Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12 11 2005 Deportes MUNDIAL ALEMANIA 2006 ESPAÑA SE LA JUEGA EN LA REPESCA 89 Restaurada como selección en 1994, no ha disputado Eslovaquia un Mundial ni una Eurocopa. Tampoco ha estado tan cerca como ahora. De Alemania le separa España Fuertes, obedientes, ordenados y tímidos TEXTO ENRIQUE ORTEGO Luis dio ayer las últimas consignas al equipo en el centro del Calderón AP QUE LA ANSIEDAD NO LIMITE AL EQUIPO JAIME LISSAVETZKY Secretario de Estado para el Deporte C omo a cualquier aficionado español, me cuesta trabajo imaginar un Mundial sin la presencia de la selección, sencillamente porque un Mundial sin España no es lo mismo. Por esta razón estoy convencido de que el equipo nacional va a salir airoso de la doble confrontación con Eslovaquia. No quiero decir con esto que el compromiso sea fácil. Ni mucho menos. No hay nada más que ver las complicadas clasificaciones de casi todos los grupos para comprobar la veracidad del viejo tópico futbolero no hay enemigo pequeño Sin embargo, en mi opinión, dejando al margen que la suerte también influye, cuando el pez chico se come al grande casi siempre se debe a que ha sido superior en actitud y motivación. Todos los aficionados sabemos lo que nos jugamos en esta repesca y los jugadores con mayor razón, por lo que en actitud y motivación como mínimo tenemos asegurado el empa- te. Si a ello añadimos la experiencia, la preparación técnica y táctica y el talento individual de nuestra selección, no sería razonable que se nos escapara la clasificación. Cabría argumentar que esas virtudes del equipo no han servido para clasificarnos directamente y es verdad, pero no es menos cierto que la selección llega a esta eliminatoria definitiva en mejor situación de motivación y juego que en la fase de clasificación. España sabe responder en los momentos difíciles. En cualquier caso, de nada sirve mirar ahora hacia atrás. Nuestra presencia en el Mundial depende de lo que hoy y el próximo miércoles hagamos con Eslovaquia y, para variar, no estaría nada mal conseguir un resultado que nos permita viajar a Bratislava con cierta tranquilidad. El estadio Vicente Calderón, con un lleno absoluto, será sin duda un escenario propicio para un nuevo triunfo del fútbol español. El apoyo decidido de la afición será imprescindible para que, como se dice ahora, los jugadores se enchufen al partido desde el primer minuto. Pero, eso sí, debemos evitar que la ansiedad limite nuestras posibilidades. La paciencia y la concentración serán nuestros mejores aliados a la hora de marcar, y más tarde o más temprano lo conseguiremos. MADRID. Cuando a Dusan Galis- -enamorado del encanto de Cádiz desde que jugara allí en la temporada 81- 82- -le concedieron el honor de dirigir por segunda vez a la selección eslovaca- -ya había estado dos meses en el 99- -le regalaron un kilométrico para recorrerse el continente de norte a sur y de este a oeste y abaratar gastos en su empeño de formar un equipo nacional medianamente competitivo. Los mejores jugadores han tenido que emigrar del país porque la Liga eslovaca está exenta de competitividad y quizá por eso ha llegado a esta repesca- -el momento culminante de su experiencia internacional- -con veintidós jugadores procedentes de doce países diferentes. Y es que de la Liga eslovaca sólo hay cuatro: dos del Artmedia, el equipo revelación de la actual Champions y dos del Slovan. El resto llega desde todos los rincones de Europa: Rusia (2) Turquía (1) República Checa (3) Escocia (1) Bulgaria (1) Portugal (1) Alemania (2) Inglaterra (2) Austria (3) y Estados Unidos (1) además del tinerfeño Kelemen, repescado el jueves a última hora por la lesión del segundo portero, Cobej. Muchos cambios en su mejor racha No le gusta a Luis escuchar que España se enfrenta a una selección menor, pero es la realidad. Estamos ante un equipo joven, de reciente formación, en pleno periodo de renovación, que de hecho a lo largo de la fase del clasificación, en la que sólo perdió un partido ante Portugal en Lisboa (2- 0) ha cambiado media docena de jugadores de los primeros encuentros a los últimos. Sus condiciones futbolísticas están basadas en su buena condición física, en su disciplina táctica, en su animosidad, pero todo ello aderezado de una timidez e inseguridad en sus pro- pias fuerzas que les hace montar todos sus enfrentamientos a la defensiva. Hasta el último, que le supuso acceder a esta repesca. Le valía el empate en casa ante Rusia y salieron en busca del empate sin goles que consiguieron. Medio país ya sabe que para estos dos encuentros le faltará su mejor hombre, el delantero Mintal, lesionado. Un trabajador del gol que se gana la vida en Alemania, donde la temporada pasada fue Pichichi En su ausencia hay que citar los nombres de Karhan, porque jugó en el Betis (99- 00) y tiene cierta experiencia y calidad; el todoterreno Nemeth, que desde cualquier posición del centro del campo sabe llegar al remate, y el hombre que viene a hacer las veces del punta ausente, Vittek, que también juega en la Bundesliga y tiene un buen remate con las dos piernas y buenos movimientos de desmarque. Lo suyo es jugar siempre sin balón, porque sus compañeros se atrincheran atrás con una línea defensiva de cuatro hombres y otra de cinco por delante, con tres medios centros de oficio y gran presencia física: Karhan- Valachovic- Hlinka. Un clásico 4- 4- 1- 1. Eslovaquia tuvo selección propia desde 1939 a 1944, pero después debió esperar cincuenta años, hasta que se fragmentó de la República Checa, para volver a inscribirse en la UEFA (93) y la FIFA (94) Su primera experiencia fue la fase de clasificación para la Eurocopa 96 y desde entonces ha estado en todas las fases previas sin poder pasar nunca a una fase final. Quedó cuarta en la marcha hacia Francia 98, tercera en el camino hacia Corea 2002 y tercera también en el asalto a la Eurocopa 2004. Media docena de seleccionadores ha tenido el equipo desde su nueva puesta de largo: Venglos, Jankech, Radolsky, Galis, Adamec, Jurkemik y ahora de nuevo Galis. El malogrado Peter Dubosvsky, el mejor jugador eslovaco de la historia Aunque ocho eslovacos, entre los que estaban Ondrus, Pivarnik, Masny... formaban parte del once titular de la Checoslovaquia campeona de Europa 1976 y otros apellidos ilustres como Moravcik lucieran su clase por media Europa, posiblemente sea Peter Dubosvsky el mejor jugador de la historia de este país. Su memoria está presente en todos los círculos futbolísticos y son muchos los que piensan que de no haber sufrido aquel maldito accidente en unas cataratas de Tailandia- -junio de 2000- ahora, con 33 años, podría estar jugando contra España. La Federación mantiene su memoria dando su nombre al trofeo al mejor jugador menor de 21 años. Peter despertó en el Slovan de Bratislava y después de ser elegido mejor jugador de la Liga (93) dio el salto al Real Madrid (93- 95) y Oviedo (95- 00) Cuando falleció aún tenía contrato en vigor. Fue 33 veces internacional (12 goles) con Eslovaquia y 14 con Checoslovaquia (6)