Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 11 11 2005 Internacional 31 VIOLENCIA URBANA EN FRANCIA Las llamaradas prenden también en los bleus la selección nacional de fútbol J. P. QUIÑONERO PARÍS. Lilian Thuram, 32 años, nacido en la isla de Guadalupe, capitán de la selección francesa de fútbol, miembro del Alto Consejo de la Integración (ACI) campeón del mundo (1998) y de Europa (2000) uno de los deportistas más famosos de Europa, aportó ayer nuevos matices a la crisis de los suburbios de París y de las grandes ciudades, criticando a Nicolas Sarkozy, ministro del Interior, y explicando a su modo el origen de los disturbios. Otros jugadores han expresado además sus opiniones, rompiendo la imagen de los bleus como armónico modelo de integración negro- blanco- árabe. Yo también he vivido en un suburbio ha declarado Thuram, que añade: Cuando Sarkozy habla de la escoria suburbana, yo me siento aludido. Yo vivía en un barrio muy pobre, en Foguères (Fontainebleau) No era una escoria. Solo quería trabajar y salir de aquel infierno Thuram nació en una humilde familia negra de la Guadalupe (departamento francés de ultramar) y fue educado en una escuela pública. Creció en un ambiente próximo a la religión cristiana y terminó por instalarse no lejos de París, en un suburbio donde católicos, musulmanes, animistas, entre otras religiones, practicantes y no practicantes, cohabitan con agnósticos y tránsfugas de diversas creencias. Cuando Sarkozy dijo que limpiaría los suburbios con una fumigadora- -continúa Thuram- -yo tomé la cosa como un ataque contra mí mismo y contra mi familia. No se puede ser tan poco sensible hacia una gente muy diversa que vive en unas condiciones tan difíciles que se piensa en muchos barrios suburbanos. En la selección de fútbol de Francia, los franceses de raza negra cohabitan con franceses blancos agnósticos y franceses mestizos de origen berebere y creencias religiosas muy personales, como Zidane. El padre del jugador madridista llegó a París en 1953 y se vio afectado por el toque de queda, que en 1955 sólo se aplicaba a los argelinos. Smail Zidane tuvo reticencias pa- ra pedir su nacionalización, y esa es la causa de que a pesar de tantos años en Francia no tenga derecho a voto. También ha hablado Thierry Henry, el goleador del Arsenal, quien vivía en Les Ulis, un arrabal entre Versalles y París: Recuerdo que cuando estaba a punto de hacer una tontería, pensaba en mis padres y temía su reacción. Ese miedo me hacía andar derecho. Respetaba a mis padres Lilian Thuram IGNACIO GIL Modelo de integración Lilian Thuram ha sido y continúa siendo un modelo de integración: francés, negro, de familia originalmente cristiana que ha perdido sus raíces, ha conseguido triunfar, pero continúa sintiéndose muy próximo a familiares y amigos de los guetos urbanos. Explica la crisis actual de este modo: Atravesamos un momento difícil. Todo el mundo parece descubrir la violencia y la inseguridad. Muchos hemos crecido en ese ambiente. Y nadie se acordaba de nosotros. Hay que detener a los culpables. Pero no se puede generalizar. El rigor está muy bien, es indispensable. Pero estoy triste por todos los niños y los jóvenes que viven en los suburbios. La inmensa mayoría sueñan con ser jugadores de fútbol o cantantes. Los hay que han caído en la violencia. Hay que ayudar a la gente a salir de ese infierno El caso y las denuncias de Thuram contra los excesos verbales de Sarkozy replantean la crisis desde otros ángulos, mal explorados. En muchos guetos la población es negra de origen francés (territorios de ultramar) o subsahariana, culturalmente mucho más desamparada que las poblaciones árabes y musulmanas, menos presentes de lo