Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional VIOLENCIA URBANA EN FRANCIA MARTES 8 11 2005 ABC La UE teme que los disturbios de las ciudades francesas se extiendan a otros países Dos incidentes aislados de quema de coches se produjeron ayer en Bélgica y en Alemania b El ministro francés de Asuntos Exteriores, Philippe Douste- Blazy, intentó tranquilizar a sus colegas en el Consejo de ministros de Exteriores de ayer en Francia ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. Los ministros europeos de Asuntos Exteriores se reunieron ayer en Bruselas por primera vez desde que estallase la ola de violencia urbana en Francia. Aunque oficialmente no se habló de ello, la cuestión sobrevoló la reunión del Consejo de Asuntos Generales. Por ahora el espectro de un contagio a otras capitales con fuerte implantación inmigrante, sobre todo de origen magrebí, es el principal temor de las autoridades europeas. El domingo por la noche en Bruselas ardieron no menos de cinco coches en el barrio de San Giles, una zona céntrica que hace dos décadas concentraba a la población emigrante española pero que desde hace unos años se ha transformado en un vecindario esencialmente árabe. España se ofrece para una misión policial en Gaza E. S. BRUSELAS. Los ministros de Asuntos Exteriores han acordado aceptar la propuesta de que sea la Unión Europea la encargada de supervisar el control del paso fronterizo de Rafah, entre la Franja de Gaza y Egipto y España, como ya informó ABC, ha propuesto- -junto a otros dos países- -enviar los especialistas de la Guardia Civil y la Policía Nacional que se hagan cargo de esta tarea. Se trata de una operación que solamente ocupará a una o dos decenas de agentes europeos, porque no hay que ejercer el control de este paso fronterizo, sino supervisar a los agentes palestinos que se han comprometido a seguir los procedimientos de seguridad exigidos por Israel al retirarse. El paso fronterizo de Rafah es clave para el desarrollo económico de Gaza, pero durante mucho tiempo fue la puerta de entrada para el contrabando de armas. Cementerio de coches quemados en los disturbios de Grigny, al sur de París dar recientemente espectaculares golpes de mano para evitar nuevos atentados, en Gran Bretaña los autores de las bombas del Metro eran británicos de nacimiento y en España los autores del 11- M eran residentes legales en su mayoría. Mirjam Dittrich, del European Policy Centre, declaró ayer que existe claramente un problema europeo lo que hace que en estos momentos la mayor preocupación es saber si va a haber contagio a otros países El ministro francés de Asuntos Exteriores, Philippe Douste- Blazy, intentó tranquilizar a sus colegas y al término del Consejo de ministros asegurando que Francia no es un país peligroso Hay que tranquilizar totalmente a los extranjeros y a los ciudadanos euro- AFP Emulación de los alborotadores Por ahora, estos episodios no tienen mucho que ver con lo que sucede en las barriadas periféricas parisinas, pero esta emulación de los alborotadores ha levantado ronchas de preocupación en el Gobierno belga, que ya tiene experiencia de este tipo de infecciones sociales provenientes de Francia. Ayer se celebraba una inofensiva manifestación de opositores iraníes en las proximidades de la sede del Consejo Europeo y el super- despliegue policial extraordinario que se organizó daba la medida de los temores que albergan las autoridades de este país ante cualquier incidente que pudiera hacer estallar una situación parecida a la france- sa. También se han quemado coches en Berlín, aunque por ahora Alemania igual que otros países europeos se ha limitado a recomendar prudencia a sus ciudadanos a la hora de viajar a las grandes ciudades de Francia. Pero es un hecho que todos son conscientes de que existen las condiciones adecuadas para que el contagio se pueda producir. En Holanda ha habido erupciones de violencia como el asesinato de Teo Van Gogh y la policía ha tenido que peos. Francia no es un país peligroso, es un país donde se va y se viene, Francia no es un país racista El ministro dijo que no quería incumplir la tradición de no hablar de asuntos internos de Francia fuera del Hexágono pero insistió en que La República mantendrá la firmeza por un lado y por el otro la tolerancia, el respeto y el diálogo entre unos y otros, que se impone Fuentes diplomáticas europeas han descartado por ahora que la Unión entre directamente en este asunto, porque frente a los países más sensibilizados por el problema, hay otros, sobre todo los nórdicos y los del Este, donde no existen similitudes demográficas comparables a las de Francia.