Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8 11 2005 Nacional DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS 25 Manuel Chaves Andalucía Andalucía será más fuerte en la medida en que España lo sea, porque no entendemos nuestro progreso al margen del conjunto Vicente Álvarez Areces Asturias Somos una comunidad histórica, nos sentimos cómodos en España y no nos vemos obligados a emprender una carrera para redefinir nuestra identidad Pedro Sanz La Rioja Nuestra comunidad aspira a tener el mismo techo competencial y el mismo potencial que cualquier otra autonomía Maragall pide descentralizar el Estado como Alemania y sacar instituciones de Madrid Si el Congreso fuera a Toledo y el Senado a Zaragoza, mi respuesta sería: encantado del PSOE pasaron de puntillas sobre el Estatuto catalán y se unieron para reclamar al PP flexibilidad para que no trunque la reforma del Senado MANUEL MARÍN MADRID. Ante la ausencia del lendakari Ibarretxe en el debate, el orden protocolario de intervenciones de presidentes de Comunidades quiso que tras el de José Luis Rodríguez Zapatero se produjeran de forma consecutiva los discursos de cuatro jefes de Ejecutivos socialistas- -Pasqual Maragall, Emilio Pérez Touriño, Manuel Chaves y Vicente Álvarez Areces- a los que siguió Miguel Revilla, presidente cántabro (PRC) que gobierna con el PSOE. Mub Los presidentes Mariano Rajoy Y. CARDO El presidente popular reclama al jefe del Gobierno que aclare cuál es su idea de España Generalitat catalana expresó hacia Zapatero, para quien lo más importante son las formas, tácticas y estrategia por encima de los principios y convicciones Respecto a la alusión que Maragall hizo de la Corona como garante de la unión de la nación de naciones que es España replicó Rajoy que Su Majestad el Rey es el garante de la Constitución Garantizar la unidad, la soberanía, la viabilidad del Estado y la solidaridad, siguen siendo para el PP los ejes infranqueables de cualquier reforma estatutaria. Lo demás es duda e incertidumbre se quejó Rajoy, para hacer extensivos estos lamentos al hecho de que vayamos de foro en foro sin saber qué quiere hacer el presidente del Gobierno. A preguntas de los periodistas, el líder del PP recordó a Artur Mas que CiU siempre estuvo en el consenso constitucional y Jordi Pujol nunca planteó una reforma del Estatuto catalán, y habría que plantearse por qué De este modo respondía a unas palabras de Mas en el sentido de que tendrá que pasar más de una generación para que CiU volviera a pactar con el PP. Se nos pretende convertir en gente de otra galaxia y defiendo lo que quieren la inmensa mayoría de los españoles sentenció Rajoy, que hoy almorzará con sus presidentes de Comunidad. cho más tarde lo hicieron Marcelino Iglesias y José María Barreda. Ningún presidente del PP intervino hasta por la tarde, por lo que la mañana quedó en un hermético cierre de filas de todos los socialistas con los mensajes de Zapatero. Todos avalaron una reforma de la financiación acordada por todas las comunidades y la institucionalización de la Conferencia de presidentes; todos enarbolaron la bandera de la cooperación entre autonomías como seña de identidad de la España plural todos abogaron por reformar el Senado para convertirlo en verdadera Cámara territorial... y todos pasaron de puntillas sobre el Estatuto de Cataluña. No quisieron conceder a los presidentes del PP la ventaja de reeditar en el Senado la pugna del Congreso ni ahondar en la división del PSOE. Maragall, en una intervención muy tamizada, habló durante 25 minutos y apenas una quinta parte de ellos en castellano, sin aportar novedades reivindicativas en favor de Cataluña. Centró su discurso en un deseo genérico de una mayor descentralización del Estado autonómico, apeló a avanzar hacia un Estado federal y abogó por poner en marcha en España un triángulo Bonn- Francfurt- Berlín de carácter institucional que permita sacar de Madrid a algunas instituciones. Si ahora me preguntaran por qué no trasladar, por ejemplo, el Congreso a Toledo y el Senado a Zaragoza, ya saben cuál sería mi respuesta: encantado La España plural está hoy más cerca afirmó un Maragall que elogió el coraje político de Zapatero por abrir el melón territorial; que dijo sentirse ahora más catalán y español después de admitirse a trámite su Estatuto; y que en todo caso no se contentará sólo con que el Estatuto sirva para reafirmar la identidad nacional de Cataluña si no sirve también como herramienta útil para instaurar un nuevo equilibrio entre el autogobierno de Cataluña y el proyecto común de una España integradora y solidaria Maragall aludió además a la Corona como garante de la unión de los pueblos que forman la nación de naciones que es España El nuevo impulso de Chaves Chaves escenificó como ningún otro su papel de colchón de Zapatero. No citó de forma específica el Estatuto, pero sí defendió un nuevo impulso autonómico sin hacer tabla rasa del pasado y con respeto al marco constitucional. Defendió un nuevo Senado con más poderes legislativos en materias autonómica, reclamó al Gobierno apertura de miras para satisfacer la deuda histórica de Andalucía y apeló a un enfoque integral contra la inmigración ilegal. Barreda dijo no temer un desguace de España, se mostró optimista en nuestro futuro y emplazó al PP a ser leal a las reglas del juego y a no ver sólo lo peor porque se derrumbará nuestra capacidad de actuar y porque la santa intransigencia sólo lleva a endemoniados enfrentamientos Touriño propuso que las voluntades identitarias de España se acomoden pacíficamente a las diferentes identidades nacionales que conviven en el seno de un mismo Estado y que éste ostente el monopolio de la solidaridad; e Iglesias desautorizó la pretensión de Cataluña de gozar de un sistema de financiación unliateral e insolidario.