Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8 11 2005 31 Chile abre el proceso para extraditar al ex presidente peruano Alberto Fujimori, detenido el domingo Ariel Sharón sufre una derrota en el Parlamento israelí por la rebelión de varios de sus diputados Después de haber contribuido al fracaso del Pacto de Estabilidad económica y a la parálisis institucional de la UE con su no a la Constitución, la nueva brecha social francesa amenaza con hacer más profunda la crisis del modelo europeo Más inmovilismo para Europa TEXTO: J. P. QUIÑONERO AP La Unión de las Organizaciones Islámicas de Francia (UOIF, próxima a los Hermanos Musulmanes) ha hecho públicos llamamientos a la calma, condenando con severidad las violencias, en nombre de la religión musulmana. Varias alcaldías han organizado comités de seguridad, para trabajar con bomberos y CRS. Las asociaciones de barriadas organizaron numerosas manifestaciones silenciosas de protesta contra la violencia. Los sindicatos de maestros y profesores han organizados comités de ayuda y socorro a colegas y familias con problemas. Por su parte, la oposición socialista y comunista ha lanzado críticas severísimas y ha pedido la dimisión de Sarkozy. PARÍS. La crisis de los suburbios franceses, colofón provisional a la crisis global de Francia, con un presidente de 74 años que tiene un 75 por ciento de opiniones negativas en los sondeos, también tiene un costo inmovilista para el resto de la Unión Europea. La crisis de las finanzas públicas francesas ya precipitó el hundimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento europeo, y es uno de los principales escollos de la crisis del presupuesto común de la UE. El no francés al proyecto de Tratado constitucional europeo precipitó la crisis institucional de la construcción política de Europa. La crisis de los suburbios, con su reguero de muerte, incendios, violencias y destrucción, no afecta directamente a ninguno de esos problemas comunes de todos los miembros de la Unión, pero sus llamaradas tienen consecuencias prácticas que van a complicar, retrasar o volver a aplazar las empantanadas negociaciones de ese horizonte de crisis superpuestas. Dominique de Villepin anunció ayer noche un ambicioso plan de urgencia que sirva de cortafuegos contra la crisis de los suburbios. ¿Quién lo pagará? ¿De donde saldrá el dinero para pagar tan generosos proyectos? El montante de todo el impuesto sobre la renta que pagaremos los contribuyentes fiscales franceses, en 2006, deberá consagrarse, íntegramente, al pago de los intereses de la deuda pública. El Gobierno ha renunciado a reducir la deuda: sólo se aspira a pagar los intereses, cuando el déficit público sigue estando por encima del 3 por ciento del PIB. Thierry Breton, ministro de Finanzas, declaró recientemente que Francia vive por encima de sus medios (OMC) Un presidente sin prestigio nacional ni credibilidad internacional no ayudan a mover ficha Los médicos han aconsejado a Chirac tranquilidad y pocos viajes Prudencia médica que no facilita el dinamismo diplomático nacional. Dominique de Villepin ha suspendido precipitadamente todos sus viajes al extranjero: la crisis de los suburbios obliga a aplazar o poner al ralentí negociaciones sensibles. En el terreno estrictamente bilateral, estaba previsto que la próxima cumbre hispano- francesa se celebrase en la lejana Bretaña. Finalmente, se celebrará este jueves en París: la prudencia médica aconseja que Chirac modere sus desplazamientos. Fuego en dos direcciones Ante la UE y Francia, España tiene pendientes dos problemas sensibles. El presidente Zapatero ha pedido ayuda financiera a la UE, para afrontar el problema de la inmigración. Nadie sabe de dónde saldrá el dinero. El plan de urgencia francés para afrontar su propia crisis limitará el margen de maniobra de París. Madrid, Barcelona, Bilbao y Zaragoza llevan años esperando gestos franceses en materia de infraestructuras transfronterizas: todos los proyectos han sido aplazados y arrastran años de retraso. La crisis de los suburbios dramatiza las crisis francesas, recorta los márgenes de maniobra económicos y aísla más profundamente a los gobernantes, cogidos en su propia trampa. El tiempo, el dinero y las energías convertidas en cenizas cada noche, afectan, de entrada, a los habitantes más pobres de los barrios más humildes. Pero esas llamas también amenazan los intereses de los aliados europeos. Imagen de archivo de la primera víctima mortal de los disturbios, Jean- Jacques Le Chenadec AFP Los gastos del Estado son muy superiores a sus ingresos, cuando Francia sigue siendo el país más socializado de la UE. Nicolás Sarkozy, ministro del Interior, afirma que es urgente cambiar de modelo ya que el antiguo modelo social hace aguas de trágica manera. Ante tales evidencias, el margen de credibilidad y maniobra de Francia es prácticamente nulo en la UE: con lo cual, la crisis francesa agrava el inmovilismo europeo. La crisis presupuestaria es, sólo, una parte de un arco iris de problemas igualmente graves, sin solución evidente: Francia es uno de los principales factores de crisis y estancamiento en las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio