Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 9 11 2005 ABC Nacional Jaume Matas Baleares El Estado menguante está siendo sustituido por otro emergente impulsado por el Gobierno en una extraña pulsión suicida Juan Vicente Herrera Castilla y León No cabe ninguna transacción ni ningún privilegio en el nuevo modelo territorial cuyo debate ha abierto el Gobierno central Juan Jesús Vivas Ceuta Ceuta es, y se siente, España por encima de cualquier otra condición, y este sentimiento se acentúa ante las provocaciones o las dudas Zapatero ofrece nuevas competencias para cerrar definitivamente el desarrollo autonómico Plantea a las comunidades participar en la gestión de inmigración y aeropuertos, y descentralizar la Justicia Gobierno limita a siete grandes áreas las atribuciones irrenunciables del Estado y cifra en un 20 por ciento su porcentaje mínimo en el gasto público GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, detalló ayer, en la segunda jornada del debate autonómico, un catálogo de nuevas competencias que las comunidades autónomas podrían asumir a través de las reformas de sus estatutos para lograr así la culminación definitiva del autogobierno -al menos para una generación, es decir 25 30 años- a la vez que acotó las competencias exclusivas que considera irrenunciables para asegurar los poderes del Estado. Los nuevos traspasos que ofreció, bajo la consideración de que en nada afectarían a la vertebración y solidez del Estado se refieren a siete ámbitos: algunas competencias en inmigración y también en nuevas tecnologías, descentralización de la Justicia, participación en la gestión de los aeropuertos, más competencias en el ámbito laboral y en el régimen local, así como competencias indirectas para su participación en organismos estatales e instituciones europeas. Además, propuso una mejor delimitación de las leyes de bases para evitar que invadan atribuciones de las comunidades. b El jefe del grandes infraestructuras- Hacienda pública y Seguridad Social. A ello añadió un parámetro mínimo en la distribución del gasto público que fijó en un 20 por ciento- -ahora se calcula que está en el 20,7 sin contar los últimos acuerdos sobre sanidad- porcentaje que alcanzaría el 52- 53 por ciento si se le sumara la parte correspondiente a la Seguridad Social. De Aguirre a Maragall El debate cobró viveza a partir de la intervención de la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, el principal referente territorial del PP, como puso de manifiesto la presencia de su jefe de filas, Mariano Rajoy, que la distinguió del resto ocupando un escaño del Grupo Popular para escuchar su discurso. Aguirre, que polemizó hasta sobre la política exterior, buscó el cuerpo a cuerpo con el presidente del Gobierno, que entró de lleno en la confrontación sobre cuestiones más propias de un debate de política general y en el cruce de datos para demostrar quién se interesa más por Madrid. No por casualidad, esta comunidad es el principal objetivo del PSOE para las elecciones de 2007, aunque la atención especial que Zapatero dedicó a contradecir a su presidenta fue tachada de error Zapatero y Aguirre charlan momentos antes de iniciarse el debate por algunos presidentes socialistas. Más allá de este momento estelar la segunda jornada del debate reprodujo en gran medida el guión del primer día. Como los demás presidentes, Aguirre cuestionó la reforma del Estatuto catalán y afirmó que si su modelo de financiación se aplicara a Madrid tendríamos que reclamar 23.770 millones de euros, que sumados a los 19.970 que recibiría Cataluña, harían completamente inviable el sistema de financiación y la solidaridad interterritorial También hubo críticas de Extremadura, cuyo vicepresidente, Ignacio Sánchez Amor, leyó las notas manuscritas para su discurso por Rodríguez Ibarra, en las que se decía, entre otras cosas, que lo único que no puede ser España es un residuo de los estatutos. El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, ante la unanimidad en los recelos- -cuando no en el rechazo- -al contenido del nuevo Estatuto catalán, advirtió de que si no avanzamos ahora, volveremos a generar frustración Tras subrayar que es un gran error confundir nación y Estado, y no digamos considerar Cataluña fuera del territorio nacional secundó a Zapatero invitando por dos veces al PP a sumarse a la valoración positiva del Estatuto, que puede ser crítica en el detalle aunque se confesó escéptico porque ha hecho del Estatuto el elemento clave de estrategia de acoso y derribo del Gobierno de España La petición de respeto para Cataluña que formuló Maragall encontró el respaldo inmediato del andaluz Manuel Chaves, quien además habló en nombre del PSOE- -del que es presidente- -para puntualizar que para su partido un trato diferencial no es un trato desigual Los siete poderes del Estado Simultáneamente, delimitó otras siete funciones intransferibles por el Estado: política exterior y relaciones con todos los organismos internacionales, defensa y seguridad, garantía de la igualdad en derechos básicos de todos los ciudadanos- -tanto civiles como penales- unidad de mercado, solidaridad interterritorial- -incluidas las El Ejecutivo renunciará a presentar un proyecto de reforma del Senado si no hay consenso previo con el PP Zapatero y Maragall invitan al PP, con escepticismo, a sumarse al consenso sobre el nuevo Estatuto catalán Conferencia, sí; Senado, no La disciplina de partido exhibida por los presidentes del PP al juzgar que la reforma del Senado es, en el mejor de los casos, una materia menor llevó a Zapatero a asumir prácticamente la imposibilidad de que fructifique en esta legislatura. Sin renunciar expresamente, admitió la obviedad de que el concurso del PP es imprescindible y di-