Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8 11 2005 91 Woodgate, con una rotura fibrilar en el bíceps femoral de la pierna izquierda, se perderá el Madrid- Barça del día 19 Roberto Heras dio positivo por EPO en la última Vuelta Ciclista a España y se expone a dos años de sanción Sólo me iré del Barça cuando me canse de ganar ¿Es verdad que el Chelsea ofreció por usted 60 millones en agosto? -Sí, y más. Laporta me llamó y me dijo que le estaba llamando el ruso y que se resistía a recibirlo. Llegué a un acuerdo rápido con el presidente para quedarme. Era lo que quería. No era el año para marcharme. Sólo hemos ganado una Liga, pero estamos en el camino de la gloria y creo que tenemos cuatro o cinco años en los que vamos a conseguir muchos más títulos. Sólo me iré cuando note que el equipo cae en la relajación, que se ha cansado de ganar. Entonces buscaré otro lugar para seguir conquistándolos yo. Me gusta la Premier. Pero en un equipo que aspire a todo. La oferta del Chelsea era para mí también muy buena. Ganaría más que en el Barça. Pero a mi edad un millón de euros más o menos es importante, no vital. Tengo tiempo para recuperarlo. Es el momento de disfrutar jugando al fútbol y para eso ahora no hay otro equipo como el Barça. Los dos últimos años los jugaré en el Mallorca. No ganaré títulos, pero estaré en casa. Empecé ahí y aunque no jugué mucho, disfruté. Sé que vuelvo con otra camiseta que no es la más querida precisamente, pero sé que será un gran partido, como lo son todos los Madrid- Barça. Yo nunca olvidaré uno que viví como aficionado, cuando estaba en el Leganés. Era el Madrid de Capello. Y fui en el metro... Que yo hubo tiempo en que no tenía para elegir el coche en el que me quiero subir... Todo era impresionante. Lo era vivirlo como aficionado y lo es vivirlo como jugador. Son A más del 80 por ciento de los madridistas les gustaría que Eto o jugara en su equipo. Lo sé, estoy seguro El presidente del Madrid no me quería en su club por mucho que lo dijera, no comulgo con su filosofía ÁNGEL DE ANTONIO partidos para disfrutar... y para ganar. -Lo dice por la temporada pasada, en la que el Barça se presentó en el Bernabéu como favorito, jugando mejor, por delante en la tabla... -Sí, pero dispuestos a que no se repita lo del año pasado. Tenemos que aprender de entonces. La grandeza del Real Madrid es que en esos partidos nunca falla. Son encuentros que se juegan más con la cabeza que con las piernas y el Madrid tiene jugadores que ha jugado muchos más partidos de éstos que nosotros. En un clásico no vale de nada que uno venga jugando muy bien y otro muy mal. El Madrid es difícil que pierda finales y estos partidos son finales. Ellos han jugado muchos encuentros de esta responsabilidad y nosotros, salvo Xavi o Puyol, muchos menos. Tenemos que ir con la cabeza fría. no con la presión del año pasado. No pensar que somos mejores, que luego nos meten cuatro y nos mandan a casa con cara de tontos. Yo les diría a mis compañeros que son partidos para pensar, pero no demasiado. No es el final del mundo. Es un escenario para jugar y disfrutar. Si salimos así, seguro que conseguimos un buen resultado. Son tres puntos, pero está claro que no es lo mismo ganarlos en Getafe que en el Bernabéu. Y si hago dos goles, menos. ¿Se imagina marcando dos goles en el Bernabéu? -Ya los he marcado con el Mallorca y me volví loco. Si marco no sé cómo lo celebraré. Improviso sobre la marcha. Lo de Getafe fue un baile africano, había escuchado hacía unos días ese ritmo y se me quedó en la cabeza. -Su equipo mantiene el nivel futbolístico de la temporada pasada y el Madrid, el suyo... -Todavía no hemos hecho nada. Por el momento estamos disfrutando con el juego y mantenemos intacta la ambición. El equipo tiene que crecer. Yo quiero ganarlo todo. Hasta la Copa del Rey. En el Madrid sus jugadores lo han ganado todo, la Champions la Liga, algunos, como los brasileños, la Copa del Mundo... Nosotros sólo la Liga pasada. Queremos más. La competencia que se ha creado en la plantilla es buena, pero yo quiero jugar siempre. No es cuestión de egoísmo. Que yo sepa quien hace las alineaciones es el entrenador y es él quien manda y quien me ha puesto en todos los partidos. Rijkaard sólo me dice que no me entiende, que los negros nunca estamos can- sados. También me dice que no me entiende porque cada día me exijo más. Pero ese es mi secreto. Yo tengo mi competencia contra mí mismo. Siempre me pongo metas... -Por eso no quiere entrar en las rotaciones. -Es algo que no depende de mí, sino del entrenador. Para mi desgracia yo no tengo ni que pensar en el Mundial Al revés. Yo, que no voy a Alemania, no tengo por qué reservarme. Puedo jugarlo todo porque puedo darlo todo. ¿Y dónde está su límite? -No lo sé. El entrenador me dice que no me obsesione con el gol y yo le digo que no me obsesiono, es que quiero más. Si el año pasado marqué 24 o 25, según quien los contara, este año quiere marcar 30. Yo soy así. No creo que todavía esté mejor que el año pasado. Mantengo mi nivel... Bueno, estoy mejorando mucho en el remate de cabeza. Lo ensayo todo los días. El año pasado también llegamos bien al Bernabéu, pero nos metieron cuatro y a casa