Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Madrid MIÉRCOLES 9 11 2005 ABC ¿Quiere conocer qué se esconde tras dos millones de litros de agua? La Semana de la Ciencia acerca a los madrileños los entresijos del Aquarium del Zoo y las curiosidades de sus singulares habitantes submarinos La trastienda del Aquarium TEXTO: MABEL AMADO FOTO: IGNACIO GIL MADRID. Uno de los lugares más visitados de Madrid es, sin duda, el Aquarium del Zoo. Niños y adultos pasean por sus instalaciones admirando los distintos ecosistemas que allí se recrean. Sin embargo, la amplia variedad de peces tropicales no es nada en comparación con la vida, la otra vida, que conservadores y acuaristas recrean tras los tanques de tiburones, medusas, corales, peces, tortugas... Gracias a la V Semana de la Ciencia, el Aquarium abre sus instalaciones más escondidas para que estudiantes, profesionales o, simplemente, curiosos se adentren en el desconocido mundo de los filtros de agua o la alimentación y la salud de los peces. ¿Sabe dónde están los peces enfermos o los recién llegados? ¿Se imagina cuál es su dieta, sus complementos vitamínicos o si toman chucherías? ¿Le gustaría conocer cómo son la cocina, el laboratorio o la sala de cuarentena? Todas estas preguntas y muchas más son respondidas por Paula, la bióloga encargada de realizar esta singular visita. na, un espacio singular en el que se prepara el alimento básico de los inquilinos del Aquarium: el picado. Fino o grueso, la acuarista corta con cuchillo o mezcla con batidora trozos de merluza, mejillón, gamba, kiwi, espinacas, zanahorias, guisantes y berberechos. Además, como comida de distracción o a modo de chuchería se les ofrece krill, artemia, misis o larva roja. Suplementos vitamínicos Y como tratar a estos animales cuando están enfermos es muy difícil, la alimentación es enriquecida con diversos suplementos vitamínicos y Omega 3 para prevenir enfermedades. Sin embargo, y a pesar de los cuidados, es normal que algún pez muera. Cuando esto ocurre, el Aquarium registra el deceso, congela el animal y lo envía al Museo Nacional de Ciencias Naturales. Seguimos hasta el laboratorio, donde conoceremos la química del agua. Casi a diario, se controlará el ph, el calcio, los nitritos, los nitratos, el amonio... con test colorimétricos que confirmarán el estado del agua. Dejando atrás el tanque de las tortugas subimos a un lugar desconocido para el público, donde culmina la pirámide truncada que da forma al edificio. Es la entrada al tanque de los tiburones, el único espacio con luz natural de todo el recinto. Quizá, como afirma Paula, esta singularidad propicie el éxito de los programas de reproducción en cautividad e investigación desarrollados en este centro. La bióloga explica al público las características de la zona de cuarentena Pero nada es comparable con lo que encontraremos tras todos esos tanques de peces. Es la trastienda de Aquarium. Comenzamos en la zona de alimento vivo, donde se cría el plancton que después servirá de comida a los habitantes de este mundo submarino: unos diminutos huevos de naupio que, tras ser hidratados, enriquecidos y lavados se convertirán en el alimento favorito de las medusas. Seguimos por un pasillo flanqueado por traseras de los tanques de corales y nautilius hasta llegar a un gran filtro. Paula recuerda cómo se realiza este proceso de vital importancia para los peces, y nos habla de los distintos sistemas de filtrado y de la peculiaridad del agua salada que circula del gran aljibe hasta las cubas. Llegamos a la sala de cuarentena, un espacio con pequeños acuarios donde se introducen los peces enfermos- -en estos momentos hay un pez vaca- los recién llegados- -una morena donada por un particular- -o los que están criando- -un pareja de payasos- De la cuarentena pasamos a la coci- Colección de invertebrados Para calentar motores, primero realizamos un recorrido por la zona de exposición que muestra orgullosa su colección de invertebrados- -anémonas, estrellas, corales, erizos... De la pradera submarina al arrecife o al mar Rojo, pasando por los atolones o los manglares, esta visita nos muestra también caballitos de mar, medusas, tiburones, tortugas, morenas...