Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 14 11 2005 ABC Nacional Josu Ternera jefe de ETA, ocupó un sillón en el Parlamento vasco junto a los batasunos Antton Morcillo y Arnaldo Otegi ETA estudia una tregua limitada a un año para forzar al Gobierno a entrar en la negociación Ternera sostiene que nunca habrá una oportunidad como ahora para sacar rentabilidad política b El anuncio podría realizarse antes de final de año, a través de un comunicado en el que haría suya una nueva propuesta de Batasuna sobre la base de la oferta de Anoeta J. PAGOLA MADRID. Los dirigentes de ETA se plantean en la actualidad declarar una tregua limitada, en torno a un año de duración, para forzar al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero a entrar de lleno en un proceso de negociación y dar tiempo a todos los agentes políticos para constituir las dos mesas. De momento, se impone la tesis de José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera que mantiene gran influencia como único dirigente histórico que le queda a la banda, sobre el sector de Garikoitz Aspiazu, Txeroki que acusa nerviosismo al constatar que la ralentización de los atentados, en los que se evitan víctimas mortales, no ha servido para que el Gobierno mueva ficha Informaciones antiterroristas que tienen su origen en Francia apuntan a que coincidiendo con el primer aniversario de la propuesta de Anoeta, presentada el 14 de noviembre del pasado año, Batasuna hará público un nuevo documento. Aprovechará la ocasión para, en base a la citada propuesta, incorporar algún elemento aparentemente nuevo con el objetivo de impulsar el proceso de negociación. La nueva oferta de la coalición ilegalizada incluirá, según las mismas fuentes, un tono eufórico, en el sentido de transmitir el mensaje de que tanto el PNV- -sobre todo en su último documento- -y el propio PSE- -al hablar ya de dos mesas -asumen como punto de partida la propuesta de Anoeta. Marcar el calendario Las fuentes consultadas por ABC creen que posteriormente, en torno a finales de año, ETA haría público un comunicado para hacer suya la nueva oferta de la coalición ilegalizada. Se sospecha que, en el citado comunicado, podría anunciar esa tregua, en el caso de que finalmente los dirigentes, tras el actual debate entre Josu Ternera y Txeroki se decidan por declararla. De acuerdo con estas fuentes, se trataría de un alto el fuego limitado en el tiempo, quizá de un año de duración. Plazo éste que no tendría por qué explicitarlo la banda en su comunicado. Es decir, podría anunciar una tregua, sin aludir expresamente a que es indefinida o tiene fecha de caducidad. Pero sí podría ir marcando un calendario y unos plazos para que el proceso avanzara, bajo amenaza de reanudar la actividad terrorista si no hay respuesta satisfactoria para las exigencias de los etarras. En la actual coyuntura, los dirigentes de ETA se han venido mostrando muy reticentes a anunciar una tregua, ya que ésta es la única baza que tienen Los etarras piden al Ejecutivo que cambie la política penitenciaria BILBAO. ETA, en un comunicado publicado ayer en Gara arremete contra la política penitenciaria del Gobierno y llega a responsabilizarla del suicidio de José Ángel Altzuguren, Kotto ocurrido en la cárcel de Soria el pasado 31 de octubre. Los etarras critican las manifestaciones de quienes definen como políticos- carceleros y cita expresamente a la directora de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo. Utilizando los mismos modos que durante la época de González, repiten que mantendremos la dispersión, porque es eficaz escriben los terroristas. Para superar esa situación, ETA insta a agentes, partidos políticos e instituciones a adoptar compromisos y medidas concretas para que los derechos de los presos sean respetados, finalice la dispersión y sea reconocido el estatus político que corresponde a los presos vascos Añade que esos objetivos se lograrán por medio de la lucha y la presión popular Los terroristas también dicen que existen responsabilidades políticas y critica el silencio cómplice de quienes miran hacia otro lado en los salones de Ajuria Enea para abrir un proceso de diálogo con el Gobierno. Si la agotan antes de sentarse en una mesa, una vez constituida ésta no tendrían nada nuevo que ofrecer a los emisarios de Zapatero a cambio, por ejemplo, de una solución para los presos. De ahí que la banda haya optado en los últimos meses, especialmente a raíz del 11- M, por la táctica de cometer atentados sin víctimas mortales, pero dejando bien claro que los puede perpetrar. Sin embargo, la banda criminal está preocupada porque observa que, tras los mensajes del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a favor de un diálogo, el proceso no avanza, salvo pequeños gestos. Los etarras han llegado a la conclusión de que el Ejecutivo está cómodo en esta situación, ya que no se ve presionado con campañas de atentados mortales. En esta coyuntura no tiene prisa y evita dar pasos que puedan resultar arriesgados porque el objetivo inmediato es llegar en este clima a las elecciones de 2007. La banda, sin embargo, tiene más prisa. El transcurso del tiempo oxida las pistolas si no se usan y entonces cada vez es más difícil retomar las armas. Son los pistoleros del aparato militar con Garikoitz Aspiazu a la cabeza, los que más están presionando para retomar los atentados buscando cadáveres para colocarlos sobre la hipotética mesa de negociación. Las fuentes consultadas por ABC creen, con la reserva que impone analizar los entresijos de una banda clandestina, que, de momento, se ha impuesto la línea de Josu Ternera que, hasta