Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7 11 2005 Economía 83 JUAN VELARDE FUERTES ¿QUÉ SOMOS: LAGARTIJA O RABO DE LAGARTIJA? l rabo de una lagartija, separado del animal, antes de, forzosamente, cesar, muerto, en todo movimiento, parece aún vivo con sus retorcimientos. A los cadáveres de los humanos les crecen la barba y las uñas. Pero esas conductas que muestran algunas células vivas que prosiguen su reproducción y sus movimientos, pero que están condenadas, tienen su paralelismo en algunas políticas económicas. Están a su frente altos funcionarios, que incluso son capaces de pronunciar discursos aparentemente enjundiosos y que dictan disposiciones que son impresas en los Boletines Oficiales éstas aluden a proyectos que nunca tendrán realidad; son movimientos de rabo de lagartija que causan que muchos se sientan seducidos por el futuro que creen va a tener aquello que ya está condenado a muerte. Conviene estudiar, con la mayor serenidad posible, si algo de eso se puede originar en España. Concretamente, me llamó la atención que en la edición de ABC del día 27 de octubre de 2005, en la página 86, sus titulares eran nada menos que éstos: Miguel Sebastián avanza que la economía española crece ya por encima del 3,4 Por otro lado la EPA del tercer trimestre mostró que la tasa de paro de nuestro país se ha situado en el 8,4 con una media en la zona del euro del 8,6 El Estado obtuvo un superávit del 0,9 del PIB hasta septiembre Magnífico panorama, diría cualquiera. Parece que la vida corre impetuosa por nuestra política económica. Mas he aquí, que el mismo día, en la página inmediata, la 87, el titular rezaba: El déficit comercial aumenta un 33,6 hasta septiembre y E se acerca a 50.000 millones de euros naturalmente. Un gráfico complementario muestra cómo se aceleran las importaciones y se estancan las exportaciones en el periodo 2002- 2005. Desde 1989, la globalización es un hecho cada vez más arraigado. Por eso conviene contrastar siempre nuestras macromagnitudes con las de otros países. Lo que observamos en el terreno de los precios ha de dejar hondamente preocupado al que los contemple. En el ejemplar de 29 de octubre de 2005 de The Economist se observa que nuestro IPC crecía en septiembre un 3,7 en tasa anual, -un año antes, un 3,2 -y en el de la zona del euro, donde se encuentran nuestros principales compradores, el aumento era del 2,6 Esa última magnitud ponía en acción ya todas las alarmas del Banco Central Europeo. En los precios industriales, directamente relacionados con nuestra competitividad, el incremento, también en tasa anual y en la misma fecha, era del 5,4 frente a un 4,6 de aumento en septiembre de 2004 y un 4,0 de la zona del euro, en agosto, porque aún no se conoce la cifra de septiembre. Por tanto, España tiene un problema de diferencial inflacionista muy serio y otro de déficit exterior muy notable. Digamos algo más sobre éste. En un documento tan importante como es el Libro Amarillo titulado Presentación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado. 2006 (Ministerio de Economía y Hacienda, 2005) nos encontramos con que el saldo comercial deficitario fob- fob fue en España del 6,3 del PIB en 2004; será del 7,6 en 2005, y nada menos que alcanzará el 8,4 en el año 2006. Sin embargo ¿es ésto lo único que nos debe preocupar? La deuda del sector privado comienza a crecer de modo preocupante. La de los hogares españoles supera en estos momentos los 650.000 millones de euros, y su crecimiento tiene lugar a una tasa del 18 Como se señala en Expansión de 27 de octubre de 2005, de hecho, esta deuda supone ya el 100 de su renta bruta disponible, más del doble que a principios de los años noventa La causa de esa deuda se encuentra en un notable incremento del consumo de los hogares, en un fuerte incremento de los precios de los bienes raíces, y en una subida notable en las cotizaciones bursátiles. El 26 de octubre de 2005, sobre el 31 de diciembre de 2004, en Europa sólo subieron más que la Bolsa de Madrid, los mercados de valores de Viena, de Copenhague y de Suiza. Como resumen, el precio de los activos del país se está incrementando con fuerza. No podemos olvidar que el plan Ibarreche por un lado y ahora el proyecto de Estatuto catalán, amén de un rosario de otras cuestiones- -choques durísimos con la Iglesia, bastante parecidos a los que tuvo Combes precisamente en 1905, que entonces desequilibraron la vida política gala; tensiones con los Estados Unidos; preocupación por la suerte de Ceuta y Melilla; mantenimiento de actos terroristas; finalmente, actitudes violentísimas de transportistas, de pescadores, de agricultores, para no experimentar las consecuencias del reciente choque petrolífero- por fuerza crean desazón que se transmite a posibles inversores extranje- La deuda del sector privado comienza a crecer de modo preocupante. La de los hogares supera los 650.000 millones ros. Es evidente que su cifra disminuye de manera clarísima. Lo contrastamos con el dato en claro descenso de la inversión extranjera directa neta en el primer semestre de 2005. Llegaron 34 millones de euros frente a 2.356 millones en enero- junio de 2004 y 10.501 millones en enero- junio 2003. El precio de la energía aumenta con fuerza, tanto en las cotizaciones de los hidrocarburos como en las del gas y en las del carbón, un choque especialmente grave en un país como España que necesita importar más del 80 de sus necesidades de energía primaria, y que tiene una economía que es, en la OCDE, la que requiere más aporte energético para crecer una unidad del PIB. La solución nuclear, la única que hubiera podido aliviar la situación, está arrumbada. Naturalmente, esto significa que empeoran nuestra relación real de intercambio y nuestros precios. El presupuesto se encuentra amenazado, a bastante corto plazo, por la nueva política emprendida en este sentido por la Unión Europea, por la insolidaridad de algunas regiones españolas y por un incremento excesivo de nuestro gasto público, que crece bastante por encima del incremento que se espera en el PIB. Finalmente, no parece que vaya a encontrarse alivio en la flexibilidad laboral, tal como marchan las conversaciones CEOE- Ministerio de Trabajo- sindicatos. Se dice que no hay agobio importante alguno porque estamos dentro de la zona del euro, y que ésto, una unión monetaria, garantiza la financiación del déficit por cuenta corriente. Pues bien; cuando se dan reunidas las circunstancias que se han recogido en este artículo, un déficit exterior voluminoso y en aceleración puede acabar siendo mucho más grave dentro de una unión monetaria que fuera de ella tal como se explica en el excelente artículo de Luis de Guindos, ¿Es grave un déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos? publicado en Expansión el 27 de octubre de 2005. ¿Somos aún lagartija o sólo ya su rabo? Los agricultores catalanes irán a la huelga el 25 de noviembre ABC BARCELONA. Los agricultores catalanes se movilizarán el próximo día 25 de noviembre con sus tractores en las carreteras, con el objetivo de exigir un gasóleo profesional para el sector agrario, coincidiendo también con las manifestaciones anunciadas por distintas organizaciones del sector. El acuerdo se adoptó en la noche del sábado en el consejo nacional del sindicato Unió de Pagesos (UP) y durante las próximas semanas se realizarán asambleas comarcales para exponer la situación y concretar el tipo de acción. Trabajo dará a elegir entre dos seguros de paro a los trabajadores autónomos El primero sería financiado por todo el colectivo ABC MADRID. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales va a dar a elegir a los autónomos entre dos seguros de paro: uno universal público que sea financiado por todo el colectivo o un sistema voluntario privado que pueda ser promovido con beneficios fiscales para quien se acoja al mismo. En una entrevista concedida a Servimedia, el director general de Economía Social, Trabajo Autónomo y Fondo Social Europeo, Juan José Barrera, hizo un balance del proyecto de Estatuto del Trabajador Autónomo presentado días atrás por un grupo de expertos al Gobierno. Sobre ese texto se deben pronunciar las organizaciones del sector, sindicatos, empresarios y representantes de la economía social. Tras escucharles, el Gobierno baraja presentar el proyecto de ley con el Estatuto del Autónomo a mediados del próximo año. Barrera destacó que hay aspectos que son acogidos con mucha satisfacción por los autónomos, como la limitación de la responsabilidad patrimonial en términos similares a las empresas. En cuanto a las prestaciones, Barrera incidió en que deben ser estudiadas porque tienen un coste que debe ser financiado, y eso es algo que el autónomo debe conocer. En el caso particular del seguro de paro, si se quiere que tenga un coste bajo ha de ser universal y financiado por todo el colectivo de autónomos, como sucede en el caso de los asalariados, con independencia de que se caiga en situaciones de pérdida de empleo o no. Si se elige un seguro de paro al que se acojan sólo los autónomos que lo deseen, con sus aportaciones oportunas, sería más caro. Por este motivo, la vía que abre Trabajo sería fomentar sistemas privados ofreciendo a quienes los suscriban que se deduzcan fiscalmente de parte de las aportaciones que realicen.