Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 DOMINGO 13 11 2005 ABC Sociedad Panorámica de la manifestación de ayer en la madrileña plaza de Cibeles, donde se desplegó una gigantesca pancarta en defensa de la educación Una multitud exige a Zapatero la retirada de la LOE y reclama libertad de enseñanza Gritos constantes contra el presidente en la quinta gran protesta que soporta el Gobierno en sólo cinco meses b Los convocantes cifraron en dos millones el número de asistentes a la protesta de Madrid. Un cálculo que la Delegación del Gobierno rebajó a 407.000 R. BARROSO MADRID. Al Gobierno se le acumulan los suspensos y cada vez le queda menos tiempo para recuperar. Cientos de miles de ciudadanos volvieron ayer a plantar cara en las calles a Rodríguez Zapatero, esta vez en contra de su política educativa. Y ya van cinco en tan solo cinco meses, la primera el 2 de junio, convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo. El presidente va perdiendo la calle. Tras una enorme pancarta que sostenían los convocantes y en la que se leía Por una educación en libertad. LOE No se inició- -un poco antes de lo previsto debido a la masiva afluencia- -la manifestación contra la Ley Orgánica de Educación (LOE) en un ambiente en el que cundía el desencanto y la crispación. El desacuerdo forma parte de una crónica anunciada, pero lo que no auguraba el Ejecutivo es que el escenario del desencuentro acabaría en la multitudinaria manifestación que recorrió algunas de las principales calles de la capital. Dos millones, según los convocantes; millón y medio, estimó la Comunidad de Madrid, y 407.000 para la Delegación del Gobierno. Una protesta que fue respaldada con una masiva y destacada representación del Partido Popular y la asistencia de seis obispos, ninguno del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal; hace cinco meses, a la manifestación en defensa de la familia, acudieron diecinueve prelados. La marcha arrancó con gritos que pedían la dimisión del presidente, que protagonizó la mayoría de las pancartas y protestas. ZP pisoteas los derechos de los padres ZP no respeta la libertad de enseñanza o Yo no quiero que me eduque Zapatero ondeaban por encima de las cabezas de un grupo de chavales gallegos apostados en primera fila. Un poco más atrás, y a derecha e izquierda continuaban lemas como LOE No, España no es un Zoo o Pacto escolar ya Tampoco faltaron los mensajes de apoyo a la Conferencia Episcopal y a la cadena Cope, que recibió los elogios de muchos asistentes que, a su vez, se prodigaron en insultos al resto de los periodistas. En primera fila los convocantes de la protesta exigieron a la voz de ya una reunión con Zapatero para que paralice una reforma educativa que, sobre todo, ha herido sensibilidades en la escuela concertada y acometa un pacto político y social por la educación. Cincuenta metros por detrás, la plana mayor del PP sostenía una segunda pancarta en la que rezaba Contra el fracaso escolar y cerrando la marcha un tercera proclamaba: Por una educación en libertad que portaban los principales representantes de las más de 600 organizaciones que se sumaron a la protesta. Llamada a la libertad A las cinco y cuarto de la tarde, y cuando la manifestación había avanzado hasta Cibeles, la ex ministra de Educación, Pilar del Castillo, entraba en directo a través de la radio para jalear a los manifestantes y agradecerles la espectacular respuesta ante una reforma que perjudica a todos Los aplausos no se hicieron esperar y las peticiones de dimisión a Zapatero continua-