Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12 11 2005 93 Los sábados MÚSICA DE CINE CUERPO Y MENTE de NEGOCIOS CON SOLERA HACE 200 AÑOS UNA JOVEN VIUDA EMPEZÓ A PRODUCIR UN CHAMPÁN QUE MERECIÓ SU NOMBRE TODO LISTO PARA QUE LOS VERDADEROS NIÑOS DEL CORO ACTÚEN EN MADRID SONREÍR ES SALUD. AUNQUE HAY PEQUEÑOS PROBLEMAS QUE NO NOS PERMITEN ABRIR LA BOCA Muchos museos, públicos o privados, se han convertido en un activo inmobiliario que se puede alquilar a todo tipo de empresas para actos promocionales y corporativos. La tendencia va a más. Se alquila museo TEXTO: BLANCA TORQUEMADA Unr eportaje de decoración realizado en la sala más noble del Museo del Prado (a los pies de las Meninas) fue hace años espoleta de escándalo, porque en la publicación beneficiaria de aquel sublime escenario trabajaba la esposa del que entonces era director de la pinacoteca. ¡El templo de la pintura al servicio de un supuesto nepotismo y de la venta de revistas! Ahora los principios no han cambiado en lo que a las salas de exhibición de las obras se refiere (jamás se ceden) pero las nuevas fórmulas de gestión museística, incluidas las de los centros de titularidad estatal, son abiertas de miras. Sobre todo, porque el número de museos se ha multiplicado y para su sostenimiento hay que dar cada vez mayor cancha a la financiación privada. Así que, ¿a cuánto está el alquiler de un metro cuadrado de museo? Depende del inmueble (más o menos renombrado, vanguardista o señorial) de la orientación, del uso que se le vaya a dar y de las vistas igual que cuando se busca piso. La opción se ha convertido en una fórmula de éxito, aunque no con perfiles puramente mercantilistas ni para capricho de particulares. Sí para aprovechar el innegable valor añadido que el barniz de la cultura y el arte imprimen a cualquier producto en promoción. Es la moda. El CARS y Nouvel, en la onda Así, muchos museos se han convertido en el centro de convocatorias diversas con las que se abren a distintos sectores de la sociedad después de cerrar sus puertas al visitante de taquilla como se comprobó recientemente cuando la El Guggenheim dispone de una entrada perfecta y muy solicitada para todo tipo de festejos (Pasa a la página siguiente)