Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 11 11 2005 Sociedad 53 Clínicos españoles trabajan en una vacuna terapéutica contra el VIH b Serviría para retirar el tratamiento médico durante un tiempo todavía no determinado en personas infectadas por el virus en estadios tempranos ABC MADRID. Un grupo de científicos españoles, bajo la dirección del Hospital Clinic de Barcelona, está trabajando en el desarrollo de una vacuna terapéutica contra el virus del sida, que ha tenido resultados prometedores en animales, según José María Gatell, jefe del Servicio de Infecciones del centro sanitario. Este ha sido uno de los 22 proyectos de investigación aprobados por la Fundación para la Investigación y la Prevención del Sida en España (Fipse) para su financiación. En concreto, se trata de estudio fase II de utilización de células dendríticas mieloides autólogas, como adyuvante para una vacuna terapeútica contra el virus de la inmunodeficiencia tipo 1 en pacientes en estadíos tempranos de la infección. Este proyecto ha contado con pruebas de concepto en animales de experimentación y en humanos. Aunque distan mucho de tener la eficacia que desearíamos- -dijo- -sí que han dado resultados preliminares prometedores, y podría ser un objetivo para los próximos cinco años Las vacunas terapéuticas en enfermedades infecciosas ya funcionan en algunos casos, como rabia, difteria, tétanos o herpes zóster. Se administran en personas infectadas y modifican el curso de la enfermedad subrayó Gatell. La vacuna, según el investigador, servirá para retirar tratamientos durante un periodo de tiempo más o menos largo. Si después hay que reintroducirlos, al menos habrá pasado un tiempo sin tomar tratamientos, con el consiguiente ahorro de molestias, efectos secundarios y económicos concluyó. Fumar en bares y restaurantes de menos de 100 metros cuadrados dependerá de sus propietarios desde el 1 de enero R. SOLSONA El Senado propondrá que los menores puedan entrar en bares donde se fume Permitir fumar en lugares prohibidos se multará con un mínimo de 601 euros CiU que tienen mayoría absoluta en el Senado, intentan ampliar sus apoyos para que la sanidad pública financie los tratamientos de deshabituación G. ZANZA MADRID. El Senado ha comenzado a modificar la ley antitabaco en la versión que aprobó el Congreso. Los cambios que introduzca tendrán que ratificarse en la Cámara Baja. La ponencia llegó ayer a diferentes acuerdos sobre 33 enmiendas, de las 125 presentadas. Una de las modificaciones más singulares hace referencia a bares y restaurantes de menos de 100 metros cuadrados destinados a clientes. El proyecto de ley prevé que los menores de edad no puedan entrar en estos establecimientos donde es el propietario quien autoriza fumar. El Senado cambiará la disposición y permitirá a los menores, vayan o no acompañados por sus pab PP y dres, entrar en estos bares y restaurantes en los que se puede fumar. La prohibición de entrada de menores se mantendrá vigente en las salas que los establecimientos de hostelería de más de 100 metros reserven para fumadores. El fondo de los cambios está en la intención de PP y CiU en hacer cumplible la ley Así lo indicaba la senadora popular Francisca Mendiola y la del grupo catalán Rosa Nuría Aleixandra. Queda por regular una autorización para que menores de entre 16 y 18 años puedan trabajar en estos establecimientos, ya que con la actual redacción no es posible y ampliar la moratoria que de ocho meses dispone la hostelería para adaptar sus instalaciones a un mínimo de doce. La ponencia de la ley en el Senado no ha llegado a acuerdo sobre la financiación por la sanidad pública de los tratamientos de deshabituación del tabaco. De momento, PP y CiU, -grupos que si suman sus votos forman mayoría absoluta- -respaldan esta medida- que no tiene apoyo del Gobierno. De aprobarse en el Senado con sus votos, tendría que ser el Congreso quien lo invalidase. De momento, ni PNV ni Entesa han decidido su postura al respecto. Otro acuerdo tomado en la reunión de la ponencia en el Senado supone un endurecimiento del régimen sancionador. Dejar fumar en un lugar donde esté prohibido (por ejemplo, un empresario que permita el tabaco en un centro de trabajo o un camarero que deje fumar a sus clientes fuera de las áreas) se sancionará como falta grave, con multas de entre 601 y 10.000 euros, frente a las comprendidas de entre 600 y 60 euros previstas por el Congreso. Fumar en lugares prohibidos se tipifica como falta leve, con multas de 30 euros, pero la reiteración de tres sanciones dará origen a una cuarta por valor de entre 601 y 10.000 euros, según una enmienda consensuada de Entesa. Otra modificación será que hoteles, hostales y discotecas puedan vender tabaco a través de máquinas.