Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional HACIA EL PROCESO DE NEGOCIACIÓN LUNES 7 11 2005 ABC El PSN no cierra la puerta al nacionalismo El PSN, en palabras de su secretario general, Carlos Chivite, descarta cualquier posibilidad de gobierno con UPN. Su estrategia se dirige a ganar el espacio electoral entre UPN y Nafarroa Bai, a costa de IU y CDN. Pero el PSN no acaba de lograr la unidad dentro de sus filas. El sector crítico, liderado por el anterior secretario general, Juan José Lizarbe, considera que el partido no está definiendo el modelo de alternativa con el que aspira a gobernar en 2007. A ello se suma que no termina de explicar si estaría dispuestos o no a aceptar el apoyo del nacionalismo para hacerse con el Gobierno autónomo. Un apoyo que no dudaron en aceptar al inicio de esta legislatura para hacerse con las alcaldías de cinco municipios de peso: Estella, Tafalla, Sangüesa, Burlada y Barañáin. Otegi, junto a otros manifestantes, anteayer, delante de la casa cuartel de la Guardia Civil de Vera de Bidasoa EFE Batasuna diseña un plan para atraerse al PSOE y tener la llave de gobierno en Navarra tras las elecciones de 2007 La coalición quiere propiciar otra mesa de partidos en la Comunidad Foral en la ERC navarra en la Comunidad Foral, con el papel que tuvo en la anterior legislatura en el País Vasco, cuando fiscalizó a Ibarretxe B. LÓPEZ J. PAGOLA MADRID PAMPLONA. Batasuna, convencida de que podrá presentarse a las elecciones municipales y autonómicas de 2007, diseña una estrategia para recuperar su presencia institucional en Navarra, atraerse al PSN- PSOE y, de esta manera, ser la llave que le permita influir en la gobernabilidad de la Comunidad Foral. Un papel que adoptó en la anterior legislatura en el País Vasco, cuando fiscalizó al Ejecutivo de Ibarretxe. El equilibrio de fuerzas entre UPN- CDN (ahora mayoritarias) y PSN, si contara con el apoyo de PNV, EA y Aralar, permitiría a los proetarras inclinar la balanza. Sin presencia en Navarra, la táctica negociadora de Batasuna, que contempla una mesa de partidos para abordar la autodeterminación paralela a la que siente al Gobierno y a ETA para hablar de presos y desmilitarización del conflicto queda coja. Pese a estar ilegalizada, en el País Vasco sí tiene en la práctica presencia institucional, ya que actúa en el Parlamento de Vitoria a través de EHAK y, además, el lendakari le cita en sus ronda de contacb Pretende convertirse tos. Asimismo, en el suroeste de Francia dispone de las simpatías de una serie de alcaldes y concejales que acaban de firmar un documento en el que piden la creación de un Departamento propio para los vascos de ese lado. Así pues, la coalición abertzale pretende convertir al Viejo Reino en el campo de pruebas. La primera cita electoral prevista, la de 2007, le permite, según sus aspiraciones, preparar el asalto a los ayuntamientos y al Parlamento navarro. Sus dirigentes están convencidos, en el nuevo escenario prenegociador, que para entonces, si no son ya legales, al menos podrán concurrir a las urnas en plataformas abertzales. Los oráculos, en forma de permisibilidad por parte del Ejecutivo de Zapatero, les son favorables en ese sentido. Hace unas semanas, los proetarras pudieron celebrar en Alsasua su asamblea nacional. La elección de una localidad navarra para reunir a la citada asamblea no es casual, ya que quiere transmitir a sus simpatizantes que también en la Comunidad Foral ha superado la política de ilegalización y, además, se propone recuperar el voto que en los últimos comicios se lleva- ron los traidores de Nafarroa Bai. Tal es su euforia que Batasuna acaba de rechazar una oferta de esta coalición para concurrir juntos a las urnas. La patente de la permisibilidad, que hasta ayer parecía ser exclusiva de la Consejería del Interior del Gobierno vasco, en la actual coyuntura parece ser compartida por el Ejecutivo de Zapatero. Batasuna, según las fuentes consultadas, pretende aprovecharse de la debilidad del PSN- -que no acaba de consolidarse como alternativa de poder que desbanque por sí sola a UPN- así como de los gestos de Zapatero para recuperar esa influencia y constituirse en la ERC navarra Optimismo de los abertzales Recuperar presencia en los ayuntamientos y convertirse en llave de la gobernabilidad de la Comunidad Foral es vital para la estrategia negociadora de Batasuna. Creen que si sostienen al futuro Ejecutivo navarro, por acción u omisión, pueden influir para que, como en el País Vasco, se llegue a la constitución de una mesa de partidos que aborde un cambio del marco político en la Comunidad Foral. La ponencia política que ha distribuido la mesa nacional de Batasuna entre sus bases, con motivo del debate Bide Eginez refleja ese optimismo de los dirigentes de Batasuna sobre su regreso a las instituciones cuando admite que para lograr la autodeterminación hay que partir de cada realidad política, las del País Vasco, Navarra y País Vasco francés. ¿Cómo se puede participar en ese proceso de construcción nacional que parte del marco político actual, si no es disponiendo de presencia en las instituciones? En ese contexto, nacionalistas y abertzales se afanan por afianzar posiciones en el futuro escenario. Fruto de ello es el cruce de acusaciones que se ha avivado en las últimas semanas.