Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 14 11 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. LOS DRAGONES Y OTROS CUENTOS CHINOS C UENTA Liu Siang en un libro escrito nada menos que en el año 77 a. de C. que en tiempos de la dinastía Han hubo un hombre llamado señor Ye al que le gustaban mucho los dragones. Todas las armas, instrumentos, pinturas y esculturas que ornaban su palacio tenían forma de dragón. Enterado de ello, un dragón de verdad descendió del cielo y fue a echar un vistazo por la ventana del seLUIS IGNACIO ñor Ye, pero PARADA su cola se deslizó por la puerta. Al ver al dragón, el señor Ye echó a correr abandonándolo todo, blanco de terror y como alucinado. La moraleja es que al señor Ye no le gustaban los dragones, sino solamente lo que tuviera forma de dragón. A España le ocurre con China lo que al señor Ye le ocurría con los dragones. A aquel le encantaban las cosas con forma de dragón. Pero cuando vio un dragón de verdad se echó a temblar. A España le encantan las cosas baratas porque satisfacen las necesidades de las gentes sencillas. Pero cuando ve su casa invadida por televisores, herramientas, juguetes y ropa, que obligan a cerrar empresas domésticas y ponen en la calle a miles de trabajadores, se acuerda de que ese comercio es reprobable porque los productos chinos están fabricados con salarios de hambre en un país que no respeta los derechos humanos. Pero recibe con los brazos abiertos al presidente de China. El mundo confía en que la situación política china cambie a través del comercio. Y mira hacia otro lado mientras hace negocios. Durante la última visita de Schröder a Pekín, las empresas alemanas vendieron a China 23 aviones Airbus, 180 locomotoras y tres plantas eléctricas. España, en cambio, elaboró en mayo un Plan Integral de Desarrollo del Mercado para China, presentado en Pekín por el ministro de Industria, que apenas está dotado con 690 millones de euros para el período 2005- 2007. Es tan insignificante que no va a mejorar el dato de que España ocupe el puesto 32 entre los suministradores a China, mientras que China ocupa el 18 entre nuestras importaciones. Una víctima de ETA, en el Auditorio Hace unos días tuve ante mí por vez primera a una víctima mutilada por ETA. La organización que dice luchar por la libertad del País Vasco era la responsable del estado- -amputación de ambas piernas- -en que se hallaba el hombre con quien por casualidad me topé en el Auditorio Nacional, donde escucharíamos sinfonías de Beethoven y Carmina Burana. Lo reconocí porque no había olvidado los rostros de quienes la ETA, en octubre de 1991, había despedazado en plena vía pública. Fue un día de espanto y sangre en el que Irene Villa, su madre y el comandante Rafael Villalobos saltaron por los aires para caer mutilados. El teniente del Ejército de Tierra Francisco Carballar cayó para no levantarse jamás. En el Auditorio sentí un deseo que cumplí: acercarme al comandante. Su voz era serena, como su aspecto: Ya ve- -me dijo- aquí para disfrutar de la música Pero observé un trato improcedente para con Villalobos. Estábamos, ya está dicho, en un edificio bastante moderno como para que todas sus plantas contasen con buen acceso para los minusválidos, para todos ellos. Pues no. En el segundo anfiteatro él tuvo que permanecer en su silla de ruedas, justo delante de una de las puertas de entrada, porque unos escalones impedían que pudiera situarse junto a la butaca que ocupaba su mujer. Ella, en la segunda parte, dejó la butaca y consiguió una silla para poder así estar al lado de su marido en el canto vigoroso y arrollador que es Carmina Burana. Durante una pequeña charla se dolieron de esta situación, del olvido en que se tiene a quienes no pueden valerse por sí mismos, a pesar de que se hable mucho de ciertos cambios, que no son sino el escaso cumplimiento de los derechos debidos a los minusválidos. Ellos, que lo viven día a día, aseguran encontrar demasiados obstáculos. Les creo- -lo vi- como creo que la injusticia no debe prolongarse y hacer sufrir más a quienes ya pagaron la altísima cuota de tragedia que les tocó vivir. Trinidad de León- Sotelo. Madrid. La culpa es mía La culpa ha sido mía porque hasta hoy no entendí el significado de la palabra talante El pasado 4 de junio me manifesté pacíficamente junto con otros 800.000 ciudadanos convocados por la AVT bajo el lema Negociación en mi nombre no Dos semanas más tarde lo hice junto con otros 250.000 manifestantes en un ambiente festivo y familiar apoyando el Manifiesto por la familia a favor de sus valores y en defensa del matrimonio. Posteriormente mi firma fue una de las 3.500.000 recogidas por la Concapa para que se mantuviera la asignatura de Religión y que cuando se entregaron en el Palacio de la Moncloa el señor Zapatero ni siquiera se dignó a salir a recibirlas. El sábado, 1.500.000 pacíficos ciudadanos de pro nos hemos manifestamos con orden y educación en favor de una enseñanza libre y de calidad. Lamentablemente, ninguna de mis anteriores manifestaciones obtuvo el más mínimo fruto. El Gobierno entabló y sigue manteniendo negociaciones con ETA sin el más mínimo rubor, a los pocos días equiparó el matrimonio de los homosexuales, está en vías de suprimir las clases de Religión, y a día de hoy nada impedirá que apruebe la nueva LOE con el respaldo de los nacionalistas. Sin embargo, recientemente unos miles de pescadores bloquearon cuatro puertos y en 48 horas consiguieron todas sus reivindicaciones. Unos cientos de camioneros cortaron las carreteras en puntos estratégicos y en cuestión de horas consiguieron sus subidas de tarifas. Unos miles de mineros quemando neumáticos y aislando los accesos a las regiones de las cuencas mineras lograron en dos días del ministro Montilla su nuevo Plan del Carbón. Dentro de poco lo harán los agricultores. La culpa ha sido mía porque hasta hoy no entendí el significado de la palabra talante Santiago Calderón. Madrid. nas están infravalorando los céntimos como si se tratasen de las antiguas pesetas. Un claro ejemplo lo encontramos en muchos locales de hostelería. Algunos empleados están al tanto de este detalle y dan rienda suelta a su picardía: al dar el cambio lo hacen devolviendo mucho cobre Tras lo anteriormente comentado, ni que decir tiene que conlleva una generosa propina, pues el consumidor rehúsa tomar esas monedas. Otro ejemplo lo tendríamos con los bienes de coste reducido. En muchas ocasiones son caros, pero como los pagamos con monedas nos parecen un chollo (craso error) Pienso que la puesta en circulación de billetes de uno y dos euros frenaría ostensiblemente la inflación o, cuando menos, aumentaría el valor del dinero. Es un hecho que, mentalmente, el consumidor asocia más valor al billete que a la moneda. Dejando los céntimos como únicas monedas, es posible que la gente aprecie más el dinero que lleva encima a diario. Si esto es así, bienvenida sea la iniciativa. Joaquín Londáiz Montiel. Madrid. Billetes de uno y dos euros Hace unos días trescientos eurodiputados solicitaban al Ejecutivo comunitario, al Consejo de la Unión y al Banco Central Europeo la emisión de billetes de 1 y 2 euros. Sin duda se trata de un primer paso, pues aún debe contar con más opiniones al respecto para finalmente llevarse a cabo. El motivo de la solicitud no es otro que frenar la infla- ción e incrementar la percepción que la mayoría de la gente tiene de los céntimos. Personalmente, ambas cuestiones me parecen acertadas (además de interrelacionadas) Es muy cierto que la gente trata las monedas como calderilla y, en muchas ocasiones, las desprecia. También es muy frecuente oír: Yo no quiero el cobre en referencia a las monedas de 1, 2 y 5 céntimos. Inconscientemente, un buen puñado de perso- Copa del Rey de tenis Me gustaría hacer una denuncia como ciudadano onubense. La Federación Española de Tenis pretende robar a la ciudad de Huelva su trofeo, que no es otro que la Copa del Rey de Tenis, que fue otorgado de pleno derecho por el Rey Don Alfonso XIII en el año 1912 a la ciudad de Huelva y, en concreto, al club más antiguo de tenis de España y uno de los más antiguos del mundo, que no es otro que el Real Club Recreativo de Tenis de Huelva. No sé en qué se basa la Federación para robar un trofeo que nos pertenece por historia y por derecho real a todos los onubenses. Mi intención es que toda la gente, familiarizada o no con el mundo del tenis, tenga conocimiento de ello. También querría comunicarles que la gente y las instituciones de Huelva se van a movilizar para evitar que nos roben algo que no les pertenece. Fernando Serrano Ángel. Huelva.