Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional LOS RETOS DE LA NUEVA ALEMANIA DOMINGO 13 11 2005 ABC Superar la adolescencia federal Los partidos alemanes se disponen a consensuar la reforma del Estado modelo federal pasa la ITV: los partidos alemanes constatan que, además de beneficios, comporta desventajas y han resuelto limitar éstas RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Un federalismo más constructivo y menos a la defensiva es lo que desean los alemanes. Tras años de adolecer de bloqueos y susceptibilidades, los partidos han resuelto hacer un Estado más eficaz y menos lento, tanto en el interior como de cara a la UE: Lo bueno para Alemania es que pueda aparecer en Europa con una voz fuerte y unitaria dice la ministra de Justicia, Brigitte Zypries (SPD) Una Centroeuropa culturalmente federal asiste a la revisión de un sistema envidiado y multicopiado. La Unión Democristiana y el partido Socialdemócrata han decidido fortalecer al Gobierno federal de cara a la UE, ante los nuevos desafíos a la seguridad, la corresponsabilidad fiscal, la amenaza al medio ambiente y un proyecto cultural común, y a cambio, redistribuir competencias hacia las regiones. La devolución de poderes y el princib El envidiado pio de subsidiariedad han reportado beneficios a la gestión, la democracia y la cultura en estados modernos; pero no parece vía de una sola dirección y la ferozmente confederal Suiza, Estados Unidos o la propia Alemania se han topado con límites y cree que el mecanismo ideado para refrenar poderes ha terminado refrenando posibilidades. Un federalismo impuesto A los alemanes no les importa enmendar la Constitución. Lo han hecho 51 veces en medio siglo. Tampoco demasiado su unidad. Sólo empezaron a unirse políticamente en 1848 y, aún en 1948, se repensó su disolución. El actual federalismo fue impuesto por las potencias para minar el nacionalismo y la opresión cultural norte- sur, y fue asumido por Bonn como piedra angular de un sistema de equilibrios hasta devenir en obstáculo al desarrollo político. Además, el Gobierno siempre ha sabido que podría ver su acción muy disminuida si un día las regiones ejecutasen todos sus derechos. Pero una reforma a fondo del federalismo implicaba reformar la Ley Fundamental y esto ha requerido un consenso maduro. Cuestión clave era la Cámara Alta (regional) empleada para minar al canciller cuando las regio- nes eran de signo contrario, retrasando así importantes reformas; entre otras ésta, llamada la madre de todas las reformas El acuerdo restará poder de bloqueo al Bundesrat, que pasa de decidir sobre casi dos tercios de la legislación a poco más de un tercio, aunque mantiene veto sobre leyes con fuerte repercusión financiera sobre las regiones. Los partidos han fijado un pacto de estabilidad nacional para respetar, también a escala regional, los criterios de Maastricht. En caso de multa de Bruselas, el Estado pagaría un 65 por ciento y las regiones, proporcionalmente, el resto. En el plano interregional, el experto Dieter Nohlen insiste en que la tendencia hacia un federalismo competitivo como herramienta dinámica no puede no combinarse con un federalismo solidario Clarificar competencias A cambio de esta centralización, la reforma clarifica competencias con los Länder Las regiones regularán exclusivamente el cuerpo de funcionarios, serán dueñas del horario comercial, el derecho asociativo, regulación de prisiones y, sobre todo, educación y tasas universitarias; a esto se oponía el SPD, cuyo presidente y futuro vice- canciller insistía en que lo más importante que tenemos que mejorar es la instrucción pública, el Gobierno no debe quedarse fuera de eso La educación, aunque coordina el programa en un consejo escolar, es competencia regional, pero Berlín desea lanzar un programa de universidades de elite para competir tecnológicamente. La sensación de que el consenso federal empezaba a debilitar a Alemania