Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 MIÉRCOLES 9 11 2005 ABC Deportes La UCI sospechaba de Heras y le hizo un control específico de EPO Cuesta 3.700 euros y fue uno de los 43 realizados durante la Vuelta JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. Hace tiempo que la Unión Ciclista Internacional (UCI) instauró las listas negras. Desde el Tour del año pasado proliferan los ciclistas- diana, corredores que se convierten en objetivos de los controles antidopaje porque así lo decreta su sangre, las oscilaciones en sube y baja, los valores anormales, las inexplicables subidas de hematocrito en la conclusión de las carreras de tres semanas. La UCI había aplicado un sistema de avisos, correos certificados que llegaban a los domicilios de los ciclistas con advertencias antes que las sanciones. En el argot del pelotón aquello había cuajado como las tarjetas amarillas. Roberto Heras tenía ganada la última Vuelta a España en el penúltimo día. Vivía feliz con el anuncio de su cuarta victoria, más que Rominger, más que nadie en la historia. Llegó a la contrarreloj de Alcalá de Henares con 4: 30 de ventaja sobre el ruso Denis Menchov, una distancia imposible de cancelar en 38 kilómetros, salvo despropósito. El líder recorrió los 38 kilómetros en 41: 31 a una media récord en todas las competiciones del Tour, el Giro o la Vuelta, más de 56 kilómetros por hora. Ganó Rubén Plaza, el alicantino del Comunidad Valenciana, otro que voló por inspiración de Cervantes. Y Heras, como maillot oro, pasó control. Los análisis de la Vuelta a España, como los del Tour o el Giro, dependen de la UCI. El ciclista entrega su orina y el máximo organismo del pedal decide el destino en los laboratorios. Su recorrido a partir de ahí es aleatorio. Puede ser analizada para descubrir anabolizantes, estimulantes o cualquier otra variedad posible de dopaje. La UCI elige el camino hacia el que va la muestra, el tipo de laboratorio especializado y con homologación para estudiar las pruebas. Puede ser Madrid, Lausana, Barcelona, Montreal, Sidney o, incluso, tratándose de la Vuelta a España, el de Chatenay- Malabry, el terror de los ciclistas. amistad de Manolo Saiz, director del Liberty Seguros, con Hein Verbruggen, ex presidente de la UCI, Roberto Heras tenía el cartel de sospechoso en la espalda. La UCI realizó 43 controles de EPO en el laboratorio del CSD de los 105 que encargó durante la Vuelta. El método de detección de la EPO se presentó en sociedad en 2001 a instancias del laboratorio de Montreal. La prueba canadiense es, al decir de los expertos en el asunto, una prueba técnicamente difícil, laboriosa y cuya evaluación del resultado no es fácil La prueba es, además, costosa. Del orden de los 3.700 euros cada una. Más rumores Su elaboración no es instantánea. Tarda 48 horas como mínimo en realizarse y para ser validada debe contrastarse en otro laboratorio homologado. Es decir, de Madrid viajó a otro punto. Hasta la fecha, ha habido dos falsos positivos en la tramitación de la prueba de la EPO, el mallorquín de pista Joan Llaneras y el italiano del Phonak Fabrizio Guidi. Mientras la marea del dopaje ha atrapado al ganador de cuatro Vueltas, los mentideros del pelotón se han disparado en la rumorología de que otros dos casos positivos podrían salir a la luz en los próximos días. Análisis en Madrid Heras se sometió al control de la UCI en Alcalá de Henares y su orina, precintada en un código sin nombre, pero con número, recorrió un trayecto corto, hasta el laboratorio del Consejo Superior de Deportes en Madrid, que dirige el doctor Francisco Rodríguez. El estudio de Madrid es uno de los siete en el mundo homologados para detectar la eritropoyetina, la hormona sintética que aumenta el nivel de glóbulos rojos y estimula el transporte de oxígeno a los músculos. A pesar de la REACCIONES Víctor Cordero Director ejecutivo de Unipublic Vuelta a España y Roberto es casi lo mismo. Que se nos caiga abajo todo el mito y el cariño que ha puesto la afición en este hombre sería terrible. Ahora, si no es un error creo que la afición no se merecía esto por parte del corredor Saiz dice que será despedido si se ratifica el contraanálisis J. C. C. MADRID. Manolo Saiz tenía prevista una conferencia de Prensa a las seis de la tarde y finalmente la suspendió para atender uno por uno a todos los medios. La pregunta le rebota directa. El pelotón comenta que su equipo manejaba una EPO indetectable. Responde el director cántabro. Claro, hombre. Fíjate si es indetectable que la UCI nos ha comunicado un positivo por EPO Manolo Saiz es un tipo vehemente en la defensa de sus ideas, buen conversador y afable personaje en el trato humano. Pese a que lleva casi veinte años en la dirección ciclista, el positivo por EPO de Roberto Heras, el ciclista emblemático de su equipo, le ha descolocado por completo. En mi equipo no hay ninguna mafia organizada en relación con el dopaje- -cuenta Saiz- Y estoy harto de escuchar siempre las mismas frases. Cuando un equipo o un corredor funciona, el pensamiento es unánime. Todos dicen ¿qué estará tomando? REACCIONES Alejandro Blanco Presidente del COE El deportista que se dopa no es inocente, pero el entorno es peor. Hay que realizar los controles oportunos, con el máximo rigor y las máximas garantías, para que no se cometan errores Pablo Antón Mánager del Liberty Seguros Con el tema del dopaje hay que ser inflexible, pero también hay que tener en cuenta que hay una persona afectada y que tiene unos derechos que salvaguardar Vicente Belda Director del Comunidad Valenciana Después de lo que nos ha pasado a nosotros no quiero ni abrir la boca, pero es algo que no beneficia al ciclismo y que representa un duro varapalo para el ciclismo. Está claro que vamos para atrás, como los cangrejos No acepta Saiz ningún paralelismo con los casos de Nozal y Nuno Ribeiro, que no fueron admitidos para competir en el Giro y el Dauphine por un hematocrito alto. No tienen nada que ver. Aquello fueron dos problemas de salud Inmerso en un deporte de cuchillos afilados desde hace tiempo, Saiz dice que en el ciclismo estamos con mentalidades podridas desde hace mucho tiempo y hay mucha gente con ganas de hacer daño al otro. No me extraña que hubiera gente brindando con champán Manolo Saiz se mantiene en contacto con Luis Bonell, presidente de Liberty Seguros, y con Roberto Heras, el acusado de dopaje. Si se confirma el contraanálisis (el próximo 21 de noviembre) tendrá que dejar el equipo. Tiene que ser así. Una cosa es el tema humano y otra el profesional. Es una noticia malísima para el mundo del ciclismo, pero es un tema individual y no colectivo Eugenio Bermúdez Secretario general de la Federación Lamentamos cualquier caso de dopaje por los efectos negativos que causa al ciclismo y al deporte en general. El daño que se produce es para la Federación el mismo se trate de un corredor famoso o de uno anónimo, aunque cuanto mayor nivel tiene el ciclista implicado mayor es la repercusión social Enrico Carpani Portavoz de la UCI Para nosotros no hay caso Heras. Es sólo el primer análisis. Unas veces se hacen específicos de EPO y otras no