Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional VIOLENCIA URBANA EN FRANCIA VIERNES 11 11 2005 ABC Las medidas de Sarkozy desatan la polémica El presidente no se pronuncia sobre la amenaza de expulsiones mientras se reducen los incendios b Ocho policías fueron suspendi- dos ayer y pueden ser inculpados de violencia ilegítima por apalear a un joven cuyos abogados estudian una posible querella JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. La aplicación del toque de queda en una veintena de ciudades de cinco de los 96 departamentos franceses, continúa reduciendo muy significativamente el número de incendios y violencias nocturnas. Pero la crisis tiene muchos flecos inflamables: detención de policías violentos; problemática expulsión de agitadores detenidos e intervención de la patronal para pedir un cambio de modelo social Michel Gaudin, director general de la Policía Nacional, considera oficialmente que Francia está asistiendo a un reflujo importante de las llamaradas de violencia, decreciente, pero todavía significativa: 617 automóviles quemados la noche de miércoles al jueves, cuando fueron detenidos 280 jóvenes y adolescentes. El descenso de los incendios es importante en París Isla de Francia (95 coches) e importante en provincias (407) El miedo, la represión y las expulsiones anunciadas de extranjeros en situación regular o irregular juegan un papel evidente en el reflujo de la marea incendiaria. Un 73 por ciento de los franceses aprueba el toque de queda y 89 por ciento está a favor de la concesión de nuevas subvenciones a los suburbios con problemas. Esa evolución de la crisis coincide con la emergencia de problemas paralelos, de alcance imprevisible. Ocho policías fueron suspendidos ayer por la tarde y pueden ser inculpados del delito de violencias ilegítimas cometidas contra un joven cuyos abogados estudian la posibilidad de querellarse. Alguien filmó a esos policías apaleando al joven, mientras otros colegas contemplaban la escena, indiferentes. La Inspección General de la Policía Nacional (IGPN) ha intervenido expeditivamente. Pero el caso tiene muy mala prensa, cuando Dominique de Villepin, primer ministro, y Nicolás Sarkozy, ministro del Interior, continúan compitiendo de manera sorda pero bien real tras la unidad transitoria en la gestión común de la crisis. cia, Sarkozy ha anunciado medidas excepcionales de expulsión de extranjeros detenidos durante los disturbios, estén o no en situación irregular. Se trata de un proyecto moralmente comprensible, jurídicamente inflamable: ¿es posible expulsar a un extranjero que tiene toda su documentación en regla? Los especialistas están divididos. Jacques Chirac no ha querido pronunciarse. Y esa división e incertidumbre alimenta la polémica. Las empresas y la integración Por su parte, la muy liberal Laurence Parisot, presidenta de la patronal, el Movimiento de las Empresas de Francia (Medef) ha decidido participar en el gran debate sobre el origen último de la crisis, y pide oficialmente que Francia cambie de modelo social. A su modo de ver, el modelo actual, defendido vigorosamente por Jacques Chirac, es improductivo, arcaico, inmovilista y fomenta las injusticias. Al intentar comprender el origen de los estallidos de violencia, Parisot afirma: Constato con mucha tristeza que asistimos a la destrucción de muchos valores. El paro destruye muchos valores. La violencia de los suburbios destruye muchos valores Para participar de manera activa en un proceso de liberalización y reconstrucción de valores, la presidenta de la patronal declara: La empresa también es, con la escuela y la familia, un centro de integración social. Y las empresas debemos participar activamente en ese proyecto nacional. Desgraciadamente, Francia no sabe beneficiarse del crecimiento mundial que es del orden del 4 por ciento, cuando nosotros apenas alcanzamos un 2 por ciento. Las empresas pueden y deben ser centros de integración social en los barrios difíciles Policías antidisturbios detienen a unos alborotadores, ayer en Toulouse EPA Chirac subraya que la prioridad absoluta ante las revueltas es restablecer el orden público LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL PARÍS. Frente a los actos de violencia urbana que vive Francia, Jacques Chirac enfatizó ayer que la prioridad absoluta es restablecer el orden público y el respeto de la ley El presidente francés hizo esta afirmación en presencia de José Luis Rodríguez Zapatero, tras la cumbre franco- española celebrada en París, en su primera comparecencia en una rueda de prensa desde que se desató la revuelta hace casi dos semanas. Chirac no dejó de reconocer la existencia de un serio problema del que hay que sacar conclusiones con valentía y lucidez sobre el que hay que reflexionar, pensando que hay que dar una respuesta firme y rápida a los problemas de los barrios deshere- División sobre las expulsiones Villepin ha adoptado un tono político ecuménico, con el que denuncia las bandas de delincuentes, pero presenta un nuevo plan de ayudas y subvenciones muy generosas. Sarkozy, por el contrario, es acusado con frecuencia de haber contribuido a pudrir la situación de los suburbios, con su gesticulación y sus denuncias permanentes de la escoria la basura de los suburbios, que él se ha dicho dispuesto a limpiar con una fumigadora. Ante el lento descenso de la violen- dados de nuestras ciudades El mandatario francés, sin embargo, insistió en defender las medidas adoptadas, aunque no citó expresamente el establecimiento del estado de excepción en algunas zonas, y en asegurar que lo principal ahora es conseguir que el orden público sea restablecido, una idea en la que, por cierto obtuvo el apoyo de Zapatero, quien subrayó que hay que mantener la tolerancia cero frente a la violencia, unido a políticas activas en lo social. Chirac no se pronunció de forma clara sobre la propuesta del ministro del Interior, Nicolás Sarkozy, quien ha hablado de expulsar a los extranjeros que hayan sido condenados por actos vandálicos, con independencia de que tengan sus papeles en regla. En Francia hay una ley- -se limitó a decir- -y debe ser respetada por todos De igual modo, aprovechó para expresar su felicitación a las Fuerzas de Seguridad francesas por su profesionalismo y sangre fría y también a otras personas como los bomberos, magistrados, alcaldes, trabajadores sociales, etcétera, que se han movilizado para dar respuesta a la revuelta. Asimismo, hizo un llamamiento especial a la responsabilidad de los padres de los menores que, a veces, siguen el rastro de sus hermanos o parientes mayores en las actuaciones de violencia urbana Recordó Chirac algunas de las medidas tomadas por su Gobierno en los últimos tiempos en materia de empleo, educación y vivienda para lo que- -dijo- -se han dedicado fondos considerables No obstante, admitió que tal vez resulte necesario acelerar e intensificar la acción y aseguró que eso es lo que ha pedido al Gobierno porque todos somos hijos de la república y tenemos los mismos derechos