Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 11 2005 89 El acuerdo de la OMC para liberalizar el comercio mundial pende de un hilo España espera una prórroga de fondos, aunque ya habla de cohesión tecnológica España es uno de los países que tiene más que perder en esta negociación presupuestaria como, por un lado de la consecuencia del aumento del nivel económico del país y, por otro, del efecto estadístico por la ampliación de la UE a diez nuevos miembros. Por ello, muchas regiones españolas superan en renta el 75 de la media europea, dato que sirve de referencia para el reparto de las ayudas. Estas dos circunstancias hacen que nuestro país pase de tener un saldo neto positivo de 48.000 millones de euros en el anterior periodo presupuestario (2000- 2006) a tan sólo 4.800 en el próximo (2007- 2013) y, además, pasaría a ser contribuyente neto en 2013. En la anterior negociación presupuestaria, celebrada en junio, España vetó el acuerdo final junto con Reino Unido, Holanda y Suecia, aunque por razones muy diferentes. Ahora las cosas no pintan mejor para los intereses de España. En la última propuesta de la Presidencia británica se ignora completamente la situación de España y ni siquiera se ofrece la prórroga de 2.800 millones de euros de los fondos de cohesión, repartidos en cuatro años, que le ofreció en el último minuto la Presidencia luxemburguesa. Miguel Ángel Moratinos, ha afirmado que España no aceptará ninguna propuesta que no mejore la de Luxemburgo, aunque el ministro añadió que hay que empezar a valorar la cohesión tecnológica en referencia a la reorientación del gasto que pretende el Reino Unido. Renfe se convertirá en fabricante de trenes de alta velocidad como El Pato (en la imagen) de Talgo- Bombardier FABIÁN SIMÓN Renfe aplazará la entrega de 30 aves de Talgo- Bombardier hasta 2009 y 2010 Fabricará 21 patos y 100 coches de trenes- hotel en sus talleres de Málaga b Los centros de reparación de Renfe adquieren una carga de trabajo de 700.000 horas y se convierten en una industria que fabricará trenes de alta velocidad MIGUEL PORTILLA MADRID. Renfe dio ayer un importante giro a su estrategia empresarial, al firmar dos acuerdos con el consorcio Talgo- Bombardier para fabricar íntegramente en los talleres de Málaga de la empresa estatal 21 trenes de alta velocidad y 100 vagones de trenes- hotel. Este acuerdo supone un hito para Renfe, que convertirá sus talleres de reparación en centros industriales capaces de fabricar por primera vez trenes de alta velocidad. Entre las adjudicaciones realizadas al final de la legislatura pasada por el Ministerio de Fomento que dirigía Álvarez- Cascos se encontraban 30 trenes de alta velocidad al consorcio Talgo- Bombardier, por un importe de 615 millones de euros, además del mantenimiento de ese material ferroviario durante 14 años, lo que supone una carga de trabajo añadida valorada en otros 554,4 millones. Cuando tomó el poder el actual Gobierno socialista, decidió renegociar las adjudicaciones realizadas por el Ejecutivo anterior, al considerar que había demasiados trenes para las líneas de alta velocidad en servicio. Actualmente, Renfe está ultimando la renegociación con Talgo y Bombardier para que las entregas de los 30 aves citados antes no se realicen hasta los años 2009 y 2010, en lugar de Salgueiro ya avisó hace un año del aplazamiento El presidente de Renfe, José Salgueiro, ya había advertido el 25 de noviembre de 2004, en su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Senado, que los 40 trenes de alta velocidad adjudicados en marzo, 30 de ellos a Talgo- Bombardier y otros 10 a Siemens, no son operativos para nosotros en un horizonte próximo y ya señalaba entonces que hasta 2009 no tenían ninguna razón de uso Salgueiro matizaba que mantener la contratación de esos trenes suponía tener un capital inmovilizado muy potente para Renfe Operadora, algo que la empresa no se puede permitir. De ahí la renegociación actual. Los británicos pretenden reorientar toda la política de gasto de la Unión Europea en los próximos años 305.000 millones de euros para los 27 países de la UE, 33.700 millones menos que lo que proponía la CE. Los restantes recortes se producen en ayudas a la competitividad y el crecimiento, que se reducen a 73.900 millones de euros, frente a los 132.700 que reclamaba Bruselas. En caso de que no se logre un acuerdo en diciembre, y pese a que el actual presupuesto alcanza hasta diciembre de 2006, el trabajo de la CE se complicaría, pues hay muchas partidas plurianuales. 21 de los 30 aves adjudicados en marzo de 2004 se fabriquen en los centros de Renfe, lo que supone construir 245 coches y 42 cabezas tractoras. Gran parte de estos trenes son de la serie 102, más conocido como El Pato por la forma de la locomotora. Asimismo, Talgo tiene adjudicado en solitario la construcción y mantenimiento de 10 trenes- hotel de ancho variable por un importe de 322,37 millones de euros y la construcción y mantenimiento de 48 coches. El segundo acuerdo firmado ayer es para que Renfe construya también en Málaga un centenar de estos vagones, que irán dotados de cabinas de gran clase y de asientos super reclinables similares a los de la clase business de los vuelos comerciales trasatlánticos, eliminándose definitivamente las literas. Renfe renegocia también con Siemens una demora en la entrega de sus adjudicaciones 2007. A falta de cerrar los últimos flecos financieros, el consejo de Renfe del 29 de noviembre, o a lo sumo el del 20 de diciembre, aprobará los nuevos contratos adecuándose a las fechas ahora establecidas. Asimismo, Renfe mantiene negociaciones con Siemens para renegociar la entrega de otros 10 trenes de alta velocidad. El acuerdo firmado ayer por Renfe con Talgo- Bombardier establece que Talleres a punto de cerrar Con estos encargos, el centro de Málaga adquiere una carga de trabajo de 700.000 horas, que ocupará hasta el año 2010 a sus 300 empleados y a otros 100 de empresas auxiliares que trabajan en las instalaciones de Renfe, cuando hace prácticamente un año estos talleres iban a ser cerrados. Esta nueva política de Renfe va en consonancia con los acuerdos alcanzados también con Siemens para los talleres de Valladolid, donde ya se han fabricado hasta ahora 8 trenes de alta velocidad de la firma alemana. Este acuerdo también dotó de una importante carga de trabajo a la factoría de Renfe cuando iba a tener que hacer una reconversión por no tener trabajo para sus 800 empleados.