Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8 11 2005 99 Televisión y radio Carreras con más de dos millones de espectadores en 2005 Audiencia media por temporada G. P. España Portugal Cataluña Francia España Francia Portugal EE. UU. Rep. Checa Categoría Moto GP Moto GP Moto GP Moto GP 250 c. c. 250 c. c. 250 c. c. Moto GP Moto GP Fecha 10 de abril 17 de abril 12 de junio 15 de mayo 10 de abril 15 de mayo 17 de abril 10 de julio 28 de agosto Share 38,0 %35,7 %33,3 %30,7 %38,1 %38,6 %35,6 %16,2 %29,5 Espectadores 3.703.000 3.654.000 2.840.000 2.476.000 2.396.000 2.184.000 2.149.000 2.079.000 2.006.000 2005 23,8 %1.276.000 Infografía ABC Buenafuente y su magazín de madrugada cumplen sus primeras cien emisiones el próximo martes. Para ello, Andreu Buenafuente prepara para esa noche un especial con los protagonistas del espacio. PEIPERVIÚ FEDERICO MARÍN BELLÓN Año 2000 2001 2002 2003 2004 Share 22,2 %22,6 %18,2 %23,7 %26,9 Media espectadores 970.000 1.006.000 861.000 1.223.000 1.483.000 DÍAS DE VINO Y GASEOSA C El motociclismo cierra temporada en TVE con un descenso de audiencia La cadena pública ha perdido tres puntos de share respecto al curso pasado SERGIO J. VALERA MADRID. A pesar de que las expectativas que había suscitado la temporada 2004 2005 de motociclismo eran muy elevadas, con el irreductible Dani Pedrosa y el deseado enfrentamiento Rossi- Gibernau como telón de fondo, Televisión Española ha sufrido un notable descenso de audiencia, instalándose en un 23,8 por ciento de cuota de pantalla y una media de 1.276.000 espectadores, según GECA con datos de Sofres. En el análisis posterior se puede afirmar que efectivamente el Mundial no ha decepcionado en absoluto. En la categoría de 250 centímetros cúbicos, Pedrosa no ha fallado en su intento y se ha convertido en tricampeón del mundo en una recta final del campeonato muy reñida, debido en gran parte a sus problemas físicos. En MotoGP, el espectáculo de Il dottore ha llegado a su punto más álgido y lo de Gibernau se ha convertido en un esperpento en el que cada semana se podía apostar por qué rareza le podía suceder al piloto catalán. Dani Pedrosa EPA mente el número de espectadores. Las primeras carreras fueron las que cosecharon mejores cifras. Allá por el mes de mayo, los dos primeros grandes premios, que se disputaron en España y en Portugal, fueron los más seguidos por los aficionados al mundo del motor. La magistral carrera de Pedrosa en Jeréz alcanzó un 38,1 por ciento de audiencia (2.396.000 espectadores) mientras que la primera victoria de Rossi sobre Gibernau en el mismo circuito, con una polémica maniobra incluida del italiano, se convirtió en la prueba más vista de toda la temporada, con un 38 por ciento de share y 3.703.000 seguidores. A partir de ahí, ni siquiera la proeza de Dani Pedrosa en Australia (18,5 y 1.651.000) donde superó a Stoner y a su maltrecho hombro y se proclamó tricampeón, revirtió la tendencia negativa de Televisión Española. Las dos ruedas, un producto muy cotizado Después de perder la Fórmula 1, la Liga de Campeones de fútbol y de tener reducidas opciones de adquirir los derechos de emisión del Mundial de Alemania, el siguiente producto televisivo que puede dejar de emitirse en Televisión Española es el Mundial de Motociclismo. Tanto en Antena 3 como en Telecinco consideran que el circo de las dos ruedas se encuentra infravalorado en el Ente público. Para Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco, TVE ha conseguido que hasta las motos vayan mal, a pesar de tener un campeón del mundo como Dani Pedrosa, un personaje de Disney como Valentino Rossi y un héroe de tragedia griega que incluso se enfada cuando lo adelantan, como Sete Gibernau Por su parte, el jefe de Deportes de Antena 3, J. J. Santos, está convencido de que las motos van a dejar de formar parte de TVE. Antena 3 entrará en la puja, porque es un producto interesantes, que está muy descuidado. Seguro que tendrá unos índices espectaculares de audiencia cuando se le trate en condiciones aseguró Santos. Ruptura de la trayectoria ascendente Pese a contar con todos estos alicientes, TVE ha perdido tres puntos de audiencia media respecto a la temporada pasada, que cosechó un 26,9 puntos de share y 1.483.000 seguidores. Este retroceso rompe una trayectoria ascendente que habían tomado las retransmisiones de Televisión Española desde el año 2000, que sólo se había interrumpido en 2002 (18,2 por ciento y 861.000 espectadores) cuando ningún piloto español tenía claras opciones de ser campeón del mundo. Durante el transcurso de esta temporada se ha ido reduciendo progesiva- on el rojo por bandera y la obsesión de desmarcarse, Cuatro se lanzó anoche a la piscina con Gabilondo como guía espiritual. Qué digo guía. Gabilondo parecía una mezcla entre Dios y el malo de Matrix Para empezar, era el único con derecho a silla; hasta Manu Carreño parecía el hombre del tiempo. Iñaki se arrogó incluso el don de la ubicuidad. Opinó, se equivocó, pontificó, se marchó a París de reportero, lució su francés- -ni en las películas de Rohmer se habla tanto la lengua de Balzac- regresó al plató, entrevistó, moderó, se volvió a trastabillar... Una cosa es cierta: se siente implicado en el proyecto hasta las ternillas y fue fiel a sí mismo como a nadie le permiten en televisión, salvo a Hugo Chávez, quizás. Si se ahoga, no tendrá nada que reprocharse, salvo que no siempre es fácil encontrar la cámara buena. Él sabe que lo están esperando, los socorristas y las pirañas. Pero la gran noticia del nuevo informativo fue el apoyo gubernamental. Por primera vez en nuestra Democracia, una ministra se marcó una crónica a pie de suceso. Sólo le faltó despedirse con el consabido para Cuatro, Magdalena Álvarez La Espe, más díscola, contribuyó a la sucesión de imprecisiones y retrasó su cita con Maragall, quien, más rebelde aún, no respondió ni una pregunta ante el visible enfado del anfitrión. Ambos políticos forman un dúo que podría vivir de los bolos, tras su exitoso paso por Las cerezas ¿Estará Gabilondo satisfecho consigo mismo? Seguro que no, pero cabe admitir que intentó algo distinto, incluido el trato a Leonor, de noticia de quinta. El suyo sí es un telediario de autor y, si va a morder la tarta, poco o mucho, será el trozo de TVE. Se le dirá aquello de los experimentos y la gaseosa y, además, lo harán los mismos que lamentan que nadie innove. Es la vida. En fin, que se acabó el porno codificado. Se sabe incluso de algún viciosillo que pagaba la cuota y luego prefería sacar la llave del aparato porque las rayas estimulan la imaginación. Es España.