Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura LUNES 7 11 2005 ABC Juan Goytisolo: Yo he escrito esto pero no recuerdo haberlo escrito El narrador y ensayista presenta en Barcelona el primer tomo de sus Obras Completas b Juan Goytisolo ha sido siempre un escritor polémico porque ha defendido con uñas y dientes su rabiosa independencia. Más de 50 años de labor ahora lo confirman TULIO DEMICHELI MADRID. A Juan Goytisolo (Barcelona, 1931) tener en las manos el primer volumen de sus obras completas no le convence mucho: Es un poco aventurado llamarlas así, porque aún estoy vivo. Me parece muy interesante volver sobre el pasado, en especial sobre lo que escribía cuando era joven. Mi primera novela, Juegos de manos fue publicada hace poco más de 50 años, cuando yo tenía 23. Al volver sobre ella, tuve una impresión muy curiosa y me dije: Yo he escrito esto pero no recuerdo haberlo escrito Sin embargo, tampoco serán absolutamente completas, porque el autor, que a partir sde los 13 años redactaba una o dos novelas cada verano, no recoge aquellos escritos juveniles. Ni alguna otra cosa publicada; por ejemplo, de las cinco libros que aparecieron entre 1954 y 1959 hay uno que no he incluido porque me parece absolutamente mediocre y es El circo -explica a ABC- Yo analizo continuamente los errores de todo tipo- -literario, político- -de mi pasado, intentando ver por qué me equivoqué. Pero la mediocridad no merece ser reproducida Además de Juegos de manos Duelo en El Paraíso Fiestas y La resaca en este volumen aparecen los ensayos titulados Problemas de la novela que hoy mira con pudor y cierta benevolencia: Eran fruto de un atracón de lecturas contradictorias. En aquella época estábamos a merced de lo que nos llegaba de fuera, por lo que nuestro conocimiento de la literatura estaba sometido a una restricción muy fuerte. En cualquier caso, yo asumo la responsabilidad- -será bueno, será malo, pero lo he escrito yo- -a partir de Reivindicación del conde Don Julián porque ya no hay influencias de nadie, excepto de la literatura. Es un diálogo permanente con los escritores que forman mi árbol genealógico Don Julián como hoy la retitula, se publicó en México y provocó airadas reacciones porque asumía el punto de vista del traidor que abrió la puerta de la Península a los invasores. Hay que entenderlo. Yo estaba en Tánger, no podía volver a España, prohibían mis libros y me identifiqué con él, incluso con una violencia increíble, imaginando una invasión que destruía toda la tradición nacional- católica en la que se fundaba el franquismo Fue un largo exilio que comenzó mucho antes de esa novela, aparecida ya en los 70. Me fui en 1956, empecé a trabajar en Gallimard en 57, pero durante tres o cuatro años venía a menudo a España. En esa época recorrí el sur y escribí Campos de Níjar y La Chanca Luego ya no me fue posible y empecé a visitar Marruecos Antes, había conocido en París a dos figuras fundamentales en su vida y en su obra: Monique Lange, con la que se casó, y Jean Genet. Genet era un personaje excepcional y un gran escritor. Me enseñó que había que amar la vida y la literatura, dejando de lado la feria literaria, que él odiaba. Yo he procurado hacer lo mismo Reportaje social y Cuba En el campo del reportaje social, que ha seguido practicando- -ahí están sus artículos sobre El Ejido- Goytisolo también fue seducido en aquella época por la revolución cubana. Visité la isla y escribí Pueblo en marcha aunque en 1961 aún no se podía predecir el rumbo que tomaría después. Había entonces un gran entusiasmo en la mayoría de la población, excepto, claro, la gente que había colaborado con Batista. Lo que sí conservo en valor del libro es la reproducción fonética del habla popular cubana, un poco a la manera de Cabrera Infante En cuanto a su obra de ensayo literario, que se reunirá en el tomo sexto, Goytisolo no sólo ha explorado la tradición, sino que ha desenterrado a los heterodoxos y valorado justamente la literatura erótica y la realizada por mujeres. Tengo el mayor respeto por la mayoría de los autores españoles, lo que he hecho ha sido descubrir a los que por a o por b quedaban al margen del canon literario. Y estoy muy Goytisolo, en mayo, antes de recibir un gran homenaje literario en Madrid IGNACIO GIL Estoy absolutamente en contra de todos los nacionalismos afirma el novelista El desarrollo sostenible es un engaño, pues la población aumenta y los recursos disminuyen orgulloso de haber sido el primero en dictar un curso universitario sobre La lozana andaluza o de haber hablado del Cancionero de burlas de la misma manera que traduje del inglés al español la obra de Blanco White. No ha sido tanto crear un canon heterodoxo como ampliar el canon con lo que que no era ni una cosa ni otra concluye el autor. Juan Goytisolo. Obras Completas I Novelas y ensayo (1954- 1959) edición del autor, Galaxia Gutenberg Círculo de lectores, 916 pags. Barcelona 2005. (Serán 8 tomos) Hay que llegar a un acuerdo entre Azaña y Pi y Margall Goytisolo nunca rehúye hablar de la actualidad. Yo estoy absolutamente en contra de todos los nacionalismos- -afirma contundente- Los problemas deben resolverse no enfocando derechos históricos, ni señas de identidad inmutables, porque la sociedad cambia y los países, como las personas, evolucionan: la España de ahora no tiene nada que ver con la España posterior a la guerra civil, ni ésa con la de la República... El escritor es un yo que se dirige a otros yoes y cuando alguien me responde con un nosotros nosotros los españoles, los vascos, los católicos, los comunistas -ya me procupa y hasta me asusta ¿Cuál podría ser una postura integradora? Creo que debe llegarse a un acuerdo entre la propuesta política de Azaña y la propuesta política que hizo Pi y Margall en el siglo XIX sobre la articulación política del hecho diferencial dejando de lado nacionalismos y otras zarandajas Tampoco evita pronunciarse sobre las relaciones de Occidente con el mundo árabe, ya sea en nuestras fronteras internas- -Francia, los Balcanes, Ceuta y Melilla- -que en Palestina o Irak. Todo era perfectamente previsible. Si releen la visión de París en Paisajes después de la batalla verán lo que estos días sucede allí. Si fui a Argelia durante la guerra civil, a Bosnia o a Chechenia, fue para verificar el desastre. Pensar que matar tranquilamente a 120.000 musulmanes bosnios en el corazón de Europa no iba a tener un precio era no vivir en la realidad. Por no hablar de la política norteamericana de los Bush, que ha sido una catástrofe. El día que sus tropas entraron en Bagdad escribí un artículo advirtiendo que la guerra cempieza ahora Algo obvio para cualquiera que conozca mínimamente Oriente Próximo No menos dudas le asaltan ante los beneficios de la globalización Hay un mito que están entreteniendo los políticos y es el desarrollo sostenible Un imposible. La población aumenta; en consecuencia, los recursos disminuyen; o sea que no hay desarrollo posible. Es un engaño. Vendrá un momento dramático cuando se vea que este abismo entre el 10 por ciento de la población mundial que lo tiene todo y ese 90 que no tiene nada no puede continuar