ABC EE. UU. usa un ordenador interceptado a Irán para mostrar su programa nuclear Contiene experimentos virtuales sobre la fabricación de armas atómicas b Washington admite que son sólo simulaciones y no trabajos de laboratorio ni pruebas de vuelo, pero las anotaciones son tan detalladas que dan qué pensar MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Durante dos años, Estados Unidos trató de convencer al mundo de que Irak tenía armas de destrucción masiva con información clasificada que no compartió con sus socios hasta la presentación de Powell en la ONU, un mes antes de la invasión. El argumento resultó ser falso. Esta vez, en su campaña para alinear al mundo contra Irán, cuenta con algo más palpable: un ordenador portátil interceptado a Irán, con documentos que relatan sus progresos en el diseño de armas nucleares. El misterioso portátil fue entregado a mitad del año pasado por una fuente dentro de Irán que, a su vez, lo habría obtenido de alguien cercano al equipo técnico del programa armamentístico. Ni su identidad ni otros datos han sido revelados. Esta mina de inteligencia es clasificada, y sólo se le ha mostrado a unos pocos hombres en el mundo, a los que tienen que decidir las presiones que se ejercerán contra Irán para forzarle a desmantelar su programa nuclear. El primero en conocerlo, según The New York Times, fue el egipcio Mohamed el- Baradei, director de la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU (AIEA) La reunión se celebró a mitad de julio, en una de las salas que ocupa la Embajada estadounidenses en un rascacielo de Viena, frente al Danubio. Hasta esa ciudad, sede de la AIEA, se desplazó el subsecretario de Estado para Control de Armas y Seguridad Internacional, Robert Joseph. gión. Uno de los detalles más preocupantes es que se busca una explosión a 2.000 pies sobre el objetivo, altura ideal para una detonación nuclear que no se puede utilizar para armas convencionales, químicas o biológicas. Estados Unidos admite ante sus invitados que se trata de simulaciones por ordenador, no de trabajos de laboratorio ni pruebas de vuelo, que, por tanto, sólo revelan intenciones y no que dicha tecnología esté en manos de Teherán. Sin embargo, las anotaciones de los técnicos son suficientemente volu- minosas y detalladas como para convencer de que los trabajos se están llevando a cabo. Han resuelto problemas en los que uno no se mete a no ser que vaya en serio dijo un diplomático europeo al rotativo neoyorquino. Otros diplomáticos consultados creen que la información es fabricable por una agencia de Inteligencia muy cualificada, suspicacia especialmente intensa mientras no se comparta su procedencia. Y es que Estados Unidos no ha permitido a la AIEA cotejar estos datos con Irán. Mahmud Ahmadineyad Un grupo de detenidos iraquíes camina hacia una comisaría de Bagdad con los ojos vendados y ayudándose unos a otros AFP Información a europeos Frente al hombre que ha conseguido el Premio Nobel de la Paz por no ceder a las presiones norteamericanas para confirmar la existencia de armas de destrucción masiva en Irak, el equipo estadounidense abrió el ordenador y procedió a mostrarle su contenido. Desde entonces altos cargos de países europeos como Gran Bretaña, Francia y Alemania han recibido la misma presentación que, al parecer, les ha convencido de la falta de honestidad iraní sobre sus intenciones de desarrollar energía nuclear con fines pacíficos. Sospechas que no han dejado de aumentar tras la llegada al poder del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad. Los más de mil documentos con simulaciones por ordenador y detalles de los experimentos muestran la evolución de los esfuerzos del equipo de ingenieros para fabricar una cabeza compacta que se ajuste a los misiles iraníes Shahab con capacidad para alcanzar Israel y otros países de la re- El presidente egipicio, Hosni Mubarak, acepta una invitación para visitar el nuevo Irak ABC EL CAIRO BAGDAD. El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, aceptó ayer una invitación formal de su homólogo iraquí, Yalal Talabani, para visitar Irak- -sería la primera tras la caída de Sadam- informó en un comunicado el consejero de seguridad iraquí, Muwafak al- Rubai, quien no dio ninguna indicación sobre la fecha en la que se realizaría la visita. El comunicado de Al- Rubai se limita a señalar que la visita de Mubarak sería extremadamente importante para rechazar las amenazas que sufre Irak. El presidente egipcio, por su parte, se comprometió a entrenar a nuevos agentes de la Policía iraquí y a facilitarles información sobre lucha antiterrorista. El asesor iraquí de seguridad solicitó asimismo al presidente egipcio que utilice su capacidad de mediación para convencer a Siria de que adopte las medidas de seguridad necesarias para detener la entrada ilegal de combatientes a Irak procedentes de su territorio Salida de tropas británicas Pese a los atentados diarios que sufre el país, el Gobierno iraquí se siente ahora confiado en el futuro. Lo que animó al presidente iraquí, Yalal Talabani, a pronosticar ayer que las tropas británicas podrían salir del país a finales del año próximo. En ese mismo sentido, el ministro británico de Defensa, John Reid, también admitió que es posible que la salida del contingente se inicie durante 2006, con lo que vino a refrendar las manifestaciones realizadas por Talabani a la cadena de televisión ITV, en las que éste insistió en que los iraquíes no quieren que las fuerzas extranjeras permanezcan de manera indefinida en Mesopotamia. No obstante, el presidente iraquí advirtió de que una retirada inmediata de las fuerzas multinacionales sería una catástrofe para Irak, pues podría provocar una guerra civil, con consecuencias fatales para Oriente Próximo. No queremos a las fuerzas británicas para siempre en Irak. En un año, creo que a finales de 2006, las tropas iraquíes estarán preparadas para sustituir a las fuerzas británicas en el sur afirmó. Interrogado sobre si esta afirmación era un compromiso, el presidente iraquí afirmó: Bueno, yo no he estado en negociaciones, pero en mi opinión y de acuerdo con mi estudio de la situación, puedo decir que es un análisis de la realidad. No hay un sólo iraquí que quiera que las tropas extranjeras permanezcan para siempre en el país