Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional SÁBADO 12 11 2005 ABC Kirchner usa a un tránsfuga para evitar el juicio político al alcalde de la capital La sesión para procesar a Ibarra se aplazó tras acabar en batalla campal CARMEN DE CARLOS. CORRESPONSAL BUENOS AIRES. En el kirchnerismo nos dimos cuenta de algo... ¿Para qué estar comprando miles y miles de votos en electrodomésticos antes de las elecciones? ¿Para qué? Si es mucho más fácil después de las elecciones ir uno a uno por los diputados La viñeta de Nik en el diario La Nación de Néstor Kirchner ayer atribuía el bocadillo al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, mientras empujaba un carrito de supermercado con un muñeco del que colgaba el cartel: super oferta Borocotó Eduardo Lorenzo Borocotó es el tránsfuga que a dos semanas de haber revalidado su escaño de diputado por la ciudad de Buenos Aires, en la lista de Propuesta Re- publicana (Pro) de Mauricio Macri, se pasó al oficialismo. La pirueta política, sin previo aviso a sus ex compañeros de filas, como él mismo reconoció, la formalizó en la Casa Rosada junto al Presidente Néstor Kirchner y el mencionado Fernández. Para dejar mayor constancia, de testigos estuvieron los fotógrafos que recogieron, si cabe con precisión mayor a la de Nik, la escena en la que se veía al jefe del Estado pletórico con los brazos apuntando al cielo. El hecho podría haber pasado como una anécdota más, pero sus consecuencias le dieron, salvando las distancias, una dimensión similar a la que tuvo la deserción de Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez en la Asamblea de Madrid, ya que el cambio de chaqueta de Borocotó anticipaba un fracaso en la sesión de la Legislatura donde debía decidirse, al día siguiente, jueves, el juicio político a Anibal Ibarra, jefe de Gobierno de la ciudad. Incendio en el boliche A Ibarra, cuyo puesto equivale al de alcalde, se le atribuye la responsabilidad de que el Ayuntamiento permitiera que el boliche Cromagnon celebrará recitales de música, pese a no estar acondicionado para ello y, como consecuencia, se produjera el incendio que provocó la muerte por asfixia de 193 jóvenes en fin de año. La Justicia ya ha procesado a 25 personas entre las que figuran funcionarios suyos. Con estos antecedentes y medio centenar de policías en la sala, la sesión en la Legislatura se abrió por la tarde y la oposición se encontró que le faltaba apenas un voto para dar luz verde al juicio político. La indignación de los familiares de las víctimas de Cromagnon fue en aumento a medida que veían que el caso Borocotó iba acompañado de la ausencia de cuatro legisladores que habían empeñado su palabra a favor del juicio. Entre gritos de: Y Kirchner dónde está y escenas como la protagonizada por la mañana por el padre de un muchacho que se apostó en la casa de Borocotó y clamó Justicia. ¡Qué Frente para la Victoria (partido de Kirchner) Frente para la Vergüenza! el ambiente se fue caldeando hasta estallar la sala como una bomba humana. La chispa definitiva fue el abandono, de noche, del grupo de legisladores kirchneristas que argumentó falta de garantías para seguir con la sesión y un receso. Los familiares, la mayoría con camisetas con los nombres de los chicos muertos impresos en su espalda, arremetieron con todo lo que tenían a su alcance. Volaron patas de sillas, golpes, patadas, puñetazos en lo que podría definirse como una réplica americana de lo que se acostumbra a ver en el Parlamento de Corea. El resultado fue el aplazamiento de la sesión hasta el lunes.