Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 11 2005 51 Los domingos Estados Unidos. Informáticos indios trabajarán desde un barco para burlar las duras leyes de inmigración Leyes metomentodo El proyecto de Estatut es un caso extremo pero no único de invasión de la esfera privada Warren Beatty. Esplendor en la hierba política para derribar al férreo Schwarzenegger El multiculturalismo, en llamas. Muchos ponen ahora el dedo en la llaga del rotundo fracaso de la escuela pública Francia Una crisis de amplio alcance TEXTO: JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS Quemo un coche y prendo fuego a una escuela, luego existo No hay una única causa social, religiosa o política para los disturbios. Los expertos ofrecen diagnósticos dispares de por qué durante décadas Francia integró la inmigración y hoy fracasa de forma traumática os semanas de incendios, muerte y violencias suburbanas están dejando al descubierto la emergencia traumática de una Francia multiétnica, multicultural, multirreligiosa, en profundo conflicto consigo misma, con sus raíces y traumático presente, angustioso, dramático, con estallidos de cólera, desesperación y nihilismo de distinta naturaleza. A primeros de septiembre, Patrick Le Lay, presidente y director general (PDG) de TF 1, primer D canal nacional de televisión (privado) y una de las personalidades más influyentes de los medios de comunicación europeos, declaraba a la revista Bretons: Me siento un extranjero en Francia. Y Francia, su sistema jacobino, su sistema administrativo, están consumando el genocidio cultural de la lengua bretona, a la que no se concede el derecho a la existencia. Los bretones estamos en un país con una cultura oprimida. La cultura bretona sufre del terrorismo intelectual de Francia Para intentar comprender el alcance de una afirmación de ese tipo, en Francia, es necesario imaginarla en boca de un vasco que fuese director general de TVE, en Madrid, e hiciera tal afirmación refiriéndose al euskera. El nihilismo de Patrick Le Lay no tiene nada que ver con la fractura étnica, social, generacional y cultural que ha precipitado dos negras semanas de disturbios suburbanos, pero sí subraya la ma (Pasa a página siguiente)