Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7 11 2005 85 Victoria cómoda del Barça (1- 3) en Getafe, con Schuster expulsado y un gran gol, el del honor local, de Pernía Dani Pedrosa se despide de 250 c. c. con un gran triunfo en Cheste ante 124.520 aficionados, cifra récord El equipo está cansado explicación de Luxemburgo Dijo que era un riesgo que Robinho tirase el segundo penalti y se decidió por Roberto Carlos JULIÁN ÁVILA MADRID. Luxemburgo acudió a la sala de Prensa excesivamente tenso, quizás por el mal juego que hizo su equipo ante el Zaragoza. Y esa tirantez la aflojó en la respuesta a la pregunta de un periodista: ¿Fue usted quien decidió que Robinho no tirase el segundo penalti o lo decidieron los jugadores en el campo? El técnico subió el tono de voz de manera inesperada y la contestación sonó a bronca: ¡Aquí, el que decide soy yo. Ni los jugadores ni nadie, sólo yo! Sorprendió el golpe de autoridad, aunque después matizó que no tenía intención de enfrentarse a nadie. Di la orden para que Robinho no tirase el segundo penalti. Fue muy buena su predisposición para lanzar de nuevo, pero esa demasiado riesgo que se equivocase dos veces en un mismo partido tal y Raúl sigue rompiendo récords El 7 blanco se convirtió ayer en el futbolista en activo que más partidos lleva disputados en Primera división, con 396 (sólo tiene 28 años) desde que debutase, precisamente frente al Zaragoza en La Romareda, el 29 de octubre de 1994. Le siguen Pablo Alfaro (Sevilla, 395) Ismael Urzaiz (Athletic, 389) y Enrique Romero (Deportivo, 364) Además, el delantero madridista es el máximo goleador en activo de la Liga con 180 tantos, seguido por Urzaiz (120) Salgado y Pavón, centenarios. El lateral disputó su partido número 200 en la máxima categoría (entre el Celta y el Real Madrid) mientras que el central cumplió su encuentro número 100. Robinho y Roberto Carlos se felicitan tras el penalti que marcó el segundo IGNACIO GIL como estaban las cosas en ese momento. Si se hubiese registrado un mal resultado, él habría salido muy perjudicado. Roberto Carlos hizo el gol y Robinho demostró su carácter y su personalidad en un momento difícil El delantero brasileño se aferró al balón hasta que los galones de Roberto Carlos y Raúl se impusieron en la discusión dentro del área. Yo quería tirarlo. No tenía miedo y estaba convencido de meter el penalti comentó en la zona mixta. No fue una noche cómoda para el Madrid. Y así lo reconoció su entrenador: Los últimos tres partidos han sido buenos en la parcela de la pelea y los jugadores han superado muchas adversidades. El equipo está cansado y le doy la enhorabuena por la paciencia y el sacrificio que han hecho. Han demostrado mucha capacidad de superación Sobre los pitos que se escucharon, sobre todo en la segunda mitad, comentó que no es la primera vez que la grada no está conforme con el juego del equipo. La gente es muy exigente y no se preocupa si tenemos seis o siete lesionados. Sólo quiere ganar Woodgate, con un fuerte pinchazo Además, este partido deja trabajo extra para el cuerpo médico. Jonathan Woodgate se tuvo que retirar en la primera parte con un problema en la pierna izquierda- -la operada es la derecha- Sufre un fuerte pinchazo en los músculos isquiosurales y hoy se someterá a una resonancia magnética en una clínica. No ha sido una buena semana para el central, pues no se pudo entrenar con normalidad debido a una contractura en la pierna derecha. DEL SUPLICIO BLANCO AL PLACER AZULGRANA ENRIQUE ORTEGO tro suplicio para el Real Madrid sólo aliviado por los tres puntos. Cada partido se traviste de tortura para lo que queda de un equipo que cada día acusa más la falta de cinco titulares. Mentes absolutamente bloqueadas y piernas que no responden a los escasas impulsos que llegan de la cabeza. A catorce días de recibir al Barça, el descanso le viene como una quiniela de 15, aunque la mitad de sus hombres esté en la enfermería y la otra mitad se vaya de excursión por medio mundo. Por lo menos cambiarán de aires, aunque el viaje de los urugua- O yos (Montevideo- Sidney) y los brasileños (Qatar) les devolverá hechos unos zorros a 24 horas del duelo. Sólo se han consumido dos meses de temporada, pero el cansancio y el hastío se ha adueñado de los hombres que están jugando dos partidos semanales y la sensación colectiva es la de un bloque roto, sin recursos, que se agarra a Casillas como a un flotador. Con tanto reajuste táctico obligado casi da vergüenza decir que continúa jugando mal, pero es la realidad. Tanta como que sólo Sergio Ramos parece entero y verdadero... hasta de medio centro. D el calvario blanco para llegar a la victoria al deleite de los azulgrana, aunque se vistan de amarillo chillón. A los 58 segundos ya tenían encarrilado su partido, cómo no, con un tanto de Eto o, ese goleador que nunca descansa. Imposible saber lo que pasará el 19 en el gran duelo porque esos encuentros no entienden, a veces, de estados de forma ni de ánimo, pero la sensación que se desprende de ver jugar a un equipo y a otro, sobre todo cuando uno lo hace primero y otro inmediatamente después, es significativa, aunque sólo les separe un punto en la clasificación. El equipo de Rijkaard vive una racha placentera. La máquina funciona indistintamente de quién eche el carbón. Su fútbol cambia de marcha según las necesidades. Ha vuelto a jugar en el campo rival. Toca y toca. Acelera cuando es menester y frena cuando el fruto está recogido, pero siempre sobre un guión táctico previsto. Por eso se notan menos las ausencias. Entra Motta y no sólo no desentona, sino que se atreve a marcar un gol. Y Márquez rinde de central como de medio centro. Y Deco ya está presto. Y Messi calienta banquillo.