Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 11 2005 91 Deportes Casi un millón de personas despidió en Vigo a los participantes en la Vuelta al Mundo de vela Luis García recibe las felicitaciones de Raúl, Puyol y Pablo después de conseguir con un remate de cabeza el primer gol del partido IGNACIO GIL De la manita de Luis García al Mundial Marcó tres goles y le hicieron un penalti en un partido que la selección dominó de principio a fin ENRIQUE ORTEGO MADRID. Había mucho, demasiado, en juego como para no tomárselo en serio y en esta ocasión los hombres de Luis supieron estar a la altura de lo que ya mucho antes se esperaba de ellos. La penúltima llamada del tren con destino a Alemania era lo suficientemente sonora como para que todos se pusieran las pilas. Y no es cuestión, ahora que el Mundial está en la mano, de andar con zarandajas ni desmerecer la gran victoria de España. Evidentemente, Eslovaquia es un rival menor, pero también lo eran los rivales del grupo y la selección se había ganado a pulso este purgatorio. No hay que engañarse, el problema entonces, contra Serbia, Bosnia, Lituania y cia fue la propia España, no el enemigo. Y por eso ayer, cuando la selección se desenvolvió con las maneras, el oficio y el gol- ¡por fin el gol! -que se le debe exigir, jugó bien y acabó goleando. A veces el fútbol es agradecido y compensa a los que trabajan con dedicación y entrega. Y ayer lo fue con Luis Aragonés, un técnico que se está dejando el alma por llevar a España hasta donde nunca ha llegado en un Mundial y a quien no le estaban saliendo los planes como pensaba. Ayer el técnico cam- ESPAÑA ESLOVAQUIA 5 1 España (4- 4- 2) Casillas; Míchel Salgado, Pablo, Puyol, Del Horno; Luis García, Albelda (Xabi Alonso, m. 65) Xavi, Reyes (Vicente, m. 54) Raúl y Torres. Eslovaquia (4- 5- 1) Contofalsky; Zabavnik, Skrtel, Kratochvil, Had; Holosko (Nemeth, m. 46) Karhan (Janocko, m. 73) Petras, Hlinka, Hodur (Gresko, m. 66) Vittek. Árbitro Massimo de Santis (Italia) Tarjeta amarilla a Had (2, roja m. 64) Karhan, Hlinka, Skrtel y Albelda. Después del segundo gol de España, expulsó al seleccionador eslovaco, Gallis. Had, Karhan y Albelda no jugarán el partido de vuelta. Goles 1- 0, m. 9: Luis García. 2- 0. m. 17: Luis García. 2- 1. m. 50: Vittek. 3- 1. m. 65: Torres, de penalti. 4- 1. m. 73: Luis García. 5- 1: m. 78: Morientes. bió sus cartas. No renunció a su vocación de formar un equipo ofensivo, de buen trato con el balón y con las bandas como principal arma ofensiva, pero barajó sus naipes y apostó por Luis García. Le salió perfecto. Más allá de por sus goles, porque su juego, sus movimientos trabajados a lo largo de la semana, dieron su fruto. Luis García destrozó la defensa eslovaca con sus diagonales, con sus desmarques sin balón. Todo estaba ensayado, trabajado y machacado verbalmente. No es fruto de la casualidad. Raúl y Torres, sobre todo el primero, se retrasaban unos metros para enlazar con Xavi y el del Liverpool se convertía en un segundo punta que llegaba con metros y espacios al remate. Dos goles en menos de 20 minutos Perfecta la primera parte de los hombres de Luis. Dos goles antes de cumplirse los primeros veinte minutos y media docena de ocasiones más que deberían haber servido para marcharse al descanso con el billete mundialista en el bolsillo. A Raúl, un banderazo a destiempo le anuló un gol que pareció legal y Torres reventó el larguero con un remate que mereció más premio. Jugó bien España. Con velocidad, desmarques, rápida circulación de balón, llegadas desde la segunda línea y remates. Xavi volvió a ser el eje. Fue el dueño del balón y de la situación, amén de su participación directa en los goles. Después de 45 minutos tan completos, nadie podía suponer que a la vuelta del descanso, la selección fuera a co- meter la torpeza de complicarse la vida con una acción tonta del hombre que ya era el héroe del partido. Luis García quiso regatear en su propio área y le dejó el balón a Vittek, que no perdonó a Casillas. Era el primer disparo a puerta de Eslovaquia y gracias a ese tanto se metía en el partido. Verlo para creerlo. España quedó tocada. Perdió por minutos la brújula de su juego. Luis mandó a Vicente por un Reyes que había ido de más a menos y en pleno desconcierto llegó la jugada que bien puede valer un Mundial. Balón, enésimo balón, de Xavi a Luis García, recorte de éste y mano de Had que se había comido al amago. Penalti y expulsión del defensa. Torres afrontó la responsabilidad y marcó. Y con ese tanto España volvió a la vida. Recobró el aire y sentenció la repesca primero con un cuarto tanto, como no, de Luis García y un quinto de Morientes nada más entrar al campo en sustitución del hombre de la noche, la carta marcada de Luis para este encuentro. Un as de la pinta: tres goles, le hicieron un penalti y hasta cometió la pifia del gol enemigo. Lo justo para que España, a falta del trámite de la vuelta, se sienta ya mundialista. Lo dicho, más vale tarde que nunca.