Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 11 11 2005 Deportes 101 En el once que presentará Luis ante Eslovaquia en la ida de la repesca figuran siete jugadores que disputaron con Sáez otra eliminatoria similar frente a Noruega buscando un puesto para la Eurocopa de Portugal. Entones, salió cara, pero los internacionales lo pasaron mal Zozobra ante el match- ball TEXTO: JULIÁN ÁVILA EFE MADRID. Desempolvar las páginas del partido de ida de la repesca ante Noruega supone rescatar un episodio de la selección cargado de tensión, nervios y responsabilidad. El 2- 1 que cosechó España en el estadio Mestalla (Valencia, 15- 11- 03) dejó muchas dudas en el seno y en el entorno del equipo para el encuentro de vuelta de Oslo. Aquel equipo estaba dirigido Iñaki Sáez y el once fue el siguiente: Iker Casillas; Míchel Salgado, Helguera, Marchena, Puyol; Albelda, Baraja; Etxeberria, Raúl, Reyes; y Fernando Torres. Dos años después, Luis Aragonés ocupa la plaza de seleccionador y siete internacionales repiten en el equipo que ahora se ve obligado a salvar al equipo de un nuevo match- ball La mayoría de los protagonistas guardan un recuerdo vago del mal trago que supuso la repesca ante la primera pregunta, y eso que España salió airosa de la eliminatoria. Luego, hacen memoria y describen unos días de zozobra entre el partido de ida y el de vuelta. El viaje a Noruega fue más largo de lo habitual, tenso, con rostros de preocupación y con la losa de la eliminación salpicando cada corrillo. España ante una nueva repesca España 2; Noruega 1 Casillas Salgado Marchena Puyol Baraja Raúl Etxeberria (Joaquín, 77) Reyes (Vicente, 77) Salgado César Albelda (Baraja, 84) Noruega 0; España 3 Casillas Helguera Puyol X. Alonso El once ante Eslovaquia Casillas Salgado Pablo Puyol Del Horno Helguera Albelda Valerón (Guti, 73) Etxeberria (Joaquín, 77) Raúl Vicente L. García Albelda Xavi Reyes F. Torres (Valerón, 68) Raúl F. Torres ALBELDA Lo pasamos mal porque creamos ocasiones de gol y la pelota no entró. Hubo nervios y el grupo respondió CASILLAS Hubo mucha presión porque una parte de la Prensa nos veía fuera del Europeo de Portugal PUYOL Sufrimos mucho, más en casa que fuera, pero el equipo dio la talla más complicado de lo que la gente piensa cometa David Albelda. Para Iker Casillas se vivió un hecho que unió mucho más al equipo: Fue un palo lo que pasó en la ida. Llegamos a ese partido como favoritos y cuando viajamos a Noruega había gente que ya no apostaba por nosotros. Hubo mucha presión porque una parte de la prensa nos veía fuera del Europeo de Portugal con los cambios que preparaba Sáez para la vuelta. Cuando Raúl marcó el primer gol en Oslo supe que la eliminatoria estaba encarrilada porque nuestra defensa estuvo espléndida ante el planteamiento de colgar y colgar balones a Carew y Solkjaer Casi todo salió al revés de lo previsto Raúl y Vicente se retiraron ayer del entrenamiento con problemas, pero estarán a disposición del técnico Los eslovacos se ejercitaron anoche a las diez en el Cerro del Espino, donde Karhan y Skrtel se ejercitaron con normalidad Lo pasamos bastante mal porque casi todo salió al revés. Aquel gol que nos marcó Iversen nos hizo mucho daño. Noruega no había pasado del medio del campo y en la única ocasión clara que hizo nos dio un mazazo. Lo pasamos bastante mal porque creamos muchas ocasiones de gol y la pelota no entraba. Menos mal que Baraja hizo el dos a uno al final. Pese a lo corto del resultado sabía que podíamos resolver en Oslo. Hubo nervios, como es lógico, y el grupo respondió de maravilla. Se responsabilizó y pudimos sacar la situación adelante. Y fue más fácil de lo esperado, pese a que hacía muy mal tiempo y el campo estaba embarrado. Ahora nos espera Eslovaquia, un rival Con tensión y responsabilidad Carlos Puyol había cambiado su demarcación en aquella epoca y jugaba de lateral izquierdo: Sufrimos mucho, más en casa que fuera, pero el equipo dio la talla. Ahora, la tensión y la responsabilidad es la misma, pero tenemos en Eslovaquia un rival diferente, más peligroso que Noruega. Son más correosos, muy fuertes físicamente y peligrosos en el contragolpe Raúl concedió el día siguiente una entrevista a ABC y en ella se lamentaba: Sabíamos que estábamos ante un equipo rácano, defensivo y la lectura que debemos hacer es que jugamos bien muchos minutos, hicimos muchos ocasiones y el resultado fue corto. Contra la falta de gol no se puede hacer nada. Lo hablamos antes de jugar, por eso reaccionamos bien a su gol y tampoco nos vinimos abajo por no marcar primero. Hasta ahora ha sido sufrir en la selección, no es algo de estos últimos partidos, es de toda la vida También Iñaki Sáez se desahogó en este periódico: Un noruego me dijo que habíamos sido el equipo que más ocasiones le había creado. Lo afrontamos con decisión y con valentía, pero no tuvimos una migaja de suerte. No acertamos en los metros finales. Corrimos riesgos y los cambios dieron su fruto Cuatro días después de esta entrevista España regresó de Noruega con el billete de la Eurocopa en el bolsillo y con un lema de guerra grabado en la puerta del avión: Los tigres de Sáez Ahora le toca a Luis. HABLAR POCO Y SENTIRLO JUNTOS JOSÉ ANTONIO CAMACHO N o he experimentado las sensaciones de una repesca. Y aunque he pasado por el puesto de Luis, no puedo ponerme en su lugar porque ahora él está dentro y es quien conoce realmente el estado del equipo y de los jugadores. Creo que estos momentos son para hablar poco, sentir la importancia de lo que nos jugamos y vivir cada hora intensamente con los futbolistas. Es crucial el aspecto psicológico: apoyar al jugador y recordar que somos mejores, que se debe salir al campo con ese convencimiento. El enemigo es la ansiedad, que al futbolista le entre la duda. Por potencial futbolístico, España tiene que ganar los dos partidos, en el Calderón y en Bratislava. No soy amigo de consejos, pero deberíamos salir como si fuera ya un partido del Mundial. A fin de cuentas, es lo mismo. Son dos encuentros y en la primera fase de la Copa del Mundo se dispu- tan tres, pero siempre se dice que hay que ganar el primero porque sino el segundo se complica. Lo que sucedería ahora. No creo que sea el momento de darle más vueltas a las razones que nos han llevado a la repesca. Serbia tuvo más firmeza defensiva. Tampoco vale escudarse en la mala suerte. Si hablamos de un partido o una eliminatoria, el azar puede influir, pero cuando se disputa una liguilla es mucho más relativo. Ahora la mentalidad del equipo debe ser la de salir a jugar, exponer su mejor fútbol y pensar que van a ganar porque son mejores. Que así sea.