Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7 11 2005 Deportes 97 TENIS Los Ángeles coronará a la maestra y a la número uno del mundo Conchita y Vivi compensan en el dobles la ausencia de españolas en el Masters D. P. MADRID. Kim Clijsters, Lindsay Davenport, Maria Sharapova, Mary Pierce, Amelie Mauresmo, Patty Schnyder, Nadia Petrova y, a causa de la ausencia por lesión de Justine Henin, Elena Dementieva, serán las que pugnen a partir de mañana por el título de maestra en Los Ángeles, con tres millones de dólares en premios. Repasada la nómina de clasificadas sorprenden algunas ausencias y no pocas presencias que hablan de la situación que atraviesa el tenis femenino. Composición de los dos grupos Grupo verde Lindsay Davenport (EE. UU. Maria Sharapova (Rus. Patty Schnyder (Sui. Nadia Petrova (Rus. Grupo negro Kim Clijters (Bel. Amélie Mauresmo (Fra. Mary Pierce (Fra. Elena Dementieva (Rus. Las dos primeras de cada grupo jugarán las semifinales veteranas, algunas inesperadamente de vuelta, como Lindsay Davenport (29 años) Mary Pierce (30) Amelie Mauresmo (26) o Patty Schnyder (27) lo que habla a las claras de una cierta falta de renovación en la elite. Salva el interés del torneo, que el año próximo se disputará en el Madrid- Arena, la presencia de la espectacular Maria Sharapova, que busca la renovación del título que lograra la pasada edición- -4- 6, 6- 2 y 6- 4 ante Serena- aunque no tiene opciones de ser número uno del mundo. Este será otro aspecto que animará la competición. Davenport con una buena actuación tendrá muchas posibilidades de revalidar el primer puesto conseguido la última campaña, que Las Williams, ausentes Llama por ejemplo la atención la falta de las Williams- -Serena fue finalista el año pasado- que viene a confirmar el declive de las hermanísimas, eternamente aquejadas de extrañas lesiones y más pendientes de sus actividades extratenísticas que de su trabajo en las pistas. Venus va a cerrar el año novena, exactamente igual que en la temporada pasada. Y undécima la pequeña, que en su historial (número uno en 2002) aparecerá como el peor de sus ranking desde 1998 cuando contaba con 17 años y finalizó vigésima. Y aún más llama la atención si se recuerda que no han conseguido una plaza pese a haber sido, respectivamente, campeonas en Wimbledon y Australia. Asombra asimismo la presencia de Maria Sharapova aspira a reeditar el título logrado el año pasado sería su cuarta temporada de su palmarés al frente de la clasificación. Kim Clijsters, por su parte, aspira al primero. La americana y la belga serán las grandes rivales de la rusa, aunque la francesa Amelie Mauresmo es la que llega en mejor forma. La ausencia de españolas en el cua- REUTERS dro individual del torneo queda compensada con la clasificación para el Masters de dobles- -sábado, semifinales y domingo, la final- -de la pareja formada por Conchita Martínez y Virginia Ruano que lucharán con BlackHuber, Raymond- Stosur y Hantuchova- Sugiyama. Dieciséis niñas preparan el relevo de Arantxa y Conchita DOMINGO PÉREZ MADID. Ni una española en el Masters femenino individual y lo más probables es que siga sin haber ninguna en bastante tiempo. La nostalgia por los años gloriosos de Arantxa y Conchita sigue creciendo. Había que hacer algo. Así nació el proyecto Enamórate promovido por la Federación Española para intentar revitalizar el tenis femenino. Hace algo más de un año que se puso en marcha y del 2 al 4 de enero en el CAR de San Cugat se celebrará la última prueba a las candidatas. En este tiempo, los técnicos federativos han cribado a todas las promesas femeninas del país de diez a doce años. Mico Margets y sus colaboradores- -Miguel Sánchez, Antonio Capella y Carles Vincens- supervisados por Javier Duarte, han realizado un extraordinario trabajo. Han cubierto miles de kilómetros. Han visitado varias veces las 19 federaciones territoriales. Han visto en acción a más de 350 niñas. Las han estudiado con lupa. Han comprobado sus cualidades técnicas, sus vir- El proyecto Enamórate la Operación Triunfo del tenis femenino, ya tiene candidatas tudes físicas y su futuro. Las han sometido a varias pruebas psicotécnicas. Y han elegido a aquellas que consideran que pueden llegar a ser profesionales. Al final han sido 16- -se mantienen los nombres en el anonimato porque aún no se lo han comunicado a las interesadas- -a la espera del examen final. Han salido más de las que preveíamos- -reconoce Mico- Lo cierto es que nos hemos visto sorprendidos agradablemente por el nivel El sueño es que dentro de cinco o seis años alguna de estas niñas se convierta en el relevo de Arantxa o Conchita, aunque el objetivo que se han marcado los técnicos es más humilde: Este proyecto nace sobre todo para cubrir dos lagunas. La primera es el gran número de abandonos de chicas prometedoras que se produce entre los 14 y 15 años. La segunda porque nos hemos dado cuenta de que, aunque tenemos suficientes top 100 (nueve entre el puesto 35 de Conchita Martínez y el 119 de Conchita Martínez Granados) existe un vacío enorme de la 120 a la 300 (sólo dos) Un agujero negro que pone en peligro el futuro y que hay que rellenar a cualquier precio. Tener jugadoras de primerísimo nivel sólo se garantiza si todos los estratos del profesionalismo están bien cubiertos. Nos gustaría, sin hablar de súper clases, que es algo que sólo llega con suerte, que con 15 o 16 años tengamos ya a seis jugadoras o siete en el top 300, a otras tantas en el 200 con 16 o 17 y algunas otras en el 100 con 17 o 18 Enamórate pretende acabar con los abandonos prematuros a partir de un apoyo integral a las niñas- -técnico, físico, de material, psicológico y todo lo que pueda hacer falta- pero sin sacarlas de su entorno familiar y social para evitar los traumas del abandono de sus hogares. Las futuras campeonas trabajarán hasta los 16 años en sus territoriales, eso sí vigiladas y ayudadas de cerca y con una periodicidad muy frecuente por la Española. A partir de los 16 será cuando se trasladen al CAR de San Cugat. Otra deficiencia que se pretende cubrir con este proyecto es la de la escasa presencia física tradicional de las jugadoras españolas. Tenistas habilidosas y luchadoras, pero pequeñas. Por eso se ha primado la presencia de aquellas muchachas que, según los estudios antropométricos realizados, serán grandes- -se han buscado tenistas de 1,80 o más del tipo de la mayoría de las actuales top 10 Mauremos, Davenport, las Williams... -y muy potentes. Una característica interesante es la diversidad regional de las elegidas. Hay incluso hasta algunas extranjeras- -entre otras una rusa hija de un ex futbolista- -a las que seleccionarán si se comprometen a nacionalizarse.