Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 11 11 2005 35 Madrid Aguirre elimina el impuesto de Donaciones para las familias a partir de 2006 Dos mil comerciantes chinos se echan a la calle contra las restricciones de tráfico en Embajadores Convocados por la Plataforma de asociaciones del barrio, temen que la zona pierda calidad b El vicealcalde Cobo insiste en que hay que actuar: No es lógico que el barrio se convierta en un polígono industrial de almacenamiento del comercio mayorista SARA MEDIALDEA MADRID. Cerca de 2.000 personas, en su gran mayoría chinos, protestaron ayer contra el cierre al tráfico del barrio de Embajadores, previsto para la próxima primavera. Los manifestantes recorrieron la distancia entre la plaza de Tirso de Molina y la de la Villa coreando frases contra el cierre y contra el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón. Estaban convocados por la plataforma de Asociaciones del Barrio de Embajadores, compuesta por Mayoristas de la Zona Centro, Comerciantes Chinos en España, la de Comerciantes con Establecimiento Fijo en el Rastro, Vecinos y Comerciantes de la Calle de la Argumosa y la Asociación Atila de Tirso de Molina y Lavapiés. Orientales, hindúes, pakistaníes y ciudadanos de muchas de las 80 nacionalidades que conviven en Lavapiés se dieron cita en esta marcha, mezclándose con algunos- -pocos- -españoles. La expectación mediática por el acto traspasó fronteras: pudo verse a una reportera de una televisión de HongKong junto con su cámara y un intérprete preguntando a algunos de los organizadores del evento. Incluso había una pancarta en chino que decía (según tradujeron) Queremos el paso de coches. No al cierre del barrio Los manifestantes, durante su protesta, en la que concurrieron orientales junto a ciudadanos de hasta 80 nacionalidades EFE Golpe mortal Al término de la marcha, un portavoz de los convocados leyó un comunicado en el que calificaba de golpe mortal para el comercio de la zona el plan municipal que prevé convertir Embajadores en una zona de preferencia peatonal. Los comerciantes temen la drástica reducción del número de clientes El plan municipal prevé dar prioridad al peatón, reducir el tráfico privado y más control de la carga y descarga que sospechan les originará la restricción al tráfico privado en la zona. Se quejan de las inspecciones masivas del Ayuntamiento, que presentan al comerciante de la zona como un individuo al margen de la ley En relación con este conflicto, el vi- cealcalde, Manuel Cobo, aseguró que, ante un proyecto municipal, nunca pueden estar los vecinos de acuerdo al cien por cien Insistió en que era necesario que el Ayuntamiento ordene lo que hay en ese barrio, porque no es bueno ni lógico que se convierta en un polígono industrial de almacenamiento del comercio mayorista A los titulares de comercios minoristas les recordó que lo que suele ocurrir cuando se peatonaliza una zona es que aumenta el comercio, como ocurrió en la calle de Preciados Las portavoces de la oposición muni- cipal, Trinidad Jiménez (PSOE) e Inés Sabanés (IU) piden alternativas para estos comerciantes y se muestran en contra de que los barrios adquieran características de polígonos industriales. Los vecinos de la asociación La Corrala, también en la zona, apoyan que ésta tenga prioridad residencial. La proliferación de comercios mayoristas en Lavapiés ha obligado al Gobierno local a incrementar el servicio de recogida de basuras, que pasa seis veces al día por estas calles, muy colapsadas por el tráfico de camiones que descargan sus mercancías.