Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional NUEVA TRAGEDIA LABORAL, AHORA EN GRANADA MARTES 8 11 2005 ABC Seis obreros muertos al caer la plataforma de un viaducto en la Autovía del Mediterráneo El desplome se produjo por el colapso de la estructura metálica que la sostenía b La documentación de las obras afectadas estaba en regla y la tragedia pudo estar provocada por un fallo en la resistencia de los materiales utilizados M. N. A. C. GRANADA. A las 15: 38 horas de ayer el tiempo se detuvo en las obras de la Autovía del Mediterráneo, en concreto en el viaducto que se construye a su paso por Torrecuevas (Granada) a sólo tres kilómetros de Almuñécar. Primero el ruido de un crujido y, segundos más tarde, otro seco y atronador, anunciaban la tragedia: una de las plataformas, instalada a 50 metros de altura, de veinte toneladas de peso y de unos 60 metros de largo por 12 de ancho, se había desplomado ante la mirada aterrorizada de la veintena de trabajadores. Las primeras informaciones, dramáticas, facilitadas por fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia, hablaban de veinte víctimas mortales; ya muy entrada la tarde, superada la confusión, se confirmaba que eran seis los obreros que habían perdido la vida, cinco portugueses y uno español: Eduardo A. S. gallego de Santa Eugenia de Ribeira, de 24 años. Además hubo tres heridos, también nacidos en el país vecino. Los testimonios recogidos aclaraban la película de los hechos. Manuel Otero, uno de los operarios, explicó que estaba debajo del viaducto junto a otras cinco personas y, de pronto, oímos un ruido. De inmediato, comprendimos que algo grave pasaba y em- pezamos a correr a toda prisa para evitar que la estructura nos aplastase. Dije sálvese quien pueda Uno de sus compañeros, José Manuel Vacas, afirmó, por su parte, que primero escuchamos un pequeño crujido y al levantar la vista vi cómo se desprendía la plataforma y caía al vacío, haciendo un ruido tremendo Y añadió: Dos trabajadores quedaron colgados de una plancha de hierro que por suerte resistió su peso hasta que fue posible el rescate. Estoy muy impresionado, tenía el corazón encogido Debajo de la mesa J. B. también operario, relató que el suceso le sorprendió al pie del viaducto, en el interior de unas oficinas prefabricadas donde se realizan las pruebas de calidad del hormigón: Oí un ruido enorme y mi primera reacción fue refugiarme bajo la mesa. Creo que al final eso me salvó la vida En efecto, la caseta donde él se encontraba quedó destrozada. Una mujer que vive en un cortijo próximo al lugar del desastre afirmó que me quedé helada, sorda por el ruido y contemplando los hierros retorcidos. Rápidamente pensé en los hombres que en ese momento estaban trabajando bajo el puente. Luego me puse a llorar El impacto se había oído en un kilómetro a la redonda. La operación de socorro se puso en marcha a los pocos minutos. Ante las primeras noticias, la Consejería de Salud de la Junta activó todos los Servicios de Urgencias de los hospitales de Granada capital y su provincia, pues se esperaba un importante número de Imagen de la plataforma que se desplomó ayer cerca de Almuñécar EFE Primero oímos un pequeño crujido y al levantar la vista vi cómo se desplomaba la estructura Chaves y Magdalena Álvarez abandonaron el debate del Senado El trágico accidente laboral registrado en Granada fue seguido minuto a minutos en la tarde de ayer por los asistentes al debate autonómico que se celebró en el Senado. En un primer momento, los datos que llegaron desde Andalucía cayeron como un mazazo, ya que las informaciones apuntaban la posibilidad de que el desplome del viaducto hubiera causado una veintena de muertos. Por ello, minutos después de recibirse la dramática noticia, tanto el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, como la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, abandonaron la sesión para desplazarse al lugar del siniestro. Mientras, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que también asistió al debate, pidió a sus asesores que le mantuvieran informado del accidente, misión que encomendó al secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda. De hecho, Rodríguez Zapatero recibió de forma periódica notas con datos sobre la evolución de las tareas de rescate de los obreros. A las ocho de noche, Manuel Chaves y Magdalena Álvarez Chaves llegaron al lugar del siniestro, donde se encontraban ya el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón; el subdelegado en Granada, Antonio Cruz; la delegada del Gobierno de la Junta en Granada, Teresa Jiménez, y el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Jesús García Calderón. También se desplazaron los secretarios provinciales de UGT, Mariano Campos, y de CC. OO. Rafael Roldán, así como representantes de la Inspección de Trabajo. El presidente del PP- A, Javier Arenas, conversó ayer por teléfono con el presidente de la Junta de Andalucía para expresarle su pesar por lo ocurrido. Arenas tiene previsto viajar hoy a Granada. heridos. Asimismo, se puso en alerta al Hospital Carlos Haya de Málaga. A la zona se enviaron, además de agentes de la Guardia Civil y bomberos, dos helicópteros del 061 con base en Sevilla y Granada, tres ambulancias convencionales, el equipo médico del centro de salud de Almuñécar y el equipo de emergencias de Motril. También un Dispositivo de Cuidados Críticos y de Urgencias y otro de apoyo logístico. En total, junto con los responsables de las constructoras, allí trabajó un centenar de personas. Las primeras horas tras la tragedia se desarrollaron en medio de una confusión total, hasta el punto de que se mantuvo la cifra de veinte víctimas mortales durante varias horas. Posteriormente, se habló de seis muertos y un desaparecido, un electricista de nacionalidad rusa. Finalmente, se pudo comprobar que este hombre no había ido a trabajar ayer, con lo que sobre las ocho de la tarde ya se podía confirmar que eran seis los obreros fallecidos- -tres trabajaban sobre la estructura y otros tantos debajo de ella- -y tres los heridos. Entrada la noche, los cuerpos eran trasladados al Instituto de Medici-