Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 9 11 2005 57 Cultura y espectáculos EL GRAN TEATRO DEL MUNDO JESÚS GARCÍA CALERO U Lucía Quintana y Alberto Jiménez, en una escena de Comedia sin título DANIEL G. LÓPEZ Lorca ingresa en La Abadía Una de las piezas del teatro imposible del poeta, Comedia sin título llega a Madrid bajo la dirección del portugués Luis Miguel de Cintra Arias encabezan el reparto de este montaje, que es la primera producción propia de La Abadía esta temporada y que se estrena mañana JULIO BRAVO MADRID. El teatro de La Abadía abre por fin sus puertas a García Lorca. Era, dijo José Luis Gómez, director de este espacio escénico, una idea largamente acariciada Y Lorca ingresa en La Abadía con una de sus obras más hermosas y al mismo tiempo menos representadas: Comedia sin título una de las piezas englobadas en lo que los críticos han denominado teatro imposible El portugués (aunque nacido en Madrid) Luis Miguel Cintra, creador y director del Teatro da Cornucópia, es el encargado de poner en pie este montaje, primera producción propia de La Abadía esta temporada. Comedia sin título es, en realidad, el nombre que se le dio a un fragmento (el primer acto) de una pieza teatral que Lorca empezó a escribir en 1935 y dejó inconclusa. Editada en 1976, no se representó hasta que Lluís Pasqual la puso en pie en 1989, en el María Guerrero, dentro de la programación del Centro Dramático Nacional. Pasqual, uno de los directores que mejor ha sabido leer a Lorca, dice de Comedia sin título que es una obra inacabada, pero no incompleta b Alberto Jiménez y Ernesto Fue José Luis Gómez quien propuso esta obra a Luis Miguel Cintra, que no dirige teatro de texto fuera de su compañía. El director y actor portugués (uno de los intérpretes emblemáticos del cineasta Manoel de Oliveira) aceptó el reto que para él suponían, además de la obra misma, el hecho de trabajar por primera vez fuera de la Cornucopia y hacerlo con actores españoles. Carácter fragmentario Su carácter fragmentario le otorga a la obra, según Cintra, complejidad. Existe una ambigüedad entre el espacio y la circunstancia real de la función y el espacio imaginario que presenta la obra dijo el director. La obra comienza con un discurso en el que un personaje, el Autor, explica que por su responsabilidad cívica debe cambiar el teatro y traer a él la realidad política y social. La obra, según su director, Luis Miguel Cintra, habla de la necesidad de llevar la vida al teatro Lorca dejó inconclusa Comedia sin título que no se representó hasta 1989 Varios personajes le interrumpen: espectadores, actores, un traspunte, y finalmente la realidad: la Revolución, que quema el teatro Lo que Lorca quiere está, según Cintra, muy claro: quiere traer la realidad de la vida al teatro. Pero no explica cómo El director teatral citó dos frases de la obra que son dos preguntas que Lorca deja en el aire y que exponen un problema no resuelto en el primer acto: ¿Cómo se lleva el olor del mar a una sala de teatro? y ¿Cómo se inunda de estrellas el patio de butacas? La necesidad y los condicionantes de la producción le hicieron tomar un camino que le abriría los ojos y le haría dejar a un lado esa ambigüedad para centrar su puesta en escena en un diálogo entre el Autor y otro personaje, el Director, que son las dos caras de una misma moneda. Toda la obra es más simbólica que realista, y por eso esa ambigüedad que yo veía desaparece, es falsa. Comedia sin título es, en realidad, un monólogo de un autor poblado de personajes simbólicos Luis Miguel Cintra ha rodeado la Comedia sin título -que al parecer iba a titularse en realidad El sueño de la vida -de un prólogo y un epílogo, y ha introducido en la dramaturgia fragmentos de otras dos obras de Lorca, Dragón y El público conferencias y entrevistas del poeta granadino y un fragmento del Auto Sacramental El gran teatro del mundo de Calderón. José Luis Gómez dijo que Comedia na revolución acecha los muros del teatro. Se oyen los disparos y el público imagina tal vez vehículos ardiendo en la refriega y el avance de los hombres armados entre sombras. ¿Dónde? ¿Por qué? Puede ser Madrid en 1935, cuando Lorca lo escribe, o también París calcinado en este 2005. Dentro de la sala se dirimen otros asuntos: la creación y sus representaciones, si nuestros dramas alcanzan alguna verdad humana, incluso si nuestra política es un puro simulacro. El Autor pide al fin que abran las puertas: No quiero que se derrame sangre verdadera junto a los muros de la mentira Y entra quizá la verdad, saltando muros, vallas, fronteras, que son palabras y son hechos. Pero hay un arma. ¿Es de mentira? Las butacas no nos protegerán nunca de este juego. La obra mantiene actualidad, una profunda capacidad de conmoción, un lenguaje eléctrico. Habla del miedo de los sacrificios inútiles y de la muerte que embriagan las huríes. Vayan a verla. Lo dirá el poeta en Nueva York: Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes, abrid los escotillones para que vea bajo la luna las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros. sin título demuestra el inmenso valor de la poesía y el arte como termómetro de la vida. Ahí está Reventado de Sarah Kane, que hace diez años anticipó una insurrección civil como la que hay hoy en día en París Cintra añadió que Lorca sentía su responsabilidad política, pero su obra habla de la necesidad de llevar la vida al teatro, de no dejar que el teatro se dirija hacia una lógica de consumo, que es contra lo que tenemos que luchar Compromiso personal Comedia sin título que estará en cartel desde el jueves próximo y hasta el 15 de enero, cuenta con escenografía de Cristina Reis e iluminación de Daniel Worm d Assumpçao, colaboradores habituales de Cintra. El reparto está encabezado por Alberto Jiménez y Ernesto Arias, y lo completan Chema Ruiz, Inma Nieto, Luis Moreno, Lucía Quintana, Diego Toucedo, Jorge Muriel, Fernando Sánchez Cabezudo, Víctor Criado y David Boceta. Alberto Jiménez, que encarna al Autor, dijo que este trabajo me exige un nivel de compromiso mayor que en otras ocasiones, porque en muchos momentos de esta obra vamos a hablar directamente al público y mirándole a los ojos