Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 10 11 2005 Sociedad 51 Fase de observación Durante 500 días terrestres (2 años venusianos) la sonda analizará con sus instrumentos científicos la atmósfera y la superficie del planeta desde una altura de entre 250 y 66.000 kilómetros por encima de sus polos 9 VENUS 8 Durante 5 días maniobrará para colocarse en la posición óptima de observación 7 En su viaje a Venus, se despliegan los paneles solares y se corrige cualquier alteración de la trayectoria Tras un viaje de 162 días, la nave llegará a la órbita de Venus en abril de 2006 Momento del despegue de la misión Venus Express ayer en Baikonur AFP 6 Misiones a Venus La primera misión que viajó a Venus fue la soviética Venera 1 en febrero de 1961. Después y hasta el lanzamiento ayer de la Venus Express otras veinticinco naves más, entre rusas y norteamericanas, han viajado a nuestro planeta vecino. Dieciséis de ellas pertenecieron a la serie Venera la última de las cuales llegó a su destino en junio de 1983. Rusia, además, envió otras dos misiones, Vega 1 y Vega 2 ambas en el año 1984. Estados Unidos, por su parte, envió en 1978 sus Pioner 1 y Pioner 2 y no volvió a visitar la cálida superficie venusina hasta 1994, año en que envió allí la sonda Magallanes que realizó mapas del 99 de su superficie. De la colaboración entre Europa y América surgió la misión Galileo que antes de dirigirse a Júpiter, su destino final, se aproximó a Venus para obtener el necesario impulso gravitatorio La primera misión europea a Venus partió sin problemas hacia su destino La Venus Express fue lanzada desde el cosmódromo de Baikonur b Si todo marcha según lo previs- to, no habrá maniobras de consideración hasta el próximo 11 de abril, fecha en la que la nave será insertada en la órbita venusina ABC. MADRID. Venus Express la primera sonda europea destinada a Venus, puso ayer rumbo al planeta más próximo a la Tierra tras su lanzamiento desde el cosmódromo ruso de Baikonur (Kazajistán) con lo que la Agencia Espacial Europea (ESA) cierra por el momento su capítulo de misiones planetarias. Los ingenieros de la ESA no pudieron reprimir un estallido de alegría cuando se anunció que la nave había cumplido con las espectativas y había desplegado sus paneles solares, última etapa de su posicionamiento en ruta, según informa Efe. A partir de ahora, si hubiera un problema, tenemos los medios para solu- cionarlo desde la Tierra dijo el responsable de satélites de la Agencia Espacial Europea (ESA) Jacques Louet, que se mostró eufórico y calificó de éxito el lanzamiento. El largo viaje de la sonda vivirá otro momento clave el próximo 11 de abril, cuando está prevista su llegada a Venus y cuando será preciso efectuar una delicada maniobra para colocarse en su órbita. La nave está equipada con una decena de instrumentos de observación y medición, la mayoría de ellos basados en otros de misiones anteriores de la ESA. Venus Express tiene como objetivo principal la observación de la atmósfera de Venus, en torno al que gira- La próxima misión planetaria europea no se producirá hasta el año 2011, con destino a Mercurio rá durante unos 500 días. Por el momento, las ambiciones de la ESA en este campo se detienen, al menos durante ocho años, en los cuales no está previsto ninguna nueva misión de observación planetaria. Será en 2013 cuando se envíe el satélite BepiColombo a Mercurio, el planeta más próximo al Sol. Con Marte, Venus y Mercurio, la ESA habrá viajado a los tres planetas sólidos del sistema solar, ya que el resto son gaseosos dijo Louet, quien no ocultó que cuestiones presupuestarias frenan las ambiciones de los ingenieros a su cargo. A parte de las misiones planetarias de exploración, la ESA podría abrir la puerta a un proyecto destinado a enviar un vehículo a Marte con la intención de volver a intentar posarse en el planeta rojo. Se trata del proyecto Exo Mars, que debe ser aprobado el mes próximo por el Comité de Ministros de la ESA y que tendría lugar en 2011, con la intención de medir los parámetros geológicos del planeta vecino.