Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 11 2005 Nacional 23 La Delegación del Gobierno en Ceuta abandona en la calle a asiáticos sin papeles La Policía reconoce que ya hay un claro efecto llamada de inmigrantes de esa procedencia b Los inmigrantes irregulares lle- van ya seis días durmiendo a la intemperie, sin que la autoridad gubernamental explique la razón por la que no los admite en el CETI CARMEN ECHARRI CEUTA. Sin dinero, sin un lugar donde dormir y con el único apoyo prestado por los hermanos franciscanos de Cruz Blanca, 26 inmigrantes asiáticos se han convertido en los parias de la inmigración. Llevan seis días durmiendo en la calle, sin que la Delegación del Gobierno haya adoptado medidas para facilitarles la entrada en el CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes) Parece que no existieran, que se hubieran convertido en los olvidados de una Administración que prometió apoyo a todos los sin papeles en momentos de marcada presión política por las avalanchas sobre los perímetros de Ceuta y Melilla. Simon no lo entiende. A sus treinta y tantos años se lamenta. Tiene frío, se le ha terminado el dinero con el que hasta la fecha había podido pagarse una pensión en el puerto de Ceuta y tiene miedo. Los recientes atracos sufridos por otros asiáticos que están en sus mismas condiciones le hacen escabullirse cada vez que ve a un argelino, porque estos son los que nos quitan el dinero Bilad, su compañero, lo sabe bien, pues lo ha sufrido en sus propias carnes. Este asiático muestra sus ropas destrozadas y los moratones dejados en su rostro por cinco inmigrantes magrebíes que le asaltaron en las cercanías del hogar de Cruz Blanca. Esta es la dramática situación que se vive en Ceuta, y que en vez de paliarse ha ido agravando, pues cada vez son más los asiáticos que, atraídos por las mafias, consiguen adentrarse en la Ciudad autónoma, en lo que ya es calificado por la Policía como un claro efecto llamada En los últimos días se ha registrado Los inmigrantes esperan a que unos religiosos les den de comer la entrada de dos grupos en patera, sin que fueran detectados por las Fuerzas de Seguridad. Supieron que habíamos entrado cuando acudimos a la comisaría concreta uno de los inmigrantes. Allí contaron que habían entrado en bote, por la playa ceutí del Sarchal, siguiendo una de las rutas- -la marítima- -más explotadas por estos clandestinos, aunque se ha dado el caso de alguna entrada ocultos en maleteros de vehículos que cruzan el masificado paso del Tarajal, que separa Ceuta de Marruecos y que es utilizado a diario por más de 30.000 personas. FARO DE CEUTA Los voluntarios de Cruz Blanca son los únicos que están atendiendo a estos inmigrantes. Les dan desayuno, comida y cena, además de mantas para guarecerse del frío. No les pueden dar cobijo porque su albergue está masificado. La Delegación del Gobierno no da versión oficial alguna sobre esta situación, por lo que ya se alzan voces que comentan el trato discriminatorio existente, pues la población subsahariana sí que es atendida en el CETI, mientras que a este numeroso grupo de asiáticos se le deja a la intemperie.