Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional TRAGEDIA LABORAL EN GRANADA MIÉRCOLES 9 11 2005 ABC En las fotografías, dos momentos del espectacular desplome de la plataforma del viaducto de la Autovía del Mediterráneo FRED EN MARISKA NEDERLOF Hallan destruidos en la basura documentos de la obra de la autovía del Mediterráneo Hay informes sobre seguridad, contratos y solvencia de las adjudicatarias las obras para evitar que se destruyan pruebas y garantizar la seguridad de los trabajos de construcción del viaducto donde murieron seis operarios MERCEDES NAVARRETE ALMUÑÉCAR (GRANADA) La Guardia Civil encontró ayer en un contenedor de basuras en la localidad granadina de Pulianas unos documentos originales sobre la construcción de la Autovía del Mediterráneo a su paso por la costa de Granada. Los papeles, según fuentes de la Benemérita, fueron destruidos de forma burda lo que dificultará su estudio. Los investigadores deberán recomponerlos para intentar averiguar si tienen alguna relación con el accidente registrado en la construcción del tramo que pasa por Almuñécar (Granada) en el que se desprendió una cimbra de un viaducto, lo que causó la muerte a seis operarios. Un vecino vio hacia las 11: 30 horas a dos personas de mediana edad rompiendo de forma rápida documentos en el interior de un vehículo junto a un contenedor de basura, donde luego los arrojaron. Esto le pareció sospechoso, y decidió comprobar su contenido. Al ver que se trataba de documentación relativa a la construcción de la A- 7, decidió alertar a las autoridades. En el contenedor se encontraron, parcialmente destruidos, informes de una asesoría sobre el control y vigilancia de la obra, nóminas y T- C (documento sobre contratos de trabajo) de b El juez paraliza los trabajadores, un estudio sobre la solvencia de las empresas adjudicatarias y planos de túneles. Auto del juez Mientras, bajo el viaducto de la tragedia ya sólo trabajan los agentes de la Guardia Civil que custodian la obra y decenas de periodistas. Las obras del tramo La Herradura- Taramay de la Autovía del Mediterráneo (A- 7) están paralizadas por orden del juez titular del juzgado número 2 de Almuñécar, tras el accidente en el que seis trabajadores perdieron la vida y otros tres resultaron heridos graves al desplomarse la estructura metálica del viaducto. En el auto, el juez ordena investigar unos hechos que pueden ser constitutivos de un delito de homicidio por imprudencia y prohíbe el acceso a la zo- na de todas las personas que no cuenten con la expresa autorización. Desde que los equipos de rescate terminaron de evacuar los cadáveres de las víctimas, en la madrugada del lunes, no se ha tocado nada. Los trabajos permanecerán paralizados hasta que los peritos de la investigación judicial puedan recabar toda la información necesaria y garantizar la seguridad. El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, que Caldera atribuye el desplome a la fatiga de los materiales y cree que, aparentemente, no falló la prevención visitó ayer la zona del siniestro, no pudo precisar si se retrasará la fecha de finalización del tramo de autovía que limita con la provincia de Málaga, de 9,1 kilómetros de longitud, y que iba a inaugurarse en febrero de 2006. El ministro pidió prudencia para evitar sacar conclusiones precipitadas y explicó que, según la información recabada por los técnicos de la Inspección de Trabajo, aparentemente la política de prevención de riesgos laborales se ha cumplido Tanto el ministro, como el máximo responsable de la Patronal de Construcción a nivel nacional y los propios sindicatos defendieron una hipótesis principal: no hubo fallo de prevención, sino técnico o de los materiales. La empresa subcontratista, Estructuras y Montaje de Prefabricados, responsable de los trabajos en el viaducto, ha anunciado que también realizará una auditoría técnica. El ministro de Trabajo dijo que los indicios apuntan a que se debió a la fatiga de los materiales Caldera explicó que, en este caso, la adjudicataria de las obras, la UTE formada por Azvi, Obras Subterráneas y Ploder acudió a la subcontratación por tratarse de unos trabajos muy especializados Cada día hay que correr más para acabar antes MERCEDES NAVARRETE ¿Cómo consiguen las grandes constructoras rebajar los plazos de entrega de unas obras faraónicas como las de una autovía e incluso mejorar el presupuesto con las que las licita Fomento? El joven portugués Daniel Silva, compañero de los fallecidos, tiene clara la respuesta: a costa de los últimos eslabones de una larga cadena de subcontrata- ción. Él es uno de esos eslabones. Este inmigrante portugués, de apenas 25 años, que tiene un contrato de seis meses, sufre presiones para acelerar cada vez más el ritmo de trabajo y pasa en la obra como mínimo once horas por 75 euros al día. Igual que a sus compañeros de la la subcontrata Estructuras y Montajes de Prefabricados, que se encarga de las obras especializadas en el viaducto de la autovía en el que ocurrió el accidente, a Daniel lo contrataron en Portugal y se encarga de los trabajos de forja. Una jornada normal comienza a las siete y media de la mañana. Hasta las tres de la tarde no descansa y después retoma el trabajo por la tarde. Los sábados, también se trabaja media jornada. Los políticos tienen que cumplir los plazos prometidos y las empresas adjudicatarias aprietan. El trabajo que hoy haces en dos horas, mañana te exigen que lo hagas en una explicaba ayer el joven. Y eso es lo que peor lleva, las presiones de la empresa para acortar los plazos. Sin embargo, Daniel tiene muy asumido que esto es lo que hay si quiere trabajar, y en Portugal cobrábamos menos