Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional TERREMOTO POLÍTICO EN ISRAEL VIERNES 11 11 2005 ABC Simón Peres, en la firma del acuerdo de autonomía palestina de 1993 AFP La derrota de Peres en las primarias laboristas pone al gobierno en la cuerda floja Amir Peretz, nuevo líder del partido, apuesta por romper la coalición con Ariel Sharón Amir Peretz se dirigía ayer a sus simpatizantes en Tel Aviv AFP la historia: la muerte política de Peres coincide con los aniversarios de los fallecimientos de Arafat, hoy hace un año, y de Rabin, hace una década J. CIERCO AMMÁN. Hace poco más de doce años, en los jardines de la Casa Blanca, con Bill Clinton como anfitrión, Yaser Arafat estrechaba las manos primero de Isaac Rabin, después de Simón Peres, en un día que pasó a la Historia y prologó la concesión del premio Nobel de la Paz a los tres protagonistas de los acuerdos de Oslo. Hoy, paradojas de esa vida tan azarosa en Oriente Próximo, cuando el mun- b Paradojas de do entero, unos con más pena, otros con más gloria, se apresta a celebrar el primer aniversario de la muerte del viejo rais palestino (fallecido el 11 de noviembre de 2004 en París) y el décimo del asesinato de Isaac Rabin a manos de un extremista judío (los fastos tendrán lugar el lunes) Israel asiste a la muerte política- -nunca se sabe si definitiva o si habrá resurrección- -del eterno perdedor, Simón Peres, quien, con todo a su favor (las encuestas le daban 20 puntos de ventaja sobre sus rivales) perdió el miércoles las elecciones primarias del partido laborista ante el empuje de su rival, el sindicalista Amir Peretz. Siete comicios consecutivos perdidos (además de éste, cinco a primer ministro y uno a presidente del Estado) colocan con un pie en la tumba política no sólo a un Peres que se agarró con mal perder (42 por ciento frente a 40 por ciento, con Benjamín Ben Eliezer cercano al 17 por ciento) al argumento del fraude electoral, sino también al Gobierno de coalición entre lo que sobra de los laboristas y lo que queda del Likud. Sefardí, sindicalista y moderado MADRID. Sindicalista y moderado en el proceso de paz, Amir Peretz es el primer sefardí que se hace con el liderazgo del partido laborista israelí, con la intención de desbancar a Ariel Sharón en unas elecciones que quiere celebrar lo antes posible. Nacido en Marruecos, emigró a los 4 años a Israel, donde creció y vivió en Sderot, una ciudad empobrecida del sur del país, a menudo blanco de los ataques con cohetes lanzados por los palestinos desde Gaza. Tras resultar herido en un accidente mientras cumplía el servicio militar en los paracaidistas, Peretz se vio obligado a desplazarse en silla de ruedas. Pero pudo recuperarse completamente de sus lesiones. Se ganó la vida como agricultor y, desde las filas laboristas, se convirtió en alcalde de Sderot. Considerado un moderado partidario de la paz, Peretz aboga por negociar con las principales formaciones palestinas. Incluso se dice dispuesto a emprender conversaciones con Hamás bajo ciertas condiciones. Como veterano sindicalista, no obstante, el nuevo líder del laborismo insiste en vincular el esfuerzo por la paz con la lucha social. breas, líder durante años del poderoso sindicato Histadrut y representante de ese nuevo laborismo que devuelve la palabra a los trabajadores y no a los intelectuales israelíes, reconoció, en sus primeras declaraciones tras su victoria, pronunciadas ante la tumba de Rabin en el Monte Herzl de Jerusalén, tener dos prioridades: la primera, sin que el orden de los factores altere ni privilegie el producto, llegar a un acuerdo de paz, justo, viable y duradero con los palestinos; la segunda, quizás aún más importante, lanzar una revolución social en toda regla en Israel, un país en el que una parte importante de su población se acerca peligrosamente a los límites mínimos del umbral de la pobreza. Mano tendida No se olvidó Amir Peretz al pronunciar sus primeras palabras de un Peres que ni siquiera le llamó para felicitarle por la victoria: Necesito tu ayuda, Simón le dijo, sin insistir demasiado pues los chascarrillos locales no pueden dejar de hacer mención ya a la mala suerte que reparte allá donde se acerca el veterano político de 82 años de edad. La Historia, como el tiempo, pone a cada uno en su sitio. Por eso, para muchos, no es precisamente una casualidad que haya sido precisamente el 9 de noviembre, sólo dos días antes del primer aniversario de la muerte de Yaser Arafat, sólo cinco días antes de los actos de homenaje a Isaac Rabin, cuando se haya firmado el acta de defunción política del tercero de los Premios Nobel de la Paz del año 1994. Elecciones anticipadas De no mediar un milagro, cada vez más escasos en esta región por mucho que sea Tierra Santa, Israel se verá condenada, entre febrero y mayo, a la celebración de elecciones anticipadas. Para fijar una fecha se reunirán el domingo en Jerusalén Peretz y Ariel Sharón. Peretz, hijo de inmigrantes marroquíes de 53 años de edad, nacido y criado en las clases menos favorecidas he-