Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 11 2005 Los domingos 61 se dedica a esto, que maneja sobre todo cuidados auxiliares y que potencia el lado cuidador esterotipado femenino más propio del pasado. Eso, sin entrar en el hecho terrorífico de que despierta a su paciente tras una violación. Porque Tarantino es otra cosa, es la perversión premeditada que viste a su chica para matar, y además le coloca un parche en un ojo Y Amado, que abomina de las series de corte hospitalario, reconoce que la pantalla distorsiona bastante mi profesión y que, una vez más, las mujeres son las que salen peor paradas Aunque haya venido a redimirlas La historia secreta de las palabras de Isabel Coixet. El piano sienta mal Confiesa Crispín Gigante, músico y enfermero, profesor de la Universidad de Alcalá, que lo que pretendemos es acercarnos a la excelencia del cuidado enfermero, al arte del cuidar, mediante la comunión de artes y ciencias, en mi caso de la música y la enfermería en beneficio de la salud y de la calidad de vida de las personas Ya para Aristóteles- -apunta Gigante- -la música comienza a ser una herramienta de aplicación en las personas de emociones no dominables o difícilmente dominables, haciendo un uso consciente de la música en los cuidados de la salud mental: ...después de haber oído una música que ha conmovido su alma- -constató el filósofo- se tranquilizan de repente al escuchar los cantos sagrados, que vienen a ser para estos una especie de curación o purificación moral Y la propia Florence Nightingale, a mediados del XIX, reprochaba que se ha prestado poca atención al efecto de la música en los enfermos. Su alto precio, como sucede ahora- -no había MP 3 y la música era en directo- hace que su aplicación general esté fuera de cuestión. Solamente voy a subrayar aquí que los instrumentos de aire, incluida la voz humana, y de cuerda, capaces de dar sonido continuo, producen generalmente una influencia beneficiosa, mientras que el piano, junto con otros instrumentos sin continuidad en el sonido producen el efecto contrario Señala Crispín Gigante entre los efectos muníficos de la música que ésta armoniza el ritmo cardiaco, el respiratorio y la tensión arterial, influye en los impulsos cerebrales, acelera la curación de las heridas y aumenta las defensas; armoniza y estimula el movimiento, mejora el estado de ánimo, incrementa el bienestar y la producción de endorfinas, estimula la felicidad y alivia el dolor Impactos del arte en la técnica enfermera corroborados a lo largo de la historia y que serán expuestos en el III Encuentro de la Asociación Española de Enfermería en Traumatología y Ortopedia que se celebra el próximo jueves en Madrid. Un foro que reconcilia la ciencia con el arte de cuidar. El fetiche de la porno- enfermera lo calca Quentin Tarantino en su Kill Bill y su premeditada perversión que talentos como el de Quentin Tarantino han exprimido hasta la última gota. Javier Amado, enfermero supervisor del madrileño Hospital Doce de Octubre y profesor de la Universidad Complutense, ha indagado en el papel de la enfermería en el cine y el cliché de la mujer fatal vestida con cofia, minifalda y liguero. En los últimos 50 años se han dado otros tipos que se han ido perpetuando en la gran pantalla, como el de la enfermera abnegada y monjil, entregada a los demás con recompensa en la otra vida; la mujer- ayudante- del médico, enamorada o esposa de él, que tiene un aprendizaje empírico; la chica con mundo; y en los últimos años irrumpen los enfermeros, haciendo que cambien ciertas cosas, dando paso a un perfil universitario más profesional. También es verdad que en el papel de la mujer enfermera ese cambio se va viendo, pero sigue tirando del inconsciente la enfermera- fetiche, que procede, según los psicólogos, de un complejo de Edipo mal curado Amado enfrenta al Focker (o Follen, como se le ha nombrado en español) de Los padres de ella con el Benigno de Hable con ella -Jay Roach contra Pedro Almodóvar- -ni más ni más menos que para mostrar cómo también ellos padecen el estigma: el primero refleja muy bien lo que busca ese 15 por ciento de varones enfermeros, profesionales universitarios, a los que no les importa luchar contra los estereotipos sociales, mientras que el segundo representa al modelo peligroso en el que la sociedad podría abocar la figura de un hombre que Muchas joyas de la filatelia nacionales y de otros países reflejan el mundo de la enfermería. En España los primeros sellos con este motivo se pusieron en circulación durante la Guerra Civil El reconocimiento social Los sellos han venido a poner a las enfermeras en su sitio. Los aquí recogidos pertenecen a la colección de la profesora Teresa Miralles, la más importante del mundo sobre enfermería. Arriba a la izquierda, vemos el de la Reina Victoria Eugenia con uniforme de enfermera de la Cruz Roja Española, ya que ella fue la fundadora de la primera escuela de enfermeras de esta institución, en 1919. El diseño reproduce la efigie de la Soberana según fotografía de Kaulak, de Madrid, impreso en Londres, y puesto en circulación en 1926. Debajo aparece el que conmemora el 175 aniversario del médico gaditano Rubio y Galí, al que vemos, con sorpresa, junto a dos enfermeras inglesas.