Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LA POLÉMICA TERRITORIAL DIVERGENCIAS EN EL PSOE LUNES 7 11 2005 ABC Maragall, Ibarra y Bono tienen orígenes políticos y personales dispares que se traducen en concepciones distintas del socialismo y de España. Además, un cuarto de siglo de cohabitación hace que los tres dispongan de un memorial de agravios, que en ocasiones también subyace en sus agrios enfrentamientos públicos Los tres tenores de Zapatero TEXTO: GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. A finales de los años noventa se acuñó la expresión los tres tenores para referirse a Manuel Chaves, José Bono y Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que no sólo se erigieron en albaceas de Felipe González dentro del PSOE sino que desde los gobiernos de sus respectivas comunidades expandieron su influencia en la política nacional puenteando a Joaquín Almunia como secretario general del PSOE. Los entonces presidentes de Andalucía, Castilla- La Mancha y Extremadura firmaron en octubre de 1998, a espaldas de aquél, la Declaración de Mérida en la que proclamaban la vigencia de la Constitución y renovaban su apuesta por el Estado de las Autonomías, como reacción al Pacto de Estella y a la Declaración de Barcelona suscrita meses antes por PNV, CiU y BNG. Simultáneamente, el PSC, con Pasqual Maragall como referencia, acentuaba su discurso federalista. Todos ellos forman parte de la herencia recibida por José Luis Rodríguez Zapatero, que hizo encaje de bolillos para que el PSOE volviera a actuar como una sola orquesta. Pero, en un contexto político que recuerda aquel por lo enconado del debate territorial, vuelven a anunciarse en el cartel los tres tenores aunque refundados, pues ya no son lo mismo ni los mismos. Foto de familia de los barones del PSOE en Santillana del Mar, en agosto de 2003 EFE La refundación de los tenores Con Chaves obligado a desempeñar el papel de apuntador -conciliador- -por su condición de presidente del PSOE y con Maragall convertido en presidente de la Generalitat, el catalán parece haber ocupado en el grupo el lugar- -que no el papel- -del andaluz, un cambio que no es menor pues si antes los tres tenores interpretaban la misma partitura, ahora se superponen las piezas con un resultado cacofónico. Del grupo original sólo Ibarra sigue siendo aquel, mientras que Bono, aunque viste otro uniforme, no renuncia a tocar el mismo instrumento ni tampoco a interpretar la misma partitura. Maragall, Bono e Ibarra sólo comparten, además de su adscripción al socialismo español, una trayectoria victoriosa en las urnas: el primero ha sido el más votado en cuantas elecciones se ha presentado- -al Ayuntamiento de Barcelona o a la presidencia de la Generalitat- el segundo cosechó cinco mayorías absolutas consecutivas en Castilla- La Mancha y el tercero va por su sexta legislatura en Extremadura. Más allá del dato formal de que Maragall milita en el PSC y Bono e Ibarra en el PSOE- -legalmente son dos partidos distintos- los tres han llegado al socialismo por caminos distintos y representan sensibilidades diferentes, lo que se traduce en ideas diversas del partido y de España. Bono no halló apoyo en Maragall para tener el liderazgo del PSOE que le hubiera permitido optar a La Moncloa Si nos remontamos a los orígenes, Bono llegó al PSOE desde el PSP, el partido de cuadros de Enrique Tierno Galván, tan popular entre los ciudadanos como denostado por sus correligionarios. Maragall comenzó su militancia política en el FOC (Frente Obrero de Cataluña) de donde pasó a Convergencia Socialista, uno de los grupos que luego se fundirían en el PSC. Sólo Ibarra es, de siempre, militante del PSOE. Y esto, en sí mismo, ya marca diferencias. Mientras que Ibarra es un hombre de partido por los cuatro costados, Bono compitió por la secretaría general del PSOE- -según confesión propia- -sólo porque era una plataforma imprescindible para poder aspirar a la presidencia del Gobierno, y Maragall es partidario de los líderes fuertes con partidos que limitan su papel al de Maragall cree que si Extremadura tiene hoy más ordenadores por alumno es gracias a la solidaridad catalana maquinarias electorales al estilo de los Estados Unidos. Si Bono conquistó sus mayorías absolutas robando votos de la derecha, Maragall se mueve en los caladeros del filo nacionalismo e Ibarra se lo juega todo a la carta del socialismo clásico lo que a la postre transmite también una fuerte identificación con la composición sociológica de sus territorios de origen. Ibarra, el único que es del PSOE de siempre, proclama que se hizo socialista para eliminar desigualdades Y, llegados a la cuestión de fondo de la idea de España, mientras que Bono e Ibarra se encuadran en las tradiciones más centralistas, habiendo llegado el extremeño a proclamar que gracias a presidentes autonómicos como ellos dos, Chaves y Fraga se evitaba el cuarteamiento de España a manos de los nacionalistas, Maragall tiene una visión federalista confesa en la que sostiene que es compatible el amor por Cataluña y por España. Todos han cohabitado durante un cuarto de siglo en la casa común del socialismo español y, como en toda larga convivencia, tanto tiempo ha generado un memorial de agravios, que, en ocasiones, subyace en sus agrios enfrentamientos públicos. Así, Bono no encontró en el PSC, y menos aún en Maragall, apoyo a su candidatura para asumir el liderazgo del PSOE por el rechazo que provocaba su concepción centralista del Estado y su modelo autoritario de dirección del partido. A Maragall le llevan los demonios cuando comprueba que hoy las escuelas de Extremadura tienen más ordenadores por alumno que las catalanas, lo que atribuye a la solidaridad de Cataluña con las comunidades más desfavorecidas. Ibarra proclama que si se hizo socialista fue para eliminar desigualdades. Orígenes e ideas distintos También son dispares sus orígenes personales, pues si Maragall procede de una familia de la alta burguesía catalana, Bono tiene a gala proclamar sus orígenes humildes- -su padre tenía una tienda y fue alcalde- e Ibarra procede de una familia de clase media asalariada- -su padre era inspector de seguros- SE VENDE EMPRESA DE SERVICIOS (CONTROLADORES- LIMPIEZA) FACTURACION ANUAL: 2 MILLONES? Tels. 607 523 947- 660 562 523