Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12 11 2005 Nacional 13 Las víctimas acusan a la Cámara vasca de despreciarlas MADRID. Quince asociaciones, fundaciones y colectivos de víctimas del terrorismo coinciden en su más firme rechazo a la Ponencia Permanente de Víctimas constituida en el Parlamento vasco, pues consideran que hacer desaparecer la palabra terrorismo de la misma supone un claro desprecio a la dignidad y la memoria de las víctimas Una de las personas perseguidas por los terroristas es la parlamentaria vasca del PP María San Gil, quien ayer coincidió donando sangre con las diputadas de EHAK Itziar Basterriak y Nekane Erauskin en la Cámara vasca. Parte de la dirección del PP en Madrid limita la deserción a una mera cuestión local Zaplana condena este caso de transfuguismo con toda la contundencia posible vo de un congreso de Coalición Valenciana. Algunos analistas, sin embargo, reducen el caso Tomás a una cuestión local Según esta versión, el diputado se habría pasado al grupo mixto tras conocer hace una semana la determinación de la dirección provincial del PP en Castellón (Carlos Fabra) de impedir que repitiera en las listas a la alcaldía de Alcora. Otros análisis, no obstante, apuntan a una operación de gran calado que señala al corazón de la Generalitat a través de testaferros como Coalición Valencia. TELEPRESS Comunicado de prensa Un tránsfuga del PP pone en apuros la estabilidad parlamentaria de Camps Un diputado pasa al mixto e ingresa en un partido marginal valencianista b El tamayazo valenciano coinci- de con las presiones de los seguidores de Eduardo Zaplana para exigir cuota en el cartel electoral de 2007 M. GASPARET VALENCIA. El escenario parlamentario en la Comunidad Valenciana sufrió ayer la convulsión más importante de la legislatura después de que un tránsfuga del PP anunciara la creación del grupo mixto en la Cámara autonómica y su ingreso en un partido marginal de la extrema derecha regionalista, Coalición Valenciana. Este nuevo caso de transfuguismo apenas supondría un pequeño seísmo en el equilibrio de fuerzas (48 diputados el PP, 35 PSOE y 6 IU) de no ser porque la operación abunda, cualitativamente, en el enfrentamiento entre campistas y zaplanistas y abre importantes interrogantes sobre la viabilidad del Gobierno Camps, caso de que algunos diputados afines al portavoz en el Congreso decidan los próximos días seguir la senda del transfuguismo. Varios diputados zaplanistas consultados por ABC negaron ayer tajantemente esa locura versión que fue ratificada por parte de la dirección del PP en Madrid. Sin embargo, era constante ayer el rumor sobre posibles fugas los próximos días, alimentado por el hecho de que la creación de un grupo mixto es una de las amenazas entre bastidores al campismo. Si bien tanto el portavoz en el Congreso como sus correligionarios en el Parlamento valenciano condenaron ayer este caso con toda la contundencia que es posible (Zaplana) la deserción de Francisco Javier Tomás, ex alcalde del municipio castellonense de Alcora, se imbrica en un muy preciso tira y afloja protagonizado los últimos días por los antiguos seguidores del actual portavoz parlamentario, pendiente de la negociación del cartel electoral para 2007. El pasado martes, la consellera zaplanista Alicia de Miguel generó una polémica que todavía colea, tras emplazar desde la televisión pública a Camps a tomar decisiones para atajar la corrupción, un eslogan que se ha convertido en la herramienta de presión a Camps. Todas las miradas se dirigieron al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, o el alcalde de Orihuela, José Manuel Medina, uno imputado y el otro zarandeado desde algunos medios por presuntas irregularidades. La corrupción centró el argumentario del tránsfuga en una entrevista telefónica con ABC. Dijo que comparte la declaraciones de Alicia de Miguel y elogió la etapa de gestión de Zaplana. Hoy se presentará en sociedad con moti- En un comunicado de prensa emitido ayer, el tránsfuga anunció de forma sucinta su intención de darse de baja en el PP, ingresar en Coalición Valenciana, y ponerse bajo el asesoramiento y la supervisión de este partido. Tomás hacía hincapié en que tenía un máximo interés en garantizar la gobernabilidad actual y no daba explicación alguna sobre sus causas o motivaciones ulteriores. El presidente de Coalición Valenciana, Juan Sentandreu, sugirió que la desilusión había llevado a Tomás a causar baja en el PP, y apuntó que el caso Fabra había sido definitivo en una decisión que en principio no tenía por qué ser emulada por otros diputados o concejales del PP. El muñidor visible de esta operación remontaba a ocho meses atrás los prolegómenos del golpe de mano. Desde el Consell valenciano y el PP se exigió a Francisco Tomás la devolución de su acta de diputado y se circunscribió la sorpresa a un caso de coge el dinero y corre El Tamayo valenciano un hombre sin luces que trata de salvar su sueldo según algunos de sus compañeros en el Ayuntamiento de Alcora, se refugió todo el día en un céntrico hotel de Valencia, idéntica actitud a la adoptada por la tránsfuga que dio la alcaldía de Benidorm a Zaplana en 1991.