Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional ESTALLIDO SOCIAL EN FRANCIA LUNES 14 11 2005 ABC (Viene de la página anterior) cios, no parece que pueda reproducirse en España el escenario francés. En todo caso, la experiencia francesa es una señal de alarma importante para que nuestro sistema educativo sepa responder adecuadamente a los retos de la segunda generación y a su formación para la inserción laboral. 2. -Los procesos de regularización masivos o silentes tienen un efecto positivo en el que es sujeto de los mismos, ya que le abren la puerta a su legalidad administrativa; sin embargo, si bien la integración tiene como presupuesto el tener papeles su contenido es mucho más complejo y amplio. 3. -La integración no debe entenderse desde las sociedades de acogida como asimilación, tal y como se ha hecho en Francia, porque se sabe que cuando las mayorías autóctonas exigen esa asimilación las minorías inmigradas reaccionan, en muchas ocasiones, con una reivindicación absolutamente ortodoxa y radical de sus características culturales, como mecanismo de defensa. Esta manera de afrontar la cuestión, junto con la del multiculturalismo radical, que propone crear estructuras sociales paralelas, llevaron al Consejo de Europa, en los 80, a proponer la alternativa de la interculturalidad, que no es sinómino de relativismo cultural. Un hombre pasea entre las decenas de coches calcinados en la localidad francesa de Saint- Quentin Jesús Labrador Director del Departamento de Psicología de la Universidad Pontificia Comillas 1. -Si la recesión fuera hoy, es muy posible que no hubiera esos incidentes; pero si es dentro de unos años, con toda probabilidad habría conflicto y estallidos de violencia. 2. -No, la regularización es sólo un primer paso de todo un difícil y complejo sistema de convivencia. Son necesarias muchas otras medidas, y es necesario que los españoles nos demos cuenta de que el reto que supone la migración es tan crucial como lo que supuso la Guerra Civil o la unión entre Isabel y Fernando. 3. Libertad, igualdad y fraternidad Quizás es hora de hablar más de individuos y de adaptación, que de colectivos e integración. Las escuelas y los barrios son los lugares privilegiados donde se pueden poner en práctica las políticas preventivas con los inmigrantes y los aborígenes. No hay que olvidar que quienes están siendo obligados a adaptarse a la presencia cercana de inmigrantes son los españoles menos favorecidos y con menos recursos. lo que puede hacer que se identifiquen de otra manera con el país de acogida. 2. -Los expertos en migraciones suelen decir que cuando las fronteras están abiertas muchas personas emigran para trabajar unos años y volver a su origen, y regresar más tarde a Europa si lo necesitan, y así sucesivamente. Pero creen que es el cierre de las fronteras europeas a los inmigrantes lo que ha originado esta oleada de los últimos años, y que una gran mayoría de los que aquí residían hayan tratado de traer a su familia porque saben que si se van será difícil regresar. 3. -Debe reconocerse que el factor económico es importante, es decir, que pueda la gran mayoría vivir con dignidad. También creo que- -aunque con la amenaza mundial del terrorismo de origen islamista- -debe controlarse el tipo de mensajes, quizá hechos como la AFP imposición de no llevar pañuelo en las escuelas francesas no fue muy acertado. Lo importante no es llevar el pañuelo porque signifique sumisión al hombre y eso moleste mucho a las feministas francesas, sino que lo verdaderamente progresista es promover que estudien, se formen, puedan trabajar, y así de adultas ellas, ¡o sus hijas! tomen por sí mismas, libremente, la decisión que quieran. Consuelo Rumí: Sin legalidad no hay integración 1. -Entre las razones que pueden explicar los graves episodios de Francia no se encuentra la existencia de una crisis económica aguda, sino más bien la consolidación en el tiempo, y en relación con determinados sectores de la población, de situaciones de marginalidad y manifestaciones de descontento que un día confluyen y estallan. En cualquier caso, aunque la traslación mimética de los acontecimientos sea muy improbable, nuestra responsabilidad es la de prever cualquier escenario. 2. -Las decisiones políticas no se adoptan siguiendo esa lógica, sino, como en el caso del proceso de normalización en España, atendiendo a otras razones, como, por ejemplo, la de cientos de miles de personas en situación de irregularidad, trabajando al margen de la legalidad laboral y sin contribuir a la financiación de los servicios públicos. En cualquier caso, debemos tener en cuenta que sin legalidad no hay integración posible. 3. -Sin recursos para promover políticas activas no sería posible avanzar hacia un escenario real de integración. Y el Gobierno lo está haciendo, hasta incrementar, en sólo dos años, en más de veintisiete veces los recursos para integración. Hemos pasado de dedicar poco más de siete millones de euros a prácticamente alcanzar los 200 millones. El esfuerzo está siendo muy importante, y no ahora, sino desde antes de la crisis francesa, precisamente para evitar que se produzcan situaciones de conflicto social. Por tanto, nuestro propósito es anticiparnos y desactivar las posibilidades de riesgo. Los modelos muy cerrados, herméticos, no son realistas y no acaban por funcionar. La integración es, sobre todo, un proceso que busca la cohesión social. En todo caso, la convivencia tan sólo puede realizarse desde el respeto a la diversidad. Hassan Arabi Presidente de la Asociación Solidaria para la Integración Sociolaboral del Inmigrante 1. -Aunque la economía es el pilar que tapa los demás problemas, lo de Francia no es sólo económico. Hay más factores que han llevado al caos, entre los que están el fracaso escolar y la creación de ciudadanos de segunda que sufren una discriminación por su piel, cultura o procedencia. Una recesión puede despertar sentimientos racistas, pero no rebeliones de unos jóvenes que han perdido el juicio mostrando su ira contra la sociedad de consumo. 2. -Lo de Francia no es un problema de inmigrantes o de musulmanes como pretenden vendernos. No debemos hablar de inmigrantes, sino de franceses que se sienten humillados, subestimados en su propia casa, y se rebelan de la forma más incivilizada contra el orden establecido. Se equivocan de medio a medio los que hablan de inmigrantes; son franceses. ¿Zidane es francés o argelino? ¿Los buenos son franceses y los malos son inmigrantes? Esta es la cuestión. 3. -Creo que no se deben tomar modelos fijos y seguirlos hasta el final; la sociedad cambia y los modelos deben cambiar. Los estados deben invertir en la educación de los hijos, en su forma- María Teresa Bazo Catedrática de Sociología de la Universidad del País Vasco 1. -Creo que no sólo es la cuestión de la economía, sino también de que exista una proporción de inmigrantes afectados por el paro y la falta de subsidios tal que pueda provocar una respuesta de ese tipo tan intensa y extendida, por una parte; y por otra, quizá depende también de la composición de la población inmigrante. En España la población inmigrante es ampliamente suramericana y comparte una serie de valores y metas sociales con los españoles,