Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 11 11 2005 Opinión 5 MEDITACIONES DERRUMBADOS E entre todos los sondeos conocidos en los últimos días ha habido uno- -nada sospechoso- -que ha provocado un terremoto interno en el PSOE. Hasta entonces, José Blanco se parapetaba tras el yo sólo creo en mis encuestas pero el barómetro de una cadena de radio que apuntaba un empate técnico entre PSOE y PP- -tras pasar por la cocina- -ha hecho sonar todas las alarmas. En la tumultuosa cena que mantuvieron hace días los presidentes autonómicos del PSOE con Teresa Fernández de la Vega, el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, tuvo que emplearse a fondo para vender- -sin mucho éxito, por cierto- -la idea de que todo está bajo control El derrumbe en las encuestas del PSOE es un hecho incuestionable, salvo que el CIS diga lo contrario. MARCO AURELIO D LEER Y PENSAR EL ASCENSOR AVERIADO CINCUENTA AÑOS DE CULTURA E INVESTIGACIÓN DE JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ RON Crítica Barcelona, 2005 421 páginas 26,50 euros E Ciencia y letras en la March No hay español de la cultura y de la ciencia que no haya tenido alguna relación con la Fundación March, como conferenciante, becario, oyente de confererencias y conciertos o espectador de exposiciones. Pero de este libro de Sánchez Ron, pretigioso historiador de la ciencia, quiero destacar que junto a un Julio Palacios, eminente físico monárquico, está la enorme huella de don Ramón Menéndez Pidal, que Luis de Pablo coincide con Gregorio Salvador y que la biología comunica con el humanismo, con tal facilidad que parece que esa Fundación, circa 1955, fue quizá la auténtica heredera de aquel viejo proyecto de la Junta de Ampliación de Estudios, que este libro retoma incluso en el acierto de reintentar los archivos de la palabra. Está empezando el tiempo en que nos pongamos a pensar que el proyecto de un edificio de ópera para Madrid y las punteras investigaciones en biología o química aquí evocadas eran brotes de un mismo tronco. Y que ese tronco unido es el único con futuro. Como si el libro fuese una invitación a que nos despojemos de aquella vieja y dramática escisión de ciencias y letras, de cultura y laboratorio, que tanto daño ha hecho a una generación de españoles. JOSÉ MARÍA POZUELO YVANCOS N Francia están en eso, en lo de los ascensores sociales La metáfora es algo cursi, pero es gráfica: la escuela sirve para elevar de clase social a aquellos que viven en los sótanos de la sociedad y aspiran a liderar ésta algún día. El Servicio Militar, dicen los franceses, también hacía su trabajo: igualaba a todos, les imponía disciplina, aglutinaba todas las procedencias... Aquí en España sólo sostenía eso Felipe González, que como era de izquierdas podía decirlo sin que le apedreasen; de haberlo dicho alguien de la derechona hoy sólo sería ceniza en el viento, un verso borrado, un agujero en la memoria. Se dice que ha fallado, también, algo más prosaico: los hijos ya no cobran las subvenciones que cobraban sus padres, y si, por demás, el islamismo se cuela por las rendijas que dejan las llamas de la ira y de la borrachera, el cuadro queda redondo. En cualquier caCARLOS so, casi todos aceptan que se puede HERRERA resquebrajar el supuestamente sólido ensamblaje de la República y, de pronto, reaparecer el frío fantasma del extremismo, o sea, Le Pen y su patulea. Los fallos estructurales evidenciados en la misma Francia que ha liderado los cambios político- sociales de Europa suenan a un viejo ya lo decía yo numerosas voces venían hablando durante años- -repasen la espléndida Tercera de ayer de Quiñonero- -del error contumaz de las últimas administraciones consistente en cerrarse los ojos voluntariamente ante la aglomeración de las simbólicas afueras y en descuidar la cimentación y prestigio de las fórmulas para mejorar la calidad de la enseñanza y civismo de las personas. Europa ha vivido de perfil a sí misma, a su futuro: ha preferido quedar bien en las fotos, como anteayer Gran Bretaña, y no atajar sin complejos los desafíos de su tiempo. No es casual que la Europa que se abandona ante el desorden de sus estructuras sea la misma que se desentendía paralelamente de los crímenes genocidas de Milosevic y Karadjik en lo que iba quedando de Yugoslavia. Tuvieron que venir los americanos a bombardear, acuérdense. Esa Europa liderada por la Francia que hoy se debate en cerrar las puertas y echar a cajas destempladas a sus demonios particulares, es la acobardada Europa que quiere pasar a la historia como la garantista de su propio hundimiento. Recientemente, una consejera de la Junta de Andalucía declaró, tras la actuación vandálica de jóvenes borrachos de insolente brutalidad, que no había que satanizar la violencia juvenil ese nunca pasa nada de muchos responsables políticos nos cuesta a los ciudadanos que nos quemen el coche y que asistamos perplejos a la realimentación a la que, por pasiva, se somete a estos colectivos. Colosal falta de autoridad. Si los líderes del momento están hechos de una pasta tan ligera e irresponsable como la que configura a esta singular consejera, nada puede extrañar que, por acumulación de dejaciones, se alimenten y multipliquen las iras inexplicables. Los ascensores se han estropeado hace años en Europa porque hemos gobernado con eslóganes y estribillos de guitarras vulgares durante años, y así la escuela se ha convertido en una fábrica de mediocres- -vean los especímenes que se manifestaron hace un par de días por las calles de España en contra de la LOE- -y las fronteras en un coladero que no ha sido capaz de distinguir al que venía legítimamente a trabajar, progresar y contribuir, a su vez, al progreso común, del que carecía de interés alguno por asimilar la cultura y costumbres del país receptor. Ahora que Rodríguez Zapatero está de visita por Francia, que recapacite sobre el terreno, si es que la compañía de Chirac ha invitado alguna vez a una reflexión que no sea la de huir despavorido. Y que se apunte a un cursillo rápido de reparación de ascensores. Que la cosa también puede reventar aquí. www. carlosherrera. com