Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7 11 2005 Cultura 53 Álex de la Iglesia será el único aspirante español a los premios del Cine Europeo Wim Wenders, Michael Haneke y Susanne Bier acaparan las candidaturas b La Academia de cine europeo ha Santiago Gamboa retrata el París de la inmigración en El síndrome de Ulises b La relación entre sexo y miseria es otro de los hilos del relato: Al fin y al cabo el sexo está al alcance de cualquiera, por miserable que sea denuncia el escritor ANTONIO ASTORGA MADRID. Un barbilampiño escritor lava platos en las mazmorras de un restaurante chino en París. Por esa época la vida no le sonreía. Le hacía muecas. Principiaba la década de los años 90. París era una ciudad voluptuosa y repleta de gente próspera. Los que habían llegado por la puerta trasera, esquivando basuras, vivían mucho peor que los insectos y las ratas. No había nada (o casi nada) para ellos, que se alimentaban de absurdos deseos. Languidecían bajo El síndrome de Ulises la desazón, el padecimiento que se apodera de los inmigrantes cuando se sienten solos, allá, en tierra extraña. El síndrome de Ulises (Seix Barral) es la nueva obra con la que el escritor colombiano Santiago Gamboa se aproxima al París desaforado y precario de Henry Miller: Ese París de Miller- -señala- -es el París de la inmigración dura y no es ese mito de París como la gran ciudad de las luces, como la gran ciudad de la belleza, como la gran ciudad de los monumentos espléndidos. Para mis personajes no existe Notre Dame y por eso no sale en mi novela. Ellos son como seres invisibles en esa ciudad que de alguna manera no les ve Pero ven el lado oscuro, el París de los suburbios, el París helado de muerte. Inmigración y literatura se dan cita en el relato de Gamboa, escritor nacido en Bogotá que lleva afincado en Europa desde hace tres lustros y que se licenció en Filología Hispánica por la Universidad Complutense. La inmigración, el tráfico de seres humanos, la vida en clandestinidad sin papeles- -dice- -es el gran problema que existe en Europa desde hace muchísimo tiempo y que regularmente regresa a la actualidad. La inmigración es el gran problema de Occidente, el gran problema de Medio Oriente y el gran problema mundial de estos años Santiago Gamboa reconoce que fue un inmigrante no sin papeles, pero el ambiente en que me movía era de personas con miedo, con el estrés, la tensión de ser sorprendidos por la Policía para ser deportados; era un ambiente de dificultad, pero también de solidaridad, de amistad, de relaciones muy intesas, porque cuando se está jodido y mal esas relaciones suelen ser muy intensas. Esta novela genera sentimientos mirado el cine español al trasluz y sólo ha visto a Álex de la Iglesia, candidato como mejor director por su película Crimen ferpecto E. RODRÍGUEZ MARCHANTE SEVILLA. Álex de la Iglesia será el único representante del cine español que este año participe en la batalla por los Premios del Cine Europeo, cuyas nominaciones se desvelaron ayer en el marco (por supuesto, incomparable) del Festival de Cine de Sevilla. Álex de la Iglesia opta como candidato al premio al mejor director europeo por su película Crimen ferpecto que, como todo el mundo sabe, es una errata destilada de la intriga hitchcockiana. Y ahí se queda todo nuestro fulgor cinematográfico, tras el gran espectáculo que se ofreció en Europa el pasado año con el duelo entre Almodóvar y Amenábar... Las películas elegidas este año para competir por este premio que otorga la Academia que preside, o dirige, Wim Wenders son, además de precisamente la de Wim Wenders Don t come knocking un excelente drama con cierto parentesco paternal con la última de Jim Jarmusch, Flores rotas la danesa Hermanos que ganó un premio en el último San Sebastián; la francesa Caché del peculiar Michael Haneke; la francobelga L enfant de los hermanos Dardenne; la británica My summer of love de Pawel Pawlikowski; y la alemana Sophie Scholl sobre la célebre mártir antinazi. Wim Wenders también repite en el apartado de mejor director, junto a los mencionados Susanne Bier (la de Hermanos Haneke, Pawlikowski, y el español Álex de la Iglesia; completan lo candidatos a la mejor dirección el italiano Roberto Faenza con Alla luce del sole y el rumano Cristi Puiu por La muerte de Mr. Lazarescu Álex de la Iglesia, ayer en Sevilla cuya película Manderley segunda entrega de su supuesta trilogía de puntillas- -sin pisar- -por Estados Unidos, no aparece en ninguno de los PEPE ORTEGA apartados importantes (se ha elegido candidato a su músico, Joachim Holbek, y a su cámara, Anthony Dod Mantle) Actores y actrices En los apartados de actores y actrices, los nombres no se han alejado mucho de los título ya mencionados. Así, están en esta lista Juliette Binoche y Daniel Auteuil Caché Ulrich Thomsen y Connie Nielsen Hermanos Jérémy Renier L enfant Julia Sophie Scholl Audrey Tatou Largo domingo de noviazgo Sandra Ciccarelli La vita que vorrei En fin, que en la próxima entrega de los Premios Europeos, tras las votaciones definitivas de los mil seiscientos miembros de la Academia, y que se celebrará en Berlín el 3 de diciembre, el cine español estará un poco despistado. Aunque no ha ido el único en despistarse, pues, por ejemplo, sorprenden ausencias importantes del cine europeo oficial, como Lars Von Triers,