Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad LUNES 7 11 2005 ABC LUIS CARBONEL Presidente de la Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa) La manifestación del 12- N no es del PP ni de los obispos, sino de toda la sociedad MADRID. Desde el principio he tenido la preocupación de que esta manifestación fuera de la sociedad entera, no del Partido Popular ni de la Conferencia Episcopal, porque nació por iniciativa de los padres que con sentido de responsabilidad por la educación de sus hijos quieren mostrar su desacuerdo con la Ley Orgánica de Educación (LOE) Con estas palabras, el presidente de la Concapa, Luis Carbonel, quiere expresar el alcance de la protesta contra la reforma educativa del Gobierno que tendrá lugar en Madrid el próximo sábado, día 12. ¿Quién está en realidad tras esta manifestación? -Estamos llamando a toda la sociedad, creyentes y no creyentes, padres, profesores y alumnos, a participar para exigir calidad educativa para todos. De hecho, hay varias organizaciones islámicas inscritas para participar. ¿Qué tiene la LOE para suscitar ese rechazo? -Nuestra ministra de Educación presume de que la ley no gusta a nadie, como si eso fuera un punto a favor de la reforma, en lugar de una buena razón para modificarla a fondo. ¿Dónde están sus desacuerdos con la ley? -Es una ley sin consenso, no resuelve los problemas de fracaso escolar, no garantiza la elección de centro por parte de los padres ni la educación gratuita en Infantil en los centros concertados, desmembra el sistema educativo y propicia 17 sistemas diferentes. Además, no garantiza los conciertos y obstaculiza el derecho a la libertad de educación y a elegir la formación religiosa que los padres deseen para sus hijos. -Vayamos por partes... -La ley es sólo del Gobierno, que no ha contado con nadie para elaborar el proyecto. Nosotros ni siquiera hemos sido recibidos por el presidente del Ejecutivo para presentarle los tres millones de firmas en favor de la Religión, en una prueba evidente de ese talante del que alardea Zapatero. -Pero, ¿no han hablado con la ministra de Educación? -Bueno. Fue un entrevista protocolaria para guardar las formas. -Los convocantes de la manifestación han elegido el fracaso escolar como lema principal de su protesta, ¿Puede hablarnos de lo esencial de sus reivindicaciones? -Reivindicamos el reconocimiento de los derechos y libertades que en materia educativa recoge nuestra Constitución y que la reforma ignora, tales como el derecho de los padres a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos y el de crear y dirigir colegios con un ideario concreto. Sólo si el Gobierno retira la LOE cesarán las protestas dice el presidente de la Concapa, Luis Carbonel, ante la manifestación del próximo sábado en Madrid TEXTO: MILAGROS ASENJO FOTO: DANIEL G. LÓPEZ -De sus palabras se deduce que los padres ver cercenado su derecho en el ámbito educativo... -Así es, porque el Estado se atribuye una responsabilidad y un derecho sobre los que sólo tiene una función subsidiaria. Los poderes públicos no tienen derecho a educar a los ciudadanos sino que deben asegurar la libertad de los padres para decidir sobre esta cuestión, sin otros límites que los constitucionales. ¿Qué les lleva a denunciar la ausencia de garantías para elegir centro educativo? -Según el proyecto de LOE, será la Administración correspondiente la que determine el destino de los alumnos en función de una puntuación, lo que significa que se ignora a los padres en esta elección. ¿Y esto hacia dónde conduce? -A que sólo las clases altas puedan elegir la educación de sus hijos en un centro con el ideario de su preferencia, pagándola. Y esto incrementa las desigualdades y vulnera un derecho fundamental. ¿Tiene que ver la financiación de los centros concertados con este derecho? -Sí. A pesar de que son muy demandados y ahorran bastante al contribuyente, son considerados como simples colaboradores del Estado y no como una respuesta a la iniciativa social. En consecuencia, reciben menos de lo que necesitan para subsistir. -Ustedes reclaman también la enseñanza de la Religión en la escuela en igualdad de condiciones con respecto a otras materias... -Lo hacemos porque en esta ley la enseñanza de la Religión queda margina- da y, además, empeora la situación de los profesores que la enseñan. ¿En qué apoyan esta afirmación? -En que el Ministerio de Educación intenta relegar esta asignatura a horarios marginales y que no sea evaluable ni computable. Por el contrario, impone como obligatoria Educación para la Ciudadanía, que no es otra cosa que adoctrinamiento en la moral laica del Estado. ¿Qué cifras de asistencia a la manifestación manejan? -Esperamos superar con creces el medio millón de personas. Y pretendemos que sea un aviso serio para que Rodríguez Zapatero aprenda a servir a la sociedad en lugar de servirse de ella. Estamos hartos de talante; queremos hechos. ¿Creen que va a servir para algo? -Ante la falta de respuesta del Gobierno a nuestras demandas, tenemos obligación de oponernos a esta ley que consideramos nefasta. -Algunos responsabilizan a los padres de no haber logrado un pacto educativo... -Eso no es cierto. El único responsable es el Ministerio de Educación que no ha hecho ningún esfuerzo ni ha facilitado las condiciones para llegar a ese acuerdo. Educación tendría que haberse implicado y no lo ha hecho. ¿Por qué? -Porque quienes dirigen la educación española son totalitarios y carecen de toda credibilidad. ¿De verdad creen que es imposible el diálogo? -Es complicado. ¿Y ahora que la ley ya está en trámite parlamentario? -La posibilidad es mucho más lejana porque el Gobierno ha intentado engañar a la sociedad y mantiene el mismo discurso de que ha habido debate, cuando no ha tenido en cuenta ni la opinión del Consejo Escolar del Estado ni del Consejo de Estado, que ha mostrado unánimemente fuertes críticas, como la ausencia de pruebas objetivas o la valoración del esfuerzo. ¿Estaría Concapa dispuesta a ceder en algo? -Hay cuestiones irrenunciables como el derecho a elegir centro y modelo educativo, la enseñanza de la Religión y la promoción de medidas para garantizar la calidad y evitar el fracaso escolar, que es de los más altos de los países desarrollados, como se desprende del informe Pisa. ¿Cuál es su condición para acabar con las protestas? -Sólo frenaríamos las manifestaciones, que seguirán tras la del día 12, si el Gobierno retirara el proyecto de la LOE y promoviera otro consensuado.