Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12 11 2005 Los sábados de ABC 99 VIVIMOS COMO SUIZOS Cuidados a pedir de boca ROSA BELMONTE Revisiones y limpiezas semestrales mantienen perfectas las bocas complicadas hecho a medida, que se va cambiando según va avanzando la posición de los dientes (cada dos semanas aproximadamente) El precio es elevado (entre 5.000 y 6.000 euros) pero nadie lo nota. Debe mantenerse entre 12 y 24 meses. Sonrisas sin lágrimas ¿Quién dijo que para presumir hay que sufrir? Tres técnicas que sólo requieren una sesión y rejuvenecen la dentadura al instante son el contorneado dental, las carillas y el aclarado y o recorte de encías. La primera se usa cuando los dientes son irregulares, están gastados o muy puntiagudos, y consiste en limar los bor- La vida que confiere a toda boca el don de haber sido besada que diría Pedro Salinas. Pero para que la boca sea una llamada al beso, tiene que estar para comérsela. Y nuestra boca no siempre está tan besable La halitosis, vergonzante problema que padece el 24 por ciento de la población, no perdona y el último en enterarse es el que lo sufre. La causa primera es la falta de higiene (el 90 por ciento de los casos) La media de cepillado de los españoles es de 1,2 veces al día, frente al 2,8 del resto de los europeos, y la mayoría lo hace sólo por la mañana. Para cuando llega la tarde, un cierto tufillo se ha apoderado de nuestras bocas. A lo largo del día, los gérmenes colonizan la línea de debajo de las encías y se acumulan en el dorso de la lengua, y si no se eliminan emiten gases que provocan malos olores. Según Luis Calatrava, el cepillado debe realizarse después de cada comida y antes de acostarse, durante tres minutos, en las dos caras de los dientes; hay que limpiarse la lengua con el cepillo de dientes (sin pasta) para que no se convierta en un depósito de bacterias; es básico usar seda dental cada noche o unos cepillos cilíndricos denominados interproximales, ya que las bacterias se acumulan más fácilmente en los espacios donde el cepillo normal no llega; éste debe cambiarse cada dos o tres meses, y, por descontado, hay que hacerse revisiones odontológicas y limpieza dental profesional. Para los casos rebeldes, en la Clínica Castellana 100 EL CHEF DESNUDO Jamie Oliver, decentemente vestido para la ocasión E realizan un tratamiento que aseguran que acaba con la halitosis al cien por cien. Medimos el aliento con un halímetro, hacemos una limpieza bucal a fondo, aplicamos un producto específico para acabar con las bacterias de la lengua, bolsas periodontales y criptas amigdalares, damos unas pautas para seguir en casa y revisamos al paciente periódicamente explica el doctor Calatrava. El precio total es de 250 euros. Por último, un truco de la abuela: el bicarbonato de soda es también muy efectivo. Úselo si alguna vez le falta el dentífrico. des de los dientes y redondearlos para darles un aspecto más juvenil. También se emplea cuando hay ligeros apiñamientos inferiores subraya el doctor Morillo, pionero en esta técnica. No necesita anestesia, se hace en una hora y cuesta 300 euros una boca completa. Las carillas son unas finas láminas de porcelana o composite (una resina) que se adhieren a la superficie del diente para cambiar su forma o color. Las primeras son más caras (entre 360 y 600 euros cada una) pero más duraderas (alrededor de diez años) y hay que reducir el propio diente para pegarlas; las segundas son más frágiles pero también baratas (entre 180 y 300) y apenas requieren un lijado. Unas y otras se colocan cuando el blanqueamiento no es suficiente, en dientes rotos o desgastados y cuando hay espacios interdentales. Para agrandar los dientes también se puede hacer un ligero recorte de las encías sobresalientes, y las encías oscuras se aclaran mediante dermoabrasión (se precisa anestesia local) Marcar los límites De nada sirve el cuidado de los dientes si no se atienden también las necesidades de los labios. El paso del tiempo ¿otra vez? deja su huella- -casi siempre anticipada- -también en ellos. Con cada cumpleaños se van retrayendo las encías y esto los afina y pierden volumen. Si se infiltra una pequeñísima cantidad de ácido hialurónico en tiempos sucesivos, se eleva y engrosa ligeramente el labio (este efecto dura entre tres y seis meses) y con esto se remata el rejuvenecimiento global de la boca. ¿Y esto lo puede hacer un médico estomatólogo? A la hora de hacer cualquier mo- dificación, es importante tener en cuenta la disposición de la mandíbula, el maxilar superior, el tamaño de los dientes etcétera argumenta el doctor Calatrava. Si lo que se pretende es realzar la boca sin modificar su tamaño o redibujar un labio difuminado por los herpes o arrugas perilabiales, la solución pasa por un delineado con micropigmentación. Se trata de volver a dibujar los contornos con pigmentos naturales explica la especialista Diana Mendoza. Dura alrededor de dos años y al ser una técnica dolorosa requiere anestesia en crema (400 euros) En uno y otro caso, el buen gusto y el sentido común son los que deben marcar los límites. Todo, al cabo, es cuestión de armonía. l otro día leí en la prensa y oí en la radio que el 11 por ciento de los madrileños cocinan desnudos. Sapristi. ¿Fritangas con salpicaduras de aceite o sólo inofensivas tortitas? Parece que algunos se han tomado literalmente lo de The naked chef (el chef desnudo) la denominación de Jamie Oliver, la joven estrella británica de la cocina. Lo que más me sorprendió no fue el hecho de que haya gente que se plante en cueros ante los fogones (cuando las cocinas son casi industriales, esto de los fogones suena a Los Picapiedra) Lo que me dejó estupefacta fue la obtención de ese extraño dato y cómo se ha llegado ahí. ¿Pero qué demonios habían preguntado? La cosa partía de la prescindible encuesta de una marca de preservativos (sí, Durex) y su posterior informe, cuyo único fin me parece que es el de proporcionar titulares refrescantes entre desgracias de toda clase. Ya saben, lo del número de coitos de los españoles y eso. 105 es la cosecha de 2005. Mala rima. Los griegos parece que son los más activos sexualmente. Quizá por eso Paris Hilton se ha echado de novio a un Niarchos, ese chico de pésimo gusto con las chicas (antes salía con una gemela Olsen) y peor forma de conducir. Supongo que el Bentley que metió debajo del camión ya estará en el chapista de Beverly Hills. Pero vuelvo a lo mío. En realidad, no es que el 11 por ciento de los madrileños (o de los preguntados en Madrid) cocinen desnudos, sino que ese porcentaje de personas reconocían haber cocinado desnudas alguna vez. Vaya, pues no es lo mismo. Decía Mark Twain que el hábito sí hace al monje, que las personas que van desnudas tienen poca o ninguna influencia en la sociedad. Pero no cabe duda (al menos a mí no me cabe en el bolso que no llevo) de que, aunque los despelotados no tengan influencia en la sociedad, llaman la atención. En la calle o en sus cocinas (si van por ahí contándolo, claro) Que cada uno en su casa hace lo que le da la gana es evidente. ¿No pasaba Sissy Spacek el aspirador desnuda en no me acuerdo qué película? ¿O no era Sissy Spacek? Sí, ese par de peras eran de la Spacek. Bueno, da igual. Lo que sigo sin entender es por qué se plantea esa pregunta. ¿Ha cocinado alguna vez desnudo? Pero tío, ¿y tú has fumado hierba caducada? El mundo de las encuestas es desde luego un mundo. ¿Ha deseado alguna vez dar una paliza a Carlos Larrañaga? Al final todos podemos formar parte de un absurdo tanto por ciento si se formula la pregunta adecuadamente tonta.