Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8 11 2005 37 Madrid El joven dominicano asesinado en Ciudad Lineal el viernes por la noche recibió 15 o 16 puñaladas Gallardón pone en marcha el plan Porque tú pagas existe la prostitución para acosar a los clientes Dos policías abortan otro atraco en un banco de Las Rozas tras herir de bala a los ladrones Los agentes, que vestían de paisano, dispararon después de que los asaltantes les encañonaran b Algunos testigos del suceso aseguraron que vieron cómo huía de la sucursal un tercer delincuente que se percató de la presencia policial en pleno atraco MIGUEL DOMINGO GARCÍA LAS ROZAS. La casualidad y la pericia de dos agentes de la Policía Nacional impidieron ayer que se consumara un atraco en una sucursal del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) del municipio de Las Rozas, el segundo que se comete en el municipio en cuatro días. La suerte hizo que los ladrones, dos españoles de unos 40 años, intentaran robar justo en el momento en el que dos agentes se encontraban dentro de la oficina bancaria. Eran casi las once y media de la mañana cuando varios hombres encapuchados irrumpieron en la entidad bancaria, situada en el número 12 de la calle de Chiapas, entre la M- 515, que une Las Rozas con Majadahonda, y el parque de Las Cabañas. Aunque la Guardia Civil y la Policía sólo hicieron referencia a dos asaltantes, varios testigos aseguraron que un tercer hombre consiguió huir, poco antes de que se librara el tiroteo que hirió a sus compinches. Así quedó la sucursal de La Caixa atracada la semana pasada EFE El segundo asalto a una entidad bancaria en sólo cuatro días El de ayer es el segundo atraco que se perpetra en Las Rozas en tan sólo cuatro días. El primero de ellos tuvo lugar el pasado viernes, cuando otros tres hombres asaltaron una sucursal de La Caixa en la avenida Camilo José Cela. También entonces no pudieron consumar el atraco, aunque sí pudieron robar 100 euros a los clientes. A uno de ellos, que se negó a entregar su cartera, le hirieron gravemente de una puñalada en el abdomen. Las características de uno y otro atraco son diferentes. En primer lugar, según los testigos, los tres delincuentes que huyeron el viernes eran suramericanos, mientras que los ahora detenidos son españoles. Por otro lado, en el robo a La Caixa, los atracadores portaban sólo armas blancas, lo que llevó a pensar en posibles carteristas metidos a ladrones de banco. Ayer, uno de ellos iba armado con una pistola. Tampoco es probable que estos últimos fueran los mismos que atracaron la sucursal del BBVA hace dos semanas; la entidad parece haberse convertido en un suculento objetivo para los ladrones de bancos: desde el pasado verano ya había sido víctima de otros dos robos. Vestidos de paisano Los delincuentes intimidaron a los clientes y, de inmediato, se dirigieron al despacho de la directora de la entidad. Empuñando una pistola y navajas, la acorralaron junto a otros dos hombres que estaban reunidos con ella. No se percataron de que los dos hombres que acababan de encañonar eran agentes del Área de Seguridad Privada. Vestidos de paisano, los policías se encontraban en la oficina, curiosamente, para recabar información sobre un atraco cometido hace apenas dos semanas en la misma sucursal. La situación se fue agravando por momentos, debido a la violencia con la que los dos ladrones estaban amenazando a los clientes; había que evitar que se hiriese a un inocente. Uno de los policías tomó la iniciativa y, haciendo uso del arma reglamentaria, disparó contra los ladrones para inmovilizarlos. Se produjo un breve tiroteo, en el que resultaron heridos dos de los delincuentes. Uno de ellos recibió sendos balazos, que le hirieron una muñeca y un brazo. Otra de las balas, que le afectó, además, a un riñón, acabó alojada en la columna vertebral. Al otro hombre, un solo disparo le hirió levemente la cadera izquierda, con lo que cayó al suelo y pudo ser reducido. Una patrulla de la Guardia Civil de Las Rozas y varios agentes de la Policía Local se dirigieron hasta el lugar para ayudar a los compañeros de la Policía. También se desplazaron dos UVI móviles del servicio sanitario SamerProtección Civil del municipio, que tuvieron que emplear una hora para realizar las primeras curas. Después desplazaron a los heridos al Hospital Puerta de Hierro, donde siguen custodiados por agentes de la Guardia Civil. La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Madrid ha tomado las riendas de la investigación. Uno de los delincuentes es F. J. A. N. de 39 años. Aunque, según fuentes de la Guardia Civil, no era muy conocido por la zona, carga con un extenso historial de delitos. De hecho, en esos momentos disfrutaba del permiso penitenciario del tercer grado. Su secuaz sigue pendiente de ser identificado a través de sus huellas dactilares, mientras se recupera de sus heridas, al haberse negado a identificarse. El tercer individuo, huido según los testigos, tampoco ha sido identificado, aunque la Guardia Civil espera que la investigación pueda arrojar alguna luz sobre su identidad y pueda ser detenido pronto.