Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12 11 2005 Economía 81 Seat facilitará a los sindicatos su plan industrial como gesto conciliador La Generalitat descarta entrar en el capital social de Volkswagen b Los sindicatos constaron LA CULPA ES DEL MERCADO C ayer un cambio de actitud de la dirección de Seat en la primera reunión celebrada en presencia de la Inspección de Trabajo J. C. VALERO BARCELONA. La historia se repite en Seat. Al igual que ocurrió hace año y medio en la negociación del convenio colectivo, dirección y sindicatos empiezan a aproximar sus posiciones después de tensar la situación desde el enroque y las demostraciones de fuerza, en una nueva escenificación de manual del binomio presión- negociación. Al día siguiente de una huelga de 24 horas y de una manifestación multitudinaria en contra de un expediente de regulación de empleo (ERE) cuya ejecución supondría el despido de 1.346 trabajadores (aproximadamente el 10 de la plantilla) los sindicatos y la dirección de Seat negociaron ayer por primera vez en presencia de la Inspección de Trabajo. El resultado de la reunión es esperanzador, al menos para los sindicatos, y completa los gestos conciliadores que ya demostró la empresa el miércoles, cuando ofreció en vano negociar el excedente y ampliar las medidas sociales para paliar los efectos traumáticos del ERE en la filial de Volkswagen. La dirección de Seat se mostró ayer dispuesta a facilitar el próximo martes a los sindicatos los datos que hace meses le habían solicitado sobre las previsiones de producción para 2006, segregada por modelos; la valoración del coste de las propuestas sindicales, calificado de elevado por parte de la empresa; y las actuales reservas o stocks de vehículos que tiene la compañía. Este cambio de actitud ha sido interpretado por las centrales como un gesto positivo. El comité de Seat insiste en defender la viabilidad de su paquete de medidas, que en el capítulo industrial incluye la ampliación dela gama de productos y de la red comercial española y extranjera, el lanzamiento de nuevos modelos y la plena identificación e integración de la marca Seat en la gama deportiva de Audi. El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, recibirá la próxima semana a los sindicatos, después de que el consejero de Trabajo e Industria, Josep Maria Rañé, explicara ayer que hasta el jueves, los trabajadores no pidieron de manera oficial una reunión El consejero aseguró que los despidos previstos afectan al 10 de la plantilla y son graves, pe- Un grupo de trabajadores, en la manifestación del jueves ro se tienen que poner en su justa dimensión ya que el 90 tiene garantías de continuidad, al existir proyecto industrial y de inversiones. En otros momentos ha peligrado toda la planta afirmó Rañé, que se mostró convencido de que ahora no peligra ni la marca ni la planta de Martorell. El representante del Gobierno catalán reiteró en declaraciones a TV 3 que no sería de mucha utilidad que la Generalitat entrara a formar parte de Seat tal como piden los sindicatos, y no quiso manifestarse sobre la conveniencia de que La Caixa compre una participación de Volkswagen. ELENA CARRERAS VW invertirá 22.700 millones El grupo Volkswagen aprobó ayer realizar una inversión de 22.700 millones de euros entre 2006 y 2008 para mejorar, de los que 10.900 millones se destinarán a la ampliación y mejora de su gama de modelos. En el apartado de mejoras industriales, la marca alemana tiene previsto invertir 5.600 millones de euros, que serán destinados a mejorar la calidad y modernizar las instalaciones de laminado, pintura y montaje. Volkswagen mantiene su objetivo de alcanzar un beneficio bruto de 5.100 millones de euros en 2008. Tres proveedoras de General Motors en España presentan expedientes de regulación ABC ZARAGOZA. Tres de las empresas proveedoras de componentes para la factoría española de General Motors han presentado hasta ahora solicitudes para expedientes de regulación de empleo (ERE) ante la dirección general de Trabajo del Gobierno de Aragón. Se trata de los fabricantes de componentes Lear, Kendrion y Keiper Ibérica, que han pedido la suspensión temporal de contratos para un total de 560 trabajadores, según explicó ayer el secretario general de FEMCA- UGT en Aragón, Luis Tejedor. Lear Corporation ha presentado un ERE de tres días en diciembre que afecta a los 385 trabajadores que conforman la totalidad de la plantilla de su planta de Épila (Zaragoza) aunque el comité de empresa confía en cerrar próximamente un acuerdo con la dirección para que se reduzca a 90 empleados. Kendrion ha solicitado la suspensión de contratos, también de tres días, para 99 de sus 178 empleados en la factoría de la localidad zaragozana de Borja. Por último, Keiper Ibérica ha planteado un ERE de seis días para 76 de los 121 trabajadores de la planta de Calatorao (Zaragoza) uando miles de coches son incendiados en Francia, y unos salvajes apalean a un ciudadano hasta la muerte, los políticamente correctos, ante una circunstancia que les encaja en los odiados Estados Unidos pero no en Europa, le echan la culpa ¡al liberalismo y al mercado! Las crónicas sensatas que eluden los tópicos y procuran retratar el asunto en su complejidad, como las de Juan Pedro Quiñonero en ABC, son excepcionales. Leí a señores que seriamente escribieron, por ejemplo, en El Periódico de Catalunya o en El País, que los disturbios se deben a las políticas neoliberales CARLOS RODRÍGUEZ- BRAUN que caracterizan a Europa en general y a Francia en particular. Josep Ramoneda afirmó que El Estado se ha ido apartando de las responsabilidades en materia económica y habló de la dejación del Estado e incluso de un Estado demediado Esto no tiene sentido. El Estado francés es enorme, los impuestos en Francia son de los más altos del mundo, y el gasto público representa el 50 del PIB. ¿Cómo puede afirmarse que el país padece una dejación del Estado cuando todo sugiere que es justo al revés? Si para Josep Ramoneda el 50 del PIB es un Estado demediado ¿cuál sería la óptima cifra del Estado pleno, el 100 la estatización completa? También en El País habló Antonio Caño del Estado norteamericano como el increíble Estado menguante o incluso de Estado famélico En EE. UU. el gasto público es apenas inferior al 40 del PIB. ¡Y eso le parece a Antonio Caño un Estado famélico! ¿Cuánto debería crecer para estar razonablemente alimentado? A partir de supercherías, los políticamente correctos fantasean con que la solución está a mano: como las cosas funcionan mal porque el Estado está ausente, pues que se presente y todo se arreglará. Y de ahí que las autoridades francesas ya estén pensando en subvenciones, burocracias, observatorios, etc. El pensamiento único elude dos consideraciones, una muy obvia y otra menos. La muy obvia es que, como vimos, el Estado ya está presente. La otra es que no cabe alegar que su presencia no está vinculada con los males que afligen a la sociedad. Cabe razonablemente argumentar que el intervencionismo crea paro debido a sus regulaciones e impuestos, desmoraliza a la sociedad, generaliza la cultura del subsidio, fractura el mercado de trabajo y lleva ese appartheid desde grupos religiosos, étnicos y de edad, hasta la geografía urbana. Por desgracia, si esto es así y no es reconocido, si no se apuesta por la integración en libertad y responsabilidad, o si sólo se piensa en reprimir sin considerar que el Estado sofoca un fuego que él mismo ha alimentado, la receta equivaldrá, como diría Ortega, a recomendar el retorno de lo que fue la causa del trastorno.