Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 LUNES 7 11 2005 ABC Madrid Investigan que el joven de Ciudad Lineal muriera por defender de los latin kings a una amiga Molestaron a la chica con un comentario ofensivo, y Jimmy se lo recriminó b Los cuatro detenidos no han Las claves de la violencia Reyertas. Suelen ser el móvil estrella de quienes deciden terminar, por las buenas, con la vida de otra persona. Según los primeros indicios, 15 de los 50 asesinatos perpetrados este año en la región tenían como trasfondo una pelea. De cualquier modo, estos datos, a falta de la resolución total de los casos, pueden sufrir variaciones. Entre los motivos de las reyertas hay de todo: desde discusiones entre indigentes a un insulto o comentario de mal gusto. Ajustes de cuentas. Son los crímenes que se cometen sobre la base de un delito, y en ellos pueden tomar parte redes delictivas y grupos organizados. En estos casos, la brutalidad puede ser extrema. Se han dado, al menos, 13 desde enero. La droga suele actuar como telón de fondo; pero también asesinatos cometidos con anterioridad. Fue el caso de Joaquín Carrasco Montoya, quien cayó tiroteado debajo del Puente de Vallecas dos semanas después de que, presuntamente, acabara con la vida de Emilio Romero López a las puertas de un pub situado en la calle del Río Júcar de Móstoles. Bandas latinas. Se han cobrado tres vidas este año en Madrid. Sin embargo, sólo en una de ellas se produjo un enfrentamiento directo entre dos clanes rivales- ñetas contra latins ocurrió a finales de abril en la plaza de las Peñuelas (Arganzuela) En los otros dos casos (Plaza Elíptica, 15 de septiembre, y la muerte de Jimmy) parece que las víctimas no tenían vinculación con este mundo de pandilleros. Violencia doméstica. Siete casos han terminado en otros tantos óbitos. En cuatro, las víctimas fueron mujeres. El último se produjo el viernes en Puente de Vallecas, cuando una toxicómana mató a su reciente novio, lo amortajó y, después, intentó quitarse la vida con un cuchillo, quemándose y dejando abierto el gas. Sobrevivió. Violencia familiar. Cuatro muertes se ha cobrado. Tres de ellos han sido parricidios. A ellos habría que sumar la muerte de un niño de 3 años, también en Puente de Vallecas, después de que su padre intentara suicidarse. Sin embargo, se considera homicidio involuntario. El cuarto caso es el del nigeriano Frid Geizer, quien, presuntamente, mató a cuchilladas a su hermano, con quien compartía piso, el 10 de abril en Alcalá de Henares. arrojado luz en su declaración; dos de ellos se encuentran internados en el centro de menores de Carabanchel; Jimmy fue enterrado ayer CARLOS HIDALGO MADRID. Le acuchillaron por defender a una amiga. Ésa es la hipótesis que cobra más fuerza dentro de las investigaciones que se encuentra realizando el Grupo VI de Homicidios sobre el brutal asesinato que tuvo como escenario la madrugada del pasado sábado la plaza de la Ciudad Lineal. En él cayó muerto el joven dominicano de 18 años Jimmy Junior Ureña del Villar. El fallecido, que llevaba sólo cinco meses residiendo en España junto a su madre, Jacqueline, se dirigía a la zona conocida como la Cruz de los Caídos junto a cinco o seis chicas, una de ellas, su novia. Después de pasar un rato por la zona, se disponía a volver en Metro a su casa de la zona de Urgel (Carabanchel) Cuando llegaron a la plaza, se encontraba allí un grupo bastante amplio de suramericanos. La investigación se decanta por que los integrantes del grupo agresor, miembros de la banda de los latin kings hicieran un comentario obsceno y ofensivo hacia una de las amigas de Jimmy, a lo que éste respondió increpándoles y tratando de defenderla. A partir de ahí, todo fue muy rápido. Cinco o seis personas se dirigieron a Jimmy, y se enzarzaron en una pelea. El chico sufrió una tunda de golpes y, encontrándose indefenso, le asestaron hasta seis puñaladas por la espalda, la más grave, en el abdomen, que incluso le afectaron a un riñón. Lo que sí parece claro es que la chica violentada no era la novia de la víctima, y que los agresores iban concretamente a por él, y no el resto del grupo, quizá por tratarse del único varón y porque fue quien les plantó cara ante el agravio que sufrió su amiga. Aunque la plaza es bastante concurrida, con un centro comercial justo enfrente, el punto concreto donde se produjo la mortal agresión está algo alejada de la vista general, pues se trata de un pequeño jardín situado entre el cruce de Alcalá con la calle de los Misterios, justo detrás de varias paradas de autobuses. De este modo, el relato de las amigas y la novia de Jimmy, y también el de los cuatro detenidos por los hechos, podría resultar de capital importancia para arrojar luz sobre el cri- men. Sin embargo, al cierre de la edición de ayer, los detenidos- -dos menores y dos mayores de edad- todos de origen ecuatoriano, no declararon nada esclarecedor al respecto. Los que aún tienen 17 años permanecen internados en el centro de menores de Carabanchel. La Policía Nacional los apresó horas después de producirse el homicidio, en la calle de José del Hierro. Los chicos intentaron zafarse de los agentes, pero sin éxito. Además, cerca del lugar del crimen fue hallada parte del arma asesina, un trozo de la cuchilla. A la espera de calibrar el grado de implicación de los cuatro detenidos- -quien realizó las mortales puñaladas fue sólo una persona- los investigadores continúan buscando a más personas que pudieran estar involucradas en el asunto. Para ello cuentan también con la colaboración de la Policía Municipal del distrito de Ciudad Lineal. De tres nacionalidades distintas Según el relato de los testigos, entre los miembros del grupo de latin kings había, al menos, personas de tres nacionalidades distintas: ecuatorianos, dominicanos e, incluso, algún español. Algunas de ellos eran chicas. Momentos después del asesinato, una de las acompañantes de Jimmy relataba: Fui yo quien le pidió que se quedara un rato conmigo, porque él Los investigadores creen que en el grupo podría haber españoles Cuatro o cinco chicos fueron quienes agredieron a Jimmy El 60 por ciento de las víctimas mortales de este año era de nacionalidad española Los españoles son las principales víctimas mortales de los asesinatos que se cometen en Madrid. Así se desprende del listado oficial de fallecidos de manera violenta, que suman 50 en lo que va de año en la región. Dentro de esta nacionalidad, que supone el 60 por ciento del total, se pueden recordar los casos del agente de la Policía Nacional José Manuel Álvarez Pacios, segundo crimen del año, perpetrado el 5 de enero en Vicálvaro en un turbio ajuste de cuentas. Otra de las muertes que hizo correr ríos de tinta fue el del menor de edad Manuel González Carmona, asesinado por un dominicano la tarde del 2 de mayo en Villaverde. Este crimen trajo consigo importantes incidentes en ese distrito y enfrentamientos entre españoles e inmigrantes que terminaron con lesiones a unas 40 personas y la puesta en marcha de un plan especial en la zona. A los españoles, aunque muy de lejos, le siguen los colombianos, con cuatro muertes. El primer crimen del año, precisamente, fue el de un hombre de esta nacionalidad: el cadáver de Iván Fernando Ariza aparecía flotando en la ribera de San Pedro el 3 de enero con siete puñaladas. El resto de nacionalidades afectadas, con una víctima cada una, son la República Dominicana, Guinea- Bissau, Filipinas, Nigeria, Holanda, Marruecos, Congo, Polonia, Bulgaria y Ecuador. Pero también se da el caso de cadáveres sin identificar, como un tronco aparecido en Valdemingómez.